Edición del Sábado 18 de junio de 2011

Edición completa del día

Las cenizas volcánicas y los riesgos sanitarios - Edición Impresa - Información General Información General

Aconsejan tomar recaudos

Las cenizas volcánicas y los riesgos sanitarios

a.jpg

Volvió el sol, calmó el viento y los vecinos de Villa La Angostura reanudaron la tediosa tarea de retirar las cenizas acumuladas en los techos.

Foto: Agencia EFE

El Ministerio de Salud de la Nación hizo pública una serie de recomendaciones para los pobladores afectados y aseguró que trabaja en colaboración con las provincias para preservar las fuentes de agua. Mejoró la situación en La Angostura.

 

Agencias Télam y DyN

El Ministerio de Salud de la Nación recomendó a los pobladores afectados por la ceniza volcánica, no tomar contacto con ella especialmente en los ojos y en la nariz y aseguró que monitorea “junto a las provincias las consultas sanitarias y los trabajos para preservar las fuentes de agua”.

La cartera sanitaria recomendó a las poblaciones aledañas al volcán chileno tomar recaudos como mantenerse el mayor tiempo posible dentro de sus casas, utilizar máscaras o pañuelos para cubrir la zona de la nariz y los ojos, y evitar el contacto de las cenizas con los ojos para disminuir los riesgos. “Insistimos con la necesidad de mantener estos cuidados para disminuir los riesgos de alergias o infecciones que pudieran suscitar”, indicó el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur.

Agregó que “esto deben hacerlo especialmente quienes utilizan lentes de contacto o han sido operados recientemente de la vista y los alérgicos, quienes corren mayor riesgo de contraer infecciones o dermatitis, y a quienes estamos aconsejando que consulten al médico”.

El funcionario precisó que la cartera a su cargo “monitorea y controla los servicios de salud y las consultas que se reciben, en un trabajo coordinado con las provincias de Neuquén y Río Negro”, al tiempo que destacó “los trabajos que se realizan para preservar las fuentes de agua”.

El Ministerio de Salud informó que tras la erupción del Puyehue , el 4 de junio pasado, “se enviaron 310.000 barbijos, más de un millar de unidades de frascos de gotas oftalmológicas, broncodilatadores y corticoides en aerosol”, entre otros elementos.

Además equipos de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias y otro de profesionales especializados en abordaje psicosocial, trabajan en la zona para dar apoyo a los equipos locales en su lucha por disminuir el impacto sanitario del fenómeno.

En este contexto, el Ministerio destacó que la mejor protección para el aparato respiratorio es permanecer en ambientes cerrados y abrir pequeñas aberturas por los marcos de puertas y ventanas para disminuir el ingreso de ceniza.

Además recomendó usar lentes con protección lateral -no lentes de sol- cuando se encuentre en ambientes al aire libre y mencionó los protectores que recomiendan para ciclistas, motociclistas o nadadores.

En caso de haber estado expuesto a la ceniza y tener una sensación de cuerpo extraño en sus ojos, hay que lavarse con abundante agua potable o hervida y no utilizar colirios o gotas oftalmológicas sin indicación médica.

Sol y algún alivio

En Villa La Angostura, la localidad argentina más cercana al complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón Caulle y una de las más afectadas por la dispersión de cenizas, el sol brillaba hoy a pleno por primera vez desde la erupción, lo que trajo alivio y cierto optimismo.

El Comando de Operaciones de Emergencias (COE) destacó el efecto de la mejoría climática y agregó que se registró una sensible “disminución en la actividad volcánica, sin nuevas precipitaciones de cenizas por acción de los vientos”, ventaja que se mantendría hasta mañana.

Además, la empresa provincial de energía EPEN informó que logró restituir el servicio en un 70 por ciento de la ciudad, que estaba casi totalmente a oscuras desde el lunes 6 de junio, y los buzos de Prefectura junto a personal municipal avanzaron en la reparación de la bomba de agua, que ayer dejó sin el servicio a nueve barrios.

No obstante la localidad neuquina continúa sumida en una grave crisis por la erupción, que además dejó una acumulación de arena y cenizas de entre 20 y 30 centímetros en las calles, techos destruídos, corte de caminos y otros trastornos.

El COE concentró el trabajo de más de 400 personas, entre soldados, gendarmes, otros efectivos y vecinos solidarios, en la limpieza de espacios y edificios públicos, reparto de agua potable y otras tareas de asistencia a los sectores más afectados.

El duro panorama hizo que cientos de familias abandonen la ciudad para mudarse a casas de familiares en localidades de la región, algunas de las cuales regresan en la medida en que vuelve la energía eléctrica a sus hogares y se normaliza la provisión de agua.

Ayuda

El Ejército continuaba hoy incrementando la presencia de efectivos para brindar ayuda a las poblaciones afectadas en las ciudades patagónicas por las cenizas ocasionadas en la erupción del volcán chileno Puyehue. La fracción del Ejército que opera en la zona de emergencia está compuesta por alrededor de 120 hombres, 42 vehículos de distinto tipo (camiones, ambulancias, vehículos livianos, camiones taller, volcadores y grupos electrógenos), 16 acoplados remolque, 2 plantas potabilizadoras de agua, 1 estación móvil de comunicaciones satelitales y 7 carpas alojamiento multiuso para 20 personas.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 18 de junio de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores