Edición del Sábado 18 de junio de 2011

Edición completa del día

Avances para tratar la hipertensión arterial - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

Avances para tratar la hipertensión arterial

IMG_7173 [1600X1200].JPG
 

La hipertensión arterial se está viendo a edades más tempranas como consecuencia del aumento de la epidemia de obesidad en la población infantil y juvenil.

El tratamiento de la hipertensión arterial, principal factor de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, implica -generalmente- poner en práctica hábitos saludables y una medicación específica, indicada por el médico. El mercado farmacéutico se adapta a las necesidades de estos pacientes.

TEXTOS. MARIANA RIVERA. FOTOS. EL LITORAL.

A cierta edad, quizás la memoria empieza a fallar y ni el organizador de medicamentos ayuda para hacernos acordar que con alguna de las comidas del día tenemos que tomar la/s pastilla/s prescriptas para la enfermedad con la que convivimos.

Tomar salteado, duplicar la toma de la dosis indicada o abandonar el tratamiento farmacológico por “cansacio” de tener tantos comprimidos son comportamientos que los médicos suelen detectar en sus pacientes.

Pero la ciencia avanza y se empiezan a ofrecer soluciones a los pacientes para lograr mejor adherencia a sus tratamientos. Esto ocurre, por ejemplo, con la hipertensión arterial, el principal factor de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, ya que la Anmat aprobó recientemente en nuestro país una medicación que combina dos drogas, de una sola toma diaria.

El Dr. Julián Segura -médico español, Doctor en Medicina y Cirugía perteneciente a la Sociedad Europea de Hipertensión- estuvo en nuestro país disertando sobre esta novedad del mercado farmacéutico argentino -presentado por el Laboratorio Boehringer Ingelheim- y dialogó con Nosotros.

- ¿Cómo beneficia a los pacientes esta nueva medicación aprobada en el país?

- La novedad es que las dos medicinas se incorporan en la misma pastilla, en un único comprimido, de toma única diaria. Con esto se simplifica enormemente el seguimiento del tratamiento por parte del paciente. Es mucho más cómodo tomar una pastilla diaria, sobre todo en aquellos pacientes que tienen que tomar varias medicinas a lo largo del día para controlar su presión. Es mucho más efectivo un compromiso a la hora de no olvidarse de la toma y de cumplir. Además, los estudios que se han hecho también advirtieron que, al combinar ambas drogas, aporta un beneficio en prevención de complicaciones cardiovasculares y de los procesos de ateroesclerosis y de función vascular.

- ¿Por qué es importante la adherencia de los pacientes hipertensos a su tratamiento farmacológico?

- Hay muchos pacientes hipertensos que necesitan tratamiento para su hipertensión pero el problema es que con un único fármaco no se controlan. Hay algunos en los que hace falta combinar dos, tres o más fármacos para lograrlo. En ese tipo de pacientes, el cumplimiento de las recomendaciones es cada vez menor: aumenta el número de veces que olvida tomar la pastilla o la salta y decide no seguir con el tratamiento porque su esquema de prescripción médica se va complicando de forma progresiva. Estos nuevos productos se relacionan con una nueva adherencia, con un mejor cumplimiento del paciente de las recomendaciones. Con una sola toma, nos estamos asegurando que el paciente recibe los beneficios del tratamiento.

- ¿Cómo podemos prevenir tener presión alta?

- El problema fundamental en hipertensión es que afecta a un porcentaje importante de la población y éste es creciente por los estilos de vida que estamos llevando. De cara a la aparición de la hipertensión, lo más importante sería hacer cambios en esos estilos de vida, concretamente en la alimentación, evitando la comida muy rica en hidratos de carbono o en grasas saturadas y volviendo a una dieta más basada en frutas y verduras, proteínas procedentes del pescado, evitando los alimentos que lleven mucho contenido de sal, que es otro componente en la elevación de la presión arterial.

