Edición del Sábado 26 de marzo de 2011

Edición completa del día

Edición impresa del 26/03/2011 | Revista Nosotros Nosotros

Show de pizzas

Para compartir con amigos, nada mejor que unas pizzas caseras. Hoy presentamos cuatro alternativas con los más diversos ingredientes, para probar y degustar.

FUENTE. SOLO PIZZAS.

Show de pizzas

HARINA INTEGRAL CON ACELGA, SÉSAMO Y ACEITUNAS

Mezclar 180 gramos de harina común con 60 gramos de harina integral. Incorporar una cucharadita de sal y una cucharada de polvo de hornear. Agregar 100 gramos de manteca blanda y trabajarla con las manos hasta integrarla. Por último, agregar de a poco una taza de leche hasta formar una masa tierna. Cubrirla con un paño y dejarla en reposo.

Aceitar ligeramente la base de una sartén y volcar dos cucharadas de semillas de sésamo. Llevar a fuego suave siempre revolviendo hasta apenas tostarlas (de esta forma toman más sabor).

Llevar una cacerola al fuego y dejar calentar, incorporar 1/4 taza de aceite, una cucharada de manteca y dos dientes de ajo. Apenas estén dorados, retirarlos y agregar una cebolla mediana cortada en rodajas finas. Mezclar bien y agregarle un poco de sal. Dejar cocinar hasta que la cebolla esté transparente. Incorporar dos tazas de acelga cocida, escurrida y bien picada. Revolver bien para que se mezcle con la cebolla y con los aromas del aceite y ajo. Saltear unos minutos, retirar y dejar entibiar un poco.

Agregar media taza de queso rallado, dos huevos, 50 gramos de aceitunas fileteadas y las semillas tostadas. Revolver todos estos ingredientes hasta formar una preparación homogénea. Condimentar a gusto.

Aceitar un molde redondo, cuadrado o rectangular. Estirar la masa, apoyarla sobre la base del molde y acomodarla bien. Realizar un precocido durante 12 minutos en un horno de temperatura media alta. Retirar y cubrir con la preparación de acelga. Rociar la superficie con un hilito de aceite y retornar al horno para continuar la cocción. Unos minutos antes, retirar del horno y cubrir 200 gramos de queso mozzarella rallado grueso. Espolvorear con un poco de orégano. Dejar en el horno hasta que el queso esté derretido.

CON SALSA DE LA HUERTA

Poner 25 gramos de levadura prensada fresca (o una cucharada de levadura seca) junto con una cucharadita de azúcar y una cucharada de harina. Ir agregando media taza de agua tibia y revolver hasta disolver todo. Tapar el recipiente y dejar que se desarrolle el leudado. Cocinar un atado de acelga al vapor junto con los cabos o cocinarlas solo con el agua que queda en las hojas del enjuague. Apenas estén cocidas, retirar, escurrir y picar.

Aparte, picar una cebolla grande y un puñado generoso de perejil. Cortar un morrón rojo chico en juliana.

Poner en una cacerola la acelga, la cebolla, cuatro dientes de ajo pelados y fileteados, el perejil picado y el morrón. Mezclar e incorporar 1/4 taza de aceite de oliva y condimentos a gusto. Llevar al fuego y cocinar revolviendo cada tanto durante diez minutos. Agregar 300 gramos de arvejas frescas cocidas. Mezclar y dejar reposar cinco minutos. Semibatir dos huevos e incorporarlos junto con 100 gramos de aceitunas revolviendo bien. Cocinar unos minutos sin dejar de mezclar. Por último, incorporar 100 gramos de queso rallado. Apagar y dejar unos minutos con la cacerola tapada.

Poner en un bol 600 gramos de harina, media cucharadita de sal y una cucharada de azúcar. Agregar 1/4 taza de aceite de oliva y una cucharada de manteca vegetal. Incorporar todo con las manos. Volcar media taza de agua tibia y mezclar. Luego, incorporar la levadura espumada y media taza más de agua tibia. Trabajar hasta formar una masa. Volcar el bollo sobre la mesa de trabajo y comenzar a trabajar amasando en forma continua hasta que quede elástico y no se pegue en la mesa. Colocar en un bol ligeramente enharinado o aceitado.

Cubrir con papel film y colocarlo en un lugar templado. Dejar que la masa se relaje tranquila y duplique su tamaño (30 minutos aproximadamente).

Una vez levada la masa, volcar sobre la mesa aceitada y desgasificar. Dividir el bollo en dos partes iguales y estirar con un palote a la medida de la pizzera elegida. Aceitar generosamente el molde y acomodar la masa reforzando los bordes. Cubrir con las verduras y esparcir hilitos de aceite sobre la superficie, y dejar descansar diez minutos para que leve.

Llevar a horno caliente hasta que esté bien cocida la base y la parte superior mantenga la humedad de la cubierta. Antes de retirarla se puede cubrir con queso mozzarella y dejar hasta que se derrita.

MASA RÁPIDA DE ATÚN Y SARDINAS

Poner en un recipiente dos tazas de harina leudante, una cucharadita de sal, cinco hojas de albahaca picada y una cucharada de perejil picado. Agregar 1/4 taza de aceite y de a poco 3/4 taza de agua mientras se va revolviendo hasta formar una masa pegajosa y blanda. Colocar en un molde aceitado generosamente y con los dedos ir desplazar la masa hacia los bordes a la vez que se van marcando pocitos. Rociar con un hilo de aceite.

Mezclar una lata de atún en aceite con una lata de sardinas en aceite, dos huevos duros picados y tres cucharadas de mayonesa. Unir y formar una pasta con todos los ingredientes. Cubrir la pizza con esta crema y luego esparcir 3/4 taza de salsa de tomate.

Llevar la pizza a horno precalentado a 180º y dejar cocinar bien durante 15 o 20 minutos. Retirar y esparcir 200 gramos de queso mozzarella en tajadas y pimienta negra. Volver a llevar a horno moderado hasta gratinar. Retirar y servir.

FOCACCIA CON QUESO SARDO

Poner en un tazón 480 gramos de harina, una cucharadita de azúcar y una cucharadita de sal. Mezclar bien. Agregar tres cucharadas de aceite de oliva e incorporar. Hacer un hueco en el centro y agregar 20 gramos de levadura fresca desgranada (o media cucharadita de levadura seca) y media taza de agua tibia poco a poco mientras se va formando la masa. Volcar sobre la mesada y amasar hasta que se forme un bollo liso y elástico. Colocar en un recipiente con capacidad suficiente como para que la masa pueda distenderse cómodamente y duplique su tamaño. Cubrir con papel film y dejar en un lugar cálido por 30 minutos.

Aparte, mezclar dos huevos con 150 gramos de queso sardo rallado. Agregar 1/4 taza de aceite de oliva y mezclar. Una vez levada la masa, volcar sobre la mesada, estirar un poco e incorporar la mezcla de huevos. Unir a la masa con paciencia. Utilizar un poco de harina si es necesario. Untar con aceite un molde circular, volcar la masa sobre la mesada y trabajar con tres cuarta parte de la misma. Estirarla hasta que esté fina (4 mm. de grosor). Forrar el molde y volcar el relleno. Poner el excedente de masa sobre los bordes para que cubra parte del relleno y lo preserve. Estirar la cuarta parte de masa restante, estirarla y cubrir la superficie de la focaccia. Llevar a cocinar en horno moderado, precalentado 180º o 190º durante 30 minutos aproximadamente o hasta que esté cocida y dorada.



Imprimir:
Imprimir
Sábado 26 de marzo de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores