Edición del Sábado 20 de agosto de 2011

Edición completa del día

Maíz y soja, con todo para subir - Campolitoral

Mercado de granos

Maíz y soja, con todo para subir

En el caso del cereal, ya se sabe que en los próximos 12 meses Estados Unidos no podrá recuperar la fuerte caída en sus existencias finales.

 

Pablo Adreani

En el nuevo informe de oferta y demanda mundial, del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda), se detectan ciertas contradicciones con respecto al estado de evolución y condición de la soja y el maíz en Estados Unidos.

En su informe del jueves 11, el Usda produce un ajuste muy fuerte y razonable en el estimado de producción de maíz. Informa una caída de más de 14 millones de toneladas, con un nuevo estimado de producción de 328 millones de toneladas versus los 342 millones del mes anterior. Este ajuste no se condice con el informe de evolución y estado de los cultivos publicado el primer lunes posterior a dicho informe. En ese informe, el Usda reduce la condición de los cultivos de maíz en estado excelente en apenas uno por ciento (del 15 al 14) y el estado bueno lo aumenta de 45 a 46 por ciento. Con mucho respeto hacia el Usda, este ajuste en la condición de los cultivos no se condice con la fuerte reducción efectuada en su producción tres días antes.

No obstante ello, el mercado ha reaccionado de acuerdo con los fundamentals . En este sentido, el Usda produjo una fuerte caída en la producción de maíz estadounidense, principal productor y exportador mundial. Para que no fuera tan traumático el ajuste, el organismo redujo en forma significativa el consumo interno pero sólo de raciones para el ganado, pues el consumo de maíz para etanol no sufrió ningún ajuste. El otro recorte importante se produjo en el saldo exportable de maíz estadounidense, con una caída de casi cuatro millones de toneladas. Los ajustes, sin embargo, no lograron evitar la fuerte caída en el volumen proyectado de existencias finales: 18 millones de toneladas, el segundo nivel más bajo de la última década. Son las existencias finales que se van a confirmar recién el 1º de septiembre del 2012.

Quiere decir que hasta el segundo semestre de 2012 no habrá ninguna certeza sobre si las existencias finales, no sólo de Estados Unidos sino también a nivel global, podrán recuperarse. Esta situación preanuncia una gran resistencia a la baja en los precios del maíz y presagia grandes chances de subas en niveles muy por arriba de las registradas durante todo 2010.

Mercado local

Mientras la Argentina siga en la trampa de los ROE, el productor no podrá hacer efectivo su negocio a los precios de paridad que el mercado FOB y su correlación local lo permitirían. Para ser directos, el maíz es hoy un muy buen negocio y sin la intervención estatal podría ser excelente. A pesar de ello vemos que los precios de maíz futuro nueva cosecha (abril 2012) en el Término de Buenos Aires son 175 dólares por tonelada, 10 dólares por arriba del nivel del disponible. En momentos de la siembra 2010, el precio del maíz futuro nueva cosecha (abril 2011) era de 137 dólares. Esto es lo que el productor tiene que evaluar a la hora de decidir aumentar su superficie de siembra con maíz.

Se está armando la tormenta perfecta. En los próximos 12 meses, ya se sabe que Estados Unidos no podrá recuperar la fuerte caída en sus existencias finales. Estamos ante una excelente oportunidad, y en el plano local estamos previendo un volumen de producción de maíz 2012 de por lo menos 30 millones de toneladas. Esto arroja un saldo exportable de por lo menos 20 millones de toneladas.

En este escenario, aun si el Gobierno liberara los registros de exportación de maíz 2012 no hay garantías de que el mercado no entre en una inesperada corriente bajista. Será muy difícil que la exportación pueda atajar toda la oferta en cosecha que implica una cosecha de semejante magnitud.

Con la soja sucedió algo parecido con el maíz. El Usda ajustó hacia abajo el volumen de cosecha en Estados Unidos en 4,6 millones de toneladas: de 87,8 millones a 83,2 millones de toneladas. También el organismo ajustó hacia abajo el consumo interno de soja en los Estados Unidos y el volumen de sus exportaciones.

¿La tormenta perfecta?

Todo esto no fue suficiente para calmar los mercados que van tomando conciencia de los graves daños que se han producido en los cultivos, que soportaron el julio las temperaturas más altas de los últimos 56 años. Para agregar un factor adicional de firmeza, esta semana la soja en Chicago reaccionó con fuertes subas ante los pronósticos de una posible Niña sobre Sudamérica. Mientras el clima no asegure niveles de producción aceptables y normales para Sudamérica, el mercado de soja tendrá una fuerte resistencia a la baja.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 20 de agosto de 2011
tapa

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  50 Años del hombre en la Luna