También se debe mantener un peso corporal dentro de los niveles más adecuados, evitar el sobrepeso y la obesidad, que muchas veces son el desencadenante para que luego aparezca la hipertensión. Éste sería uno de los aspectos importantes de cara a la prevención y el otro refiere a la actividad física. Debemos intentar evitar la vida sedentaria y promover la práctica de ejercicio físico, idealmente diario pero al menos 3 ó 4 veces por semana es también muy recomendable.

DIETA Y ACTIVIDAD FÍSICA

- Muchos pacientes con presión arterial elevada piensan que tomando la medicación no tienen que tener en cuenta otros cuidados, como la dieta y la actividad física. ¿Cuál es su opinión?

- El tratamiento de la hipertensión es doble: lleva una parte de farmacológica (medicación) pero también estas otras cuestiones. De hecho, un paciente medicado que cumple con estas recomendaciones se beneficia de un mayor efecto de las pastillas. Si un paciente está recibiendo una medicación para la presión arterial pero no sigue la recomendación con una dieta pobre en sal, esa misma medicina es menos efectiva que si el paciente hace una dieta con restricción de sodio. Son dos componentes en el tratamiento que no debemos dejar de lado: las medicaciones y las recomendaciones no farmacológicas.

- ¿La hipertensión es más frecuente en hombres o en mujeres?

- Mujeres y hombres por igual padecen esta enfermedad, aunque la única diferencia -al igual que en otras patologías- es que la mujer se incorpora algo más tarde al desarrollo de hipertensión por aquello de la protección hormonal. Pero allá por los 45 o 50 años de vida, los porcentajes se igualan en cuanto a la aparición de hipertensión y -a partir de ahí- de complicaciones por esta causa.

- ¿Qué edades tienen los pacientes con esta patología?

- Por desgracia, la hipertensión arterial está cambiando el patrón hacia edades más tempranas y esto va de la mano del aumento de la epidemia de obesidad que hay ahora mismo en la población infantil y juvenil. Las unidades especializadas en hipertensión vemos cada vez más sujetos que se hacen hipertensos a edades más tempranas. La obesidad está asociada con mucha frecuencia a ese inicio precoz de la hipertensión. Por eso se habla de riesgo o sindrome cardiometabólico, que incluye hipertensión, lípidos (colesterol), glucosa alterada (sin llegar al diagnóstico de diabetes, un trastorno mayor), sobrepeso u obesidad y pacientes con un perímetro abdominal en ascenso.

zzz.jpg

El Dr. Julián Segura es un médico español y pertenece a la Sociedad Europea de Hipertensión.

IMG_0306.JPG

Muchos pacientes olvidan tomar la pastilla para su patología o decide no seguir con el tratamiento porque su esquema se va complicando de forma progresiva.

DSC_1806.JPG

Realizar actividad física y consumir alimentos con poca sal son algunas de las recomendaciones para no elevar nuestra presión arterial.

Un factor de riesgo

La presión arterial alta (hipertensión) es el principal factor de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. El riesgo de accidente cerebrovascular es cuatro veces mayor y el riesgo de infarto de miocardio se duplica si la persona tiene presión arterial alta.

Es un problema de salud pública importante. Se espera que aumente su prevalencia de forma considerable en los próximos años. A nivel mundial se estima que en 2025 habrá 1,56 millones de adultos que vivirán con presión arterial alta. El estilo de vida, como el sedentarismo, una dieta rica en sal y grasas saturadas, el alcohol y el consumo de tabaco son razones para este aumento de la carga de morbilidad.

Para la Organización Mundial de la Salud, el inadecuado tratamiento de la hipertensión es el principal riesgo de mortalidad a nivel mundial. La intolerancia al tratamiento y su falta de cumplimiento son problemas comunes para lograr un control eficaz.

Los estudios clínicos demuestran que el tratamiento adecuado de la hipertensión arterial reduce significativamente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 18 de junio de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores