Edición del Lunes 04 de octubre de 2010

Edición completa del día

Gamboa metió “tiki tiki” y se vio al mejor Colón - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

El primer tiempo sabalero ante Olimpo fue brillante...

Gamboa metió “tiki tiki” y se vio al mejor Colón

Gamboa metió “tiki tiki” y se vio al mejor Colón

A puro festejo. Federico Higuaín demostró su gran chapa goleadora con un partido casi perfecto: dos goles y dos tiros en los palos, para la alegría sabalera en Bahía. Foto: Gentileza diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca.

El Negro le sacó jugo a la fruta de Mohamed y le dio un nivel al equipo pocas veces visto en los últimos tiempos. Lo del complemento empalideció 45 minutos iniciales de altísimo vuelo.

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Bahía Blanca)

Una “pinturita” el primer tiempo de Colón. Confiado en el manejo de la pelota y estableciendo diferencias muy claras en el trámite, que se trasladaron rápida y merecidamente al marcador. Colón no se fue al vestuario con un 3-0 regalado o producto sólo de la eficacia o de la flojísima actuación del adversario. Se fue al descanso ganando 3 a 0 porque jugó realmente bien, porque manejó la pelota con una claridad y precisión difícil de encontrar en el fútbol actual, donde parece que todo se tiene que hacer en base a la velocidad, al estado físico, a la dinámica y al practicismo. Colón fue muy práctico, es cierto, porque tuvo un gran aliado: la eficacia ofensiva para marcar tres goles en 45 minutos. Pero fue la consecuencia de un desempeño que rozó lo brillante. Y aquí está el gran mérito y halago para este equipo de Gamboa.

¿Qué hizo de distinto este Colón de Gamboa al que habíamos visto el sábado pasado con la dupla Sciacqua-Marioni? Desde lo táctico, el hecho de jugar con un 4-3-1-2 (con San Lorenzo fue 4-4-2). Desde la idea futbolera, la sana intención de tocar, de ser protagonista, de juntarse y de buscarse en todos los sectores de la cancha. Con Higuaín -enorme figura en el primer tiempo- jugando de enganche y con Damián Díaz rociando el campo de juego de generosidad y brillantez para hacer cosas diferentes con la pelota. Así, el equipo descansó en el manejo de ellos dos, a quienes se asociaron Moreno y Fabianesi por el sector derecho, alguna subida esporádica de Quilez como ocurrió en la jugada del primer gol y en la movilidad permanente de los dos delanteros.

Lástima que Colón no consiguió sostener esa apabullante superioridad en el segundo tiempo. ¿Habrá regulado?, ¿se habrá cansado?, ¿habrá sido virtud del rival, que cambió el desorden y la confusión del primer tiempo por otro tipo de entrega física y futbolística en el segundo? Todo puede ser. Pero ese “tiki tiki” sabalero de la parte inicial no se trasladó al segundo tiempo, se quedó en el vestuario y apenas si Damián Díaz, con dos o tres jugadas de notable sello futbolero, se encargó de hacer algo distinto y de armar jugadas que terminaron con Quiroga y Lessman en clara posición de gol frente a un Tombolini más determinante en el segundo tiempo.

Del Turco al Negro

Es muy respetuoso Gamboa y se nota que lo aprecia de verdad al Turco. Pero además, el Negro sabe que le ha quedado un material interesante y al que ya le empezó a sacar jugo. Este equipo lo armó Mohamed a gusto y placer. Y es posible que el Turco haya querido que alguna vez se juegue como lo hizo el equipo en el primer tiempo. Pero sólo lo consiguió en cuentagotas. Y ese hecho de ser esporádico en las demostraciones de vuelo futbolístico, hicieron que tuviera que dar un paso al costado pero a sabiendas de que dejaba un muy buen plantel al que el Negro Gamboa deberá transformar en un muy buen equipo.

