Edición del Sábado 18 de junio de 2011

Edición completa del día

Efecto spa - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

Efecto spa

Envolturas reductoras, limpieza facial, pedicura hidratante... Rituales para hacer en casa y sentirse de vacaciones. Trucos para relajarse con mimos como en los mejores centros de estética, y recrear la misma atmósfera sacando el máximo rendimiento a las cremas.

TEXTO. REVISTA NOSOTROS. FOTO. EL LITORAL.

40244_2.JPG

El ser humano ha “tomado aguas” para purificar el cuerpo y mente, e incluso curar ciertas enfermedades dermatológicas y óseas (además de muchas otras) desde hace siglos: desde la antigüedad en los baños romanos, hasta hoy, con la telasoterapia moderna. Y es que el agua de mar, los barros y los cosméticos ricos en algas marinas tienen poderes depurativos que ayudan a eliminar impurezas de la piel y del organismo.

¿De dónde sale la palabra “spa”? Era el nombre de un pueblito belga cuyas tierras estaban bañadas por aguas termales, y que utilizó el eslogan salut per aquam (salud a través del agua) para promocionar sus virtudes. Y eso es lo que pretendemos que consigas: los beneficios de los centros especializados pero sin necesidad de escaparte a la costa.

CREAR EL AMBIENTE

¿Qué es lo que hace especial a un spa? ¿El aroma?, ¿las camillas calientes y las suaves mantas? Se puede recrear ese ambiente si se utilizan los recursos con que se cuenta de manera adecuada. Desconectar el teléfono, hacer acopio de toallas recién lavadas, llenar la habitación con velas, poner música placentera (no tiene por que ser una melodía zen), y preparar el dormitorio como una sala de relajación postratamiento haciendo la cama con sábanas perfumadas, poniendo luz tenue... y apagando el televisor.

Luego, comenzar por una exfoliación corporal, que suaviza e ilumina la piel eliminando las células muertas. Para ello, tomar una pequeña cantidad de exfoliante entre las palmas de las manos y extenderlo por el cuerpo masajeando en forma enérgica con movimientos circulares. Empezar por los pies y subir. Así, se estimula la circulación de retorno aligerando la pesadez.

Enjuagar con agua tibia y aplicar crema con la piel aún húmeda.

MASAJE REDUCTOR

Esta práctica alivia la retención de líquidos y ayuda a movilizar la celulitis. En primer lugar, frotar la piel con un jabón exfoliante para ayudar a que los activos penetren. Enjuagar y secar.

Luego calentar un aceite anticelulítico entre las manos y masajear al menos durante cinco minutos. Cuanto más, mejor.

Hacer ligeras presiones con los dedos sobre las zonas donde se encuentran las glándulas linfáticas, es decir en las ingles, la cara interior de las rodillas y los tobillos.

Por último, extender una crema anticelulítica. Para potenciar el efecto, taparse, ubicarse con las piernas en alto y relajarse.

FACIAL A MEDIDA

Un simple tratamiento en el rostro limpia, ilumina, hidrata y relaja. ¿Se puede pedir más?

El primer paso consiste en eliminar la suciedad de la piel con el producto limpiador habitual. Si se aplican toallitas, darles un uso intensivo.

Aplicar un exfoliante suave y retirar con una toalla húmeda. Calentar un trapo con agua caliente y colocarlo sobre la cara. Dejar que abra los poros durante unos segundos. Extender unas gotas de aceite de argán y terminar con la crema habitual.

Para lograr un efecto spa, acompañar cada aplicación de producto con un masaje.

BAÑO DE TELASOTERAPIA

El poder del océano en la bañera ayuda a reafirmar la piel, reducir la celulitis, aliviar el insomnio y reforzar el sistema inmunológico.

Llenar la bañera con agua caliente y añadir sales de baño. Elegir unas del Mar Muerto. Relajarse durante veinte minutos sin añadir ningún producto más. Mientras tanto, beber un vaso de agua de a pequeños sorbos.

Por último, secarse sin enjuagar.

Para lograr un efecto spa, a la mañana siguiente darse una ducha y terminar con agua fría. Eliminarás toxinas.

LOS PIES

Aplicar un producto antidurezas y sumergir los pies durante diez minutos en un baño caliente con aceites esenciales (menta para energizar; lavanda para relajar).

Secarlos y extender una crema. Colocar quitacutículas y empujarlas hacia atrás, evitando quitarlas.

Luego, limar las uñas sin cortarlas, y dejarlas de la misma longitud.

Para potenciar el efecto de este tratamiento, luego de aplicar la crema envolver los pies en toallas calientes.

fuente

www.tuestetica.com

33085_1.JPG
40244_1.JPG

PREPARAR

Cepillar el pelo con la cabeza boca abajo para activar la circulación.

LAVAR

Aplicar un champú acorde al tipo de pelo y masajear lentamente. Enjuagar.

SUAVIZAR

Extender el acondicionador con ligeras presiones circulares. Enjuagar con agua fría para cerrar la cutícula del cabello. Secar pero sin frotar.

RELAJAR

Para lograr un efecto spa, terminar con un rápido masaje en las orejas para lograr un mayor relax.

cabello



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 18 de junio de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores