Edición del Jueves 29 de julio de 2010

Edición completa del día

Acuerdo para monitorear la pastera - Edición Impresa - Información General Información General

El control no será permanente

Acuerdo para monitorear la pastera

Lo firmaron Cristina y Mujica, y lo anunciaron los cancilleres en una ríspida conferencia de prensa. Los términos no conforman a los asambleístas.

 

De la redacción de El Litoral

politica@ellitoral.com

DyN

En un paso importante para superar el diferendo entre los dos países, Argentina y Uruguay acordaron finalmente iniciar el monitoreo conjunto del río Uruguay y de la pastera UPM, ex Botnia, ubicada en la ciudad oriental de Fray Bentos frente a la ciudad argentina de Gualeguaychú.

“Le encontramos la respuesta a un problema de años que teníamos que superar”, evaluó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Consideró que “es un acuerdo ejemplar” y destacó la relación con el mandatario uruguayo, al señalar que “siempre tenemos muy buena onda”.

El anuncio se hizo en la residencia de Olivos, al término del encuentro que la primera mandataria mantuvo con su par uruguayo, José “Pepe” Mujica junto a sus cancilleres, Héctor Timerman y Luis Almagro.

Malas reacciones

Los dos ministros fueron los encargados de brindar los detalles del entendimiento ante la prensa y coincidieron en resaltar su satisfacción “por el acuerdo alcanzado por la voluntad de los presidentes”, según dijeron.

Ante un pregunta, Timerman se mostró muy molesto y evitó opinar si el entendimiento satisfacerá a los asambleístas de Gualeguaychú: “Yo no creo, yo trabajo, mi tarea no es adivinar el futuro”, dijo tajante ante la mirada incómoda de su par uruguayo.

De hecho, la reacción de los asambleístas fue negativa: “Prevaleció la posición uruguaya y el acuerdo es pésimo” para el país, aseguran. No obstante, destacan que respetarán “el levantamiento del corte (de la Ruta 136) durante el tiempo acordado y luego decidirán futuras medidas”.

Para el activista José Pouler, la conformación del comité científico “es más de lo mismo si los especialistas argentinos no pueden entrar a la pastera, verificar y establecer ellos los parámetros de control ambiental. No se puede controlar con los parámetros ambientales que establezca Uruguay”.

El acuerdo

Luego de casi dos horas de reunión, Fernández de Kirchner y Mujica acordaron “conformar en el plazo de 30 días en el seno del Caru (Comisión Administradora del Río Uruguay) un comité científico integrado por dos científicos uruguayos y dos argentinos a elección de cada país”.

Su función “será monitorear el río Uruguay y todos los establecimientos industriales, agrícolas y centros urbanos que vuelcan sus efluentes al río Uruguay y sus áreas de influencia”.

La tarea emprendida “comenzará con la planta de Botnia UPM y la desembocadura del río Gualeguaychú en el río Uruguay, seguirá en Argentina con un establecimiento en el lugar a elección de la parte uruguaya” y luego “continuará alternativamente en uno y otro país”.

Cuando se trate de un monitoreo en la margen izquierda del río, “las acciones estarán a cargo de la Dinama, acompañada por el Comité Científico de la Caru y se usarán para todos los monitoreos la normativa de la Caru y la uruguaya que sea de aplicación”.

En tanto, cuando se trate de la margen derecha del río, las acciones estarán a cargo de la autoridad argentina de aplicación acompañada también por el Comité y “se usarán para todos los monitoreos la normativa de la Caru y la argentina que sea de aplicación”.

La autoridad de aplicación tomará muestras por duplicado, “una de las cuales será entregada en el acto al Comité Científico de la Caru”. Las determinaciones “incluirán la utilización de censores, así como todas las otras innovaciones científicas y tecnológicas que las partes acuerden necesarios para el monitoreo de los efluentes líquidos y las emisiones gaseosas que puedan acceder” al río.

El acuerdo rubricado por los dos presidentes especifica que “el número máximo de ingresos de control del Comité Científico en cada establecimiento a monitorear será de hasta doce veces por año” y que la información que se obtenga del monitoreo “será pública, respetando los tiempos científicos”.

Acuerdo para monitorear la pastera

Los cancilleres Luis Almagro y Héctor Timerman difundieron los alcances del documento firmado por Cristina Fernández de Kirchner y José Mujica.

Foto: Presidencia de la Nación

Satisfacción

El acuerdo alcanzado ayer entre Argentina y Uruguay para monitorear el estado ambiental de uno de los ríos fronterizos fue reflejado hoy como un éxito por la prensa del vecino país, que incluso desde posturas opositoras consideraron que se lograron bajar las pretensiones argentinas y poner fin al conflicto binacional. Así, el diario El País, habitualmente distante del gobierno de la coalición de izquierda Frente Amplio, colocó como título principal de tapa: “Mujica logró acuerdo que bajó pretensión argentina”. Como bajada de la más importante de sus notas políticas reforzó la idea al señalar que “el acuerdo moderó los planteos argentinos y satisfizo a Uruguay” y precisó que “no habrá control permanente argentino en UPM”.

Superación

El conflicto entre la Argentina y Uruguay por la instalación de la pastera, que enfrentó en su momento a los presidentes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, comenzó a desactivarse con la asunción de Mujica y el posterior fallo de la corte internacional de La Haya. En varias reuniones bilaterales que tuvieron como trasfondo la protesta de los asambleístas de Gualeguaychú, Cristina Fernández y el actual mandatario uruguayo aceleraron la búsqueda de un entendimiento hasta que ayer convinieron la metodología para el monitoreo conjunto del río y dieron así el primer paso definitivo para la superación total del diferendo.

/// EL DATO

/// LO IMPORTANTE



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 29 de julio de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?