Por el Día de la Soberanía

Harán un monumento con un avión que combatió en Malvinas

1_mg.jpg

Ex combatientes recibieron la aeronave que será utilizada para conmemorar los días de guerra y a los soldados caídos. Foto: Mauricio Garín.

La aeronave llegó ayer a Santa Fe. El piloto Owen Crippa, primero en divisar a la flota inglesa durante la guerra, recuerda el combate.

 

De la Redacción de El Litoral

[email protected]

La Armada Argentina donó al Centro de Soldados ex Combatientes de Malvinas Santa Fe un avión Aeromacchi (matrícula 4-A-136) que cumplió funciones en la guerra de Malvinas en 1982. Ayer, cerca del mediodía, ubicaron la nave que ocupará un lugar de privilegio en la plazoleta Héroes Santafesinos - Gesta de Malvinas ( Pedro Vittori 4200), que se inaugurará el próximo 20, Día de la Soberanía Nacional.

“Es un homenaje, un monumento a los compañeros, a los caídos y al compromiso en las islas”, señaló Adolfo Schweighoffer, presidente del centro de ex combatientes. Los trámites para que la aeronave llegue a Santa Fe comenzaron hace un año y medio. Pronto, “se convertirá en un símbolo de la lucha por nuestra soberanía en las islas”.

Una historia de los días grises

“Es similar al avión que me tocó pilotear en las islas”, dice Owen Crippa (59) piloto de la Primera Escuadrilla Aeronaval en referencia al Aeromacchi. Con voz serena y pausada, cuenta una historia de buques, frío, armas, ataques y amigos que ya no están; la proeza lo convirtió en héroe.

El 20 de mayo de 1982 a la madrugada, el teniente Esteban del Ejército alertó sobre el ingreso de buques ingleses en la zona del Establecimiento San Carlos e informó que se replegaba combatiendo. “Iba sin armas para contener un desembarco. Entonces, desde el comando ordenaron ir urgente al lugar para tratar de apoyar y ver qué pasaba. Preparamos la navegación, la trayectoria para llegar al lugar y el escape”, precisó Crippa.

Inmediatamente el aviador despegó solo y sin el armamento indicado para atacar buques.

“En Monte Dos Hermanas vi que los Harrier habían derribado un helicóptero, continué para San Carlos y sobre el estrecho observé dos buques, me apoyé sobre la costa y seguí hacia la bahía. Cuando iba llegando encontré un helicóptero inglés en vuelo estacionario para detectar aviones enemigos con radar, me preparé para atacar y a mi izquierda vi en la bahía más buques”, precisó Crippa al contar lo que ocurrió en una fracción de segundos. “Se vive así cuando uno se somete a una carga de adrenalina muy fuerte, entonces todo pasa como en cámara lenta y por eso, alcanza el tiempo para pensar qué hacer”, comenta.

Cerca de Dios

En ese instante, Crippa resolvió que era más sencillo atacar un buque que el helicóptero: “Iba girando hacia mi derecha ascendiendo para dispararle al helicóptero y debía generar el giro hacia mi izquierda descendiendo para atacar el buque a 600 kilómetros por hora”. Sin demoras, exigió la nave y la inercia lo llevó sobre el helicóptero británico suspendido en el aire. “Pude ver el gesto de desesperación del piloto inglés, imagino que se asustó mucho”, dice Crippa.

Inmediatamente abrieron fuego y debió generar la defensa a pesar de no tener el armamento indicado. “Tenía que pasar por arriba de los buques a una determinada altura. Primero le tiré a los cañones antiaéreos, provoqué daños menores a los radares, a las posiciones de tiros, lancé cohetes, para retirarme, hice un vuelo rasante entre los buques porque así no iban a poder tirarme. Iba con la mano derecha en el bastón de mando del avión y la izquierda en la palanca para eyectarme”. Pero Crippa suspendió el plan para salir de la zona de fuego cuando, al saltar la península, encontró más buques. “Necesitábamos datos precisos de cuántos eran y dónde estaban ubicados. Me ubiqué en Rincón del Zaino y conté 14 buques, dibujé la bahía y volví para Puerto Argentino con la información”.

Crippa tocó tierra pensando en volver a combatir, pero no se lo permitieron.

Actividades previstas

En el marco de los festejos por el aniversario de la ciudad y por el Día de la Soberanía, además de la inauguración de la plazoleta y el monumento, el Centro de ex Combatientes organizó una serie de actividades.

El jueves 18 y viernes 19, de 9 a 20, comenzará la muestra itinerante de la asociación civil “Veteranos Primera Escuadrilla Aeronaval de Ataque en la Guerra de Malvinas”. Se expondrán fotografías y equipos utilizados en Puerto Argentino por los ex combatientes Luis Castillo, Guillermo Rezk, Ramón Leiva y Alfredo Paniagua. El sábado 20 a las 9.15, entregarán medallas a veteranos e inaugurarán el emplazamiento de la aeronave.

Para consultas por visitas de instituciones educativas comunicarse a los teléfonos: 342- 155014230 / 342- 15514559 / 342- 4524761.

2_mg.jpg

Queremos invitar a todas las escuelas de la ciudad y la región a visitar la sede en esta oportunidad, para que los niños conozcan la historia y el fruto de lo que la mano de obra de los talleres argentinos hicieron”.

Adolfo Schweighoffer,

Centro de Ex Combatientes.