Edición del Sábado 28 de abril de 2012

Edición completa del día

Primer aniversario de la muerte de Bin Laden - Edición Impresa - Información General Información General

Comienzan las celebraciones en Norteamérica

Primer aniversario de la muerte de Bin Laden

Los disparos que mataron al terrorista hace un año fueron celebrados como un momento estelar de la Nación, como la victoria final contra el mal. Pero en la lucha contra el terrorismo, ¿Estados Unidos sostiene los valores que predica?

a.jpgB.jpg

Barack Obama anunciando la muerte de Osama bin Laden, y el líder de Al Qaeda hablando a sus seguidores en un video casero. Dos figuras trascendentales en los últimos años, ¿con los mismos valores?

Foto:Agencia EFE

Por Peer Meinert

Agencia DPA

La foto dio la vuelta al mundo. El presidente estadounidense Barack Obama en el situation room de la Casa Blanca, rodeado de asesores, con su mirada fija en una pantalla de video. El ganador del premio Nobel de la Paz observaba en vivo cómo unidades especiales mataban en Pakistán, a miles de kilómetros, al jefe terrorista Osama bin Laden.

“We‘ve got him” (“Lo tenemos”), afirmaba victorioso Obama tras la operación, una frase que parecía salida de un thriller de Hollywood.

¿La victoria contra el mal?

Los disparos que mataron a Bin Laden hace un año fueron celebrados en Estados Unidos como un momento estelar de la Nación, como la victoria final contra el mal. Pero en la lucha contra el terrorismo también hay un lado oscuro. Y la pregunta se vuelve inevitable ¿Estados Unidos sostiene los valores que predica?

Osama bin Laden muerto, un triunfo por el cual Estados Unidos esperó casi diez años. En la noche aún se congregaban personas frente a la Casa Blanca en Washington DC, mientras que en Nueva York se convocaban en el Ground Zero. Allí murieron 3.000 personas el 11 de septiembre de 2001. Un hombre mayor con una larga barba sacudió a la Nación más fuerte del mundo. Con habilidad, Obama aprovechaba las ventajas del momento. Hasta ese momento, los más duros del ala republicana habían sospechado que era un “blando”. Pero Obama había logrado algo en lo que fracasó su antecesor George W. Bush.

“Se hizo justicia”, declaraba serio y confiado el comandante en jefe de la Nación. Eran palabras fuertes. Palabras amadas por los estadounidenses. “Bin Laden no fue un líder musulmán, fue un asesino de musulmanes”.

La Casa Blanca y el Pentágono revelaban por cuentagotas la información sobre la operación. Poco a poco se hicieron públicos los detalles. La acción relámpago en la propiedad de Bin Laden duró en total 40 minutos. Las tropas de elite de los Navy Seals se acercaron con dos helicópteros al lugar, donde Bin Laden vivía junto a varias esposas. Los Seals abrieron fuego inmediatamente, no estaba previsto tomar prisioneros.

La Casa Blanca invitó a dar un vistazo al detrás de bambalinas del poder: la operación fue planeada durante semanas, Obama fue asesorado por expertos. El riesgo era demasiado alto. Por momentos, se consideró un bombardeo al escondite, pero en ese caso no habría cadáveres.

“Fue un gran juego de azar”, recordó Obama. El mandatario dudó mucho y sólo dos días antes de la operación dio su aprobación. “It’s a go” (“Puede comenzar”). En última instancia, era Obama el que asumía el riesgo..

Un líder controvertido

No era la primera vez que se presentaba como un luchador duro e intrépido contra el terrorismo. Masivos bombardeos con aviones no tripulados en Pakistán, asesinato dirigido de terroristas en todo el mundo, incluso cuando se trataba de ciudadanos estadounidenses. Algunos demócratas se imaginaban que sería diferente.

A esto se sumaba la tan cuestionada Guantánamo. Un día después de asumir el cargo, Obama se vanaglorió de decidir por decreto que la controvertida base en Cuba debía ser cerrada, para luego cambiar de opinión. Todavía hay 170 prisioneros en la base, la mayoría sin una acusación formal. Obama está reavivando ahora los controvertidos procesos militares, a los que supuestamente iba a poner fin.

Principalmente, el asesinato dirigido del predicador yemení Anwar al Awlaki, que además contaba con ciudadanía estadounidense, irritó a demócratas y defensores de los derechos civiles. “Una violación de los derechos estadounidenses e internacionales”, aseguró indignado Jamel Jaffer, de la organización de defensa de los derechos civiles Aclu.

Militares y miembros del servicio secreto elaboran listas de muerte en la que pueden ingresar incluso ciudadanos estadounidenses sin juicio y condena, algo que irrita a los demócratas. No fue hasta hace poco que Obama hizo que las muertes dirigidas fueran aprobadas por el Departamento de Justicia. Por eso, no sorprende que el defensor de los derechos humanos Anthony Gregory le diera un nuevo nombre a Obama: “Bush Plus”.

Cronología: cómo EE.UU. atrapó a Bin Laden

Osama bin Laden fue declarado el enemigo público número uno de Estados Unidos tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. A continuación, las fechas que fueron claves dentro de la búsqueda del líder de la red terrorista de Al Qaeda:

- Octubre 2001: un día antes del primer ataque aéreo en Afganistán, el presidente de Estados Unidos da un ultimátum a Bin Laden para que se entregue. El Pentágono confirma que una pequeña unidad de Estados Unidos ya se encuentra en el país buscándolo.

- Noviembre 2001: Estados Unidos sube de 5 a 25 millones de dólares la recompensa por Bin Laden.

- Diciembre 2001: fuerzas especiales estadounidenses buscan a Bin Laden en unas cuevas de las