Porque eso es Colón. Un plantel que tiene potencialidades que aún no pudieron explotar. Algo se avizoró ante San Lorenzo, y otro poco (o bastante) se pudo ver en la siesta dominguera de Bahía Blanca. La “explosión” del primer tiempo, con individualidades que rayaron a gran altura, es lo que todos esperábamos que se diera con el Turco. ¿Quién puede dudar de que Mohamed no habrá soñado con que el equipo jugara como lo hizo en el primer tiempo de ayer con Gamboa? Nadie. Pero esto que disfrutó el Negro no lo pudo capitalizar el Turco. Quedará para la evaluación de cada uno -sobre todo la del Turco- el porqué no lo consiguió durante los partidos de este torneo en los que estuvo al frente. Lo cierto es que ahora Gamboa puede gozar -con mucho acierto de su parte, más allá del poquísimo tiempo de trabajo- de este plantel que, no tengo la menor duda y lo vengo diciendo desde antes de Quilmes, tiene mucha riqueza y potencial.

¿Se puede sostener el libreto?

Durante la semana se intensificó el análisis en la decisión de Gamboa de tirar toda la carne al asador y jugar con el máximo potencial ofensivo que armó Mohamed. La presencia de dos delanteros (Fuertes y Larrivey) y dos enganches (Higuaín y Damián Díaz), trae aparejada la posibilidad de riesgo. Damián Díaz se para por izquierda y tiene que estar atento a la subida del volante rival o la escalada del marcador de punta. ¿Puede hacerlo? Ha demostrado que sí en estos dos partidos, pero convengamos que su puesto natural es el de enganche, liberándose lo máximo posible de responsabilidades defensivas para dedicarse casi de lleno al armado del juego. Pero también es verdad que Damián Díaz fue uno de los puntos altos en el rendimiento individual ante San Lorenzo y Olimpo. Entonces, la tentación a mantener este esquema y estos intérpretes es absolutamente justificable.

/// SÍNTESIS

Olimpo 2

Colón 3

Olimpo: Tombolini; Jerez, Reynoso, Bianchi Arce y Longo; Castillón, Brum, Vega y Galván; Delorte y Bareiro. Director técnico: Omar de Felippe.

Colón: Pozo; Quilez, Garcé, Goux y Quiroga; Moreno y Fabianesi, Bellone y Díaz; Higuaín; Fuertes y Larrivey. Director técnico: Fernando Gamboa.

Goles: en el primer tiempo, 16m y 45m Higuaín (C) y 24m Moreno y Fabianesi (C); en el segundo tiempo, 18m Tejera (O) y 45m Galván (O).

Cambios: en el segundo tiempo, al comenzar, Tejera por Jerez (O) y Cobo por Longo (O), 16m Salom por Castillón (O), 26m Ramírez por Higuaín (C), 38m Lesman por Larrivey (C) y 44m Facundo Sánchez por Moreno y Fabianesi (C).

Incidencia: a los 24m del primer tiempo Tombolini (O) le detuvo un tiro desde el punto del penal a Fuertes (C).

Amonestados: Reynoso (O) y Fuertes (C).

Estadio: Roberto Carminatti.

Arbitro: Juan Pompei.

Gamboa metió “tiki tiki” y se vio al mejor Colón

El más regular. Damián Díaz mantuvo un excelente nivel durante todo el partido, incluso en el segundo tiempo, cuando Colón bajó mucho su rendimiento.

Foto: Gentileza diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca

 

/// EL DATO

Manuel Porpatto

Como Gamboa no trajo entrenador de arqueros, le dio esa misión a un hombre de la casa. Se trata de Manuel Porpatto, un gran tipo, de extensa trayectoria en el fútbol liguista y que hace varios años que trabaja en la institución, ahora junto a Rossi, en las divisiones menores. Por otra parte, de la lista de 20 viajeros a Bahía Blanca, quedaron al margen de los 18 dos pibes del club: Lucas Mugni y Lucas Acosta.

Creo que el equipo se ha parado mejor con línea de cuatro y que Bellone ha jugado dos partidos muy correctos, con lo cual el dispositivo defensivo se solidificó. La alternativa de desequilibrarse es concreta, pero siempre se dijo, y con razón, que la mejor manera de defenderse es con la pelota. Y Colón tiene jugadores aptos para manejarla más que el rival. Ayer, cuando Colón jugó bien con el balón, marcó muy claras diferencias sobre Olimpo. Cuando se apagaron algunas individualidades, en el segundo tiempo, el equipo se desequilibró y empezó a sufrir en defensa. Sobre estos dos aspectos generales se puede parar Gamboa para potenciar virtudes y solucionar defectos, si es que se decide a continuar en esta tónica de volcar mucha gente en ataque para sorprender al rival.

En fútbol nadie tiene la varita mágica ni la verdad. Desde que se buscaron técnicos para salvarse del descenso y salieron campeones (Banfield) o para apostar a un proyecto a largo plazo (Borghi en Argentinos), todo puede pasar en el fútbol argentino. Huracán no pudo salir campeón siendo el equipo que jugaba más lindo en el Clausura del año pasado y fue porque algo le pudo haber faltado. Entonces, con esta variedad de criterios y de estilos, lo de Gamboa en Colón se puede convertir en algo interesante en la medida en que mantenga esa vocación ofensiva que pregonó (y cumplió) antes del debut ante Olimpo, con intérpretes que se ajustan a la idea. No todo saldrá tan brillante en todos los partidos, como pasó en el primer tiempo ante Olimpo. Pero de eso se trata: de corregir aspectos, de evitar vaivenes como también pasó ayer con la producción en el complemento y de encontrar el equilibrio. Como paso inicial, está más que bien.

3.jpg

Cumplió con un gol. Moreno y Fabianesi cayó en los extremos que tuvo el equipo, con dos tiempos bien marcados, pero le agregó su rapidez para aprovechar el rebote en el penal del “Bichi” y anotar el segundo gol rojinegro.

Foto: Gentileza diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca

El primer tiempo de Colón

De alto vuelo futbolístico y eficacia. Con Damián Díaz e Higuaín (sobre todo este último) como abanderados, y con el resto acompañando en un buen nivel. Lo mejor que se le vio al equipo en el torneo. Iba 3 a 0.

El segundo tiempo de Colón

Comenzó regular y se terminó apagando, salvo Damián Díaz, que siguió haciendo cosas diferentes por el costado izquierdo. No lo pudo liquidar definitivamente y terminó sufriendo en el minuto final, después del gol de Galván. De 3-0 pasó a 3-2.

BAJO LA LUPA

POZO (6). Poco y nada que hacer en los goles. Tuvo bastante trabajo en el segundo tiempo. Había pasado un primer tiempo tranquilo.

QUILEZ (5). Algo complicado con las subidas de Longo, hasta que De Felipe lo sacó. Participó en la jugada del primer gol.

GARCÉ (6). Bien, aunque a veces exagera a la hora de arriesgar. Le sobra categoría al Chino, aunque se abusa de eso.

GOUX (6). Correcto, siempre bien ubicado e importante en el juego aéreo ante un gigante como Delorte.

QUIROGA (5). Se soltó un poco más en el segundo tiempo. Tuvo un mano a mano que quiso definir él y tapó Tombolini cuando entraba Fuertes por el medio para empujarla.

MORENO Y FABIANESI (6). Bastante bien en el primer tiempo, sin incidencia en el complemento. Marcó un gol dudoso, donde pudo haber existido invasión de área en el penal de Fuertes.

BELLONE (6). Se está asentando. Mejor en el primer tiempo, algo complicado en el segundo, cuando entraron Cobo y Salom. Por eso, Gamboa lo puso a Ramírez para que le diera una mano.

DAMIÁN DÍAZ (8). Bien en todo el partido, sin la brillantez de Higuaín en el primero, pero muy confiado en el manejo de la pelota. Hizo cosas de un jugador de una jerarquía diferente.

HIGUAÍN (9). Es cierto que se cayó en el segundo tiempo, pero sería injusto bajarle puntaje por eso. El primer período que hizo fue excepcional: dos goles, uno de ellos tremendo, y gran calidad para ser el eje del equipo.

LARRIVEY (5). Metió un cabezazo en el travesaño y participó en la jugada en la que le hicieron el penal al Bichi. Movedizo.

FUERTES (5). No fue de los mejores partidos del Bichi. En el penal no le pegó como habitualmente lo hace (con fuerza) y permitió que llegara Tombolini. El “balinazo” del tiro libre permitió que, rebote mediante, Higuaín convirtiera el tercero sabalero.

ALFREDO RAMÍREZ (5). Fue un cambio necesario para darle aire a un mediocampo que empezaba a perder y a complicarse.

LESSMAN. Pocos minutos en la cancha; tuvo un mano a mano en el que Tombolini adivinó que la iba a tirar larga para eludirlo.

FACUNDO SÁNCHEZ. Entró cuando restaba sólo el tiempo adicionado al reglamentario y casi no participó.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 04 de octubre de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?