Edición del Jueves 29 de julio de 2010

Edición completa del día

El repunte de maquinaria agrícola con problemas por la importación - Edición Impresa - Política | Economía Política

Otro “efecto Moreno”

El repunte de maquinaria agrícola

con problemas por la importación

El freno oficial a los insumos importados o a la llegada de máquinas que no se produce en el país alteran el buen ritmo de producción y ventas en el sector.

De la redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

DyN

La venta de maquinarias agrícolas, tales como cosechadoras, tractores u otros implementos para el campo, logró repuntar con respecto a años anteriores, aunque la posibilidad de lograr un despegue mayor se ve frenada por la política oficial en materia de importaciones de repuestos, señalaron empresarios del sector.

En el caso del transporte de granos, la venta de nuevas unidades y equipos se ve afectada por una tarifa retrasada y por el fuerte impacto que tienen cuestiones tales como el combustible, el salario de choferes y el ajuste en el segmento de seguros. Martín Médica, gerente de Territorio del Massey Ferguson, afirmó que “actualmente hay muchas consultas y las condiciones para concretar ventas (de maquinaria) están” por las buenas condiciones climáticas y de precios que presentan los granos, oleaginosas y también la ganadería.

“El cliente está en comprador -aseguró Médica- y se están cerrando operaciones”. Sin embargo, el directivo de Massey Ferguson, empresa fabricante de tractores que importa de Brasil, manifestó que “este objetivo está limitado sólo por una cuestión de carácter político, algo que se puede llegar a solucionar en algún momento”.

El sector de la maquinaria agrícola se vio afectado durante el presente año por las trabas que presentan las empresas que abastecen tractores, cosechadoras y otros implementos agrícolas, fabricados en Brasil, Estados Unidos y Europa, producto de la decisión del gobierno de contener los niveles del superávit comercial.

Otra escala

Si bien existen fábricas de tractores que podrían ser vendidos en el mercado local, cuentan con unidades que rondan los 130 y 300 hp de potencia, mientras que el sector ganadero o frutihortícola requiere un equipo de entre 70 y 100 hp, algo que sólo pude ser comprado en el exterior.

Se entiende que la venta esperada de unos 5.000 tractores y de unas 22.000 cosechadoras podría ser mayor si se destrabara la llegada de estos equipos a través de la frontera.

El repunte de maquinaria agrícola con problemas por la importación

La limitante preocupa a los industriales. Nuestra provincia es una de las que más produce en esta materia.

Foto: Archivo El Litoral

Piso

Según Ivaldi, las ventas de remolques -acoplados y semirremolques-, un instrumento vital para abastecer al sector del autotransporte de productos agrícolas, cayó a un piso de 13 mil unidades cero kilómetro y estimó que, en este caso, la posibilidad de fortalecer al sector transportista pasa por la requerida suba de las tarifas del transporte y la baja de costos en combustibles e insumos. “Hoy se debe pelear por una tarifa que está muy baja”, admitió Ivaldi.

/// EL DATO

Faltan inversiones

El economista de Abeceb.com Dante Sica destacó la necesidad de mejorar los niveles de inversión ante un consumo creciente, así como la alta tasa de utilización de la capacidad instalada de las empresas, y advirtió que, “en la medida en que no reaccione, la presión sobre precios va a estar latente”.

El economista analizó los datos surgidos de la encuesta realizada por D’Alessio Irol para el Instituto de Desarrollo Empresarial de la Argentina (Idea). El sondeo reveló la tasa creciente de la capacidad instalada: el 54 por ciento de las empresas opera entre un 85 al 100 por ciento de su capacidad, el 28 por ciento está en la franja del 71 a 85 por ciento y el 18, entre un 50 a 70 por ciento.

Al respecto, Sica pronosticó que el consumo “seguirá creciendo en el segundo semestre, ya que tendrán pleno efecto las subas salariales, y medidas, como las anunciadas hoy de alza en la asignación universal por hijo, continuarán impulsando la demanda”.

Para el economista, el consumo también sube en parte por las altas expectativas inflacionarias. A su vez, sostuvo que, por la creciente demanda interna y la alta utilización de la capacidad instalada, se “empiezan a generar cuellos de botella” en algunos sectores.

Estimó que, ante el actual contexto de alta utilización de capacidad instalada, y creciente consumo, falta “dinamismo en el proceso de inversión. En la medida en que la inversión no reaccione, la presión sobre precios va a estar latente”, alertó.

En este sentido, evaluó que entre las causas de la falta de proyectos de inversión están “la incertidumbre política, con un final abierto para el 2011, y la restricción al financiamiento. Pese a las buenas condiciones macroeconómicas, al empresario le cuesta tomar la decisión de sacar plata del bolsillo para invertir”, concluyó.

vn



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 29 de julio de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?