Edición del Sábado 26 de marzo de 2011

Edición completa del día

Se creó una comisión para combatir el trabajo esclavo - Edición Impresa - Campolitoral

Tomada recibió a Buzzi

Se creó una comisión para combatir el trabajo esclavo

El ministro de la cartera laboral y el titular de FAA coincidieron en combatir la informalidad en el sector y decidieron hacerlo en forma conjunta. Además los federados solicitaron actualizar pautas de contratación de mano de obra temporaria. También hubo reunión con Julián Domínguez, quien volvió a prometer la normalización de la comercialización de trigo.

Campolitoral

[email protected]

Los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Agricultura, Julián Domínguez, recibieron el miércoles a una delegación de dirigentes de la Federación Agraria Argentina (FAA), encabezada por su presidente, Eduardo Buzzi, para analizar temas como las trabas a la comercialización de trigo, el trabajo esclavo en el campo y la extranjerización de tierras.

En la reunión con Tomada y su gabinete se decidió conformar una comisión para combatir el trabajo ilegal en todo el país, mientras que los ruralistas también plantearon las dificultades con las que se encuentran los productores pequeños y medianos en el momento de contratar mano de obra. En tal sentido Eduardo Buzzi señaló: “le manifestamos al Ministro que coincidimos en la necesidad de que se actualice y adecue la normativa vigente en cuanto al trabajo rural”. Sin embargo la contratación de trabajo temporario, por la complejidad de factores que la condicionan, sigue siendo un tema irresuelto por el que también las entidades reclaman definiciones.

En Agricultura

Por su lado, Domínguez recibió a los dirigentes agrarios junto al director de Emergencia Agropecuaria, Haroldo Lebed, y funcionarios de AFIP. “El principal problema sigue siendo la comercialización de trigo. En la reunión se analizó la situación, luego de la disolución de la ONCCA, y los funcionarios nos explicaron acerca del ente de coordinación interministerial que reemplaza al organismo”, señaló Eduardo Buzzi, en un comunicado, posterior a ambos encuentros. También plantearon que “los productores están atravesando muchos problemas a raíz de que la molinería dice estar desfinanciada, consecuencia de los atrasos que están teniendo desde el Estado para pagarle los subsidios que le corresponden”.

Domínguez les dijo que “hoy (por el miércoles) liberaron pagos a los molinos y que en estos días estarían liberando el millón de toneladas que aún no se abrió a la exportación. Si esto sucede, entonces, debería ir normalizándose la comercialización de trigo”. También les aseguró que enviarán al Congreso el proyecto oficial para poner límites a la extranjerización de la tierra, que sumado a la iniciativa de FAA, presentada por el diputado Pablo Orsolini “permitiría que se comience a debatir sobre esta problemática que afecta a miles de argentinos”.

Asimismo, Buzzi reclamó una mayor participación del movimiento cooperativo en la exportación. “Hoy más del 90% queda en manos de un puñado de cerealeras multinacionales, aunque el gobierno advierte cada vez más que en muchos casos evaden”, agregó. Domínguez indicó que es posible y que “analizarán cómo se podría instrumentar”.

Por otra parte Federación Agraria le informó al titular de la cartera de Agricultura que están preocupados por el ingreso de un 80% más de carne fresca de cerdo de Brasil a la Argentina. Reiteró además los reclamos respecto de las limitaciones que existen en el momento de emitir las cartas de porte así como por los requisitos imposibles de cumplir al momento de inscribirse en el registro de productores para quienes buscan ingresar en la actividad.

Solicitan anular medida de AFIP

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y la Pampa (CARBAP) reclamó a la AFIP que desista de la requisitoria impuesta a los productores de soja para que notifiquen fecha y hora del comienzo de las cosechas. La entidad consideró que esta exigencia es ‘de cumplimiento imposible en muchísimos y variados casos, por razones de orden técnico, climático, logístico, entre otros, exponiendo a los agricultores a infraccionar involuntariamente las exigencias mencionadas‘.

El reclamo se hizo mediante una nota enviada al titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en la que se manifestó que la recolección de granos depende de ‘numerosas contingencias e imprevistos, como la dependencia de máquinas cosechadoras itinerantes, lluvias, punto de rocío, humedad del grano, horas de sol y disponibilidad de transporte o de máquinas embolsadoras‘. También está condicionada ‘por la capacidad de las plantas de acopio, suelos y caminos transitables para las tareas necesarias, provisión de combustibles, entre muchos factores‘.

Por estas razones, en su misiva, CARBAP le solicitó a la AFIP la anulación de las exigencias impuestas a los productores de soja y señaló que ‘la tarea de vigilancia bien puede cumplirla la AFIP con todos los medios de información y observación con que hoy cuenta, (RENSPA verde, CTG, informe de capacidad productivas) sin violar la ley ni perturbar las tareas rurales‘.

Más indocumentados y trabajadores en negro

La AFIP realizó cuatro operativos de control de empleo registrado en distintos distritos agropecuarios de la provincia de Mendoza, y en uno de ellos detectó que el 90% de los trabajadores eran extranjeros indocumentados. El campo, en el que también se verificó la existencia de menores de edad, se encuentran en el Departamento de Tunuyán y emplea a trabajadores bolivianos que se dedicaban a las tareas de limpieza, acondicionamiento y empaque de ajos.

Además, en la localidad de Tres Porteñas (Departamento de San Martín) sobre 15 trabajadores que cosechaban tomates, 9 no se encontraban declarados y otros 3 no poseían documentación. Por último, en la localidad de Agrelo (departamento de Luján de Cuyo) los inspectores relevaron la situación previsional de una escuadrilla de ocho empleados de la Finca Martínez, y se asentó que sólo uno estaba registrado.



Imprimir:
Imprimir
Sábado 26 de marzo de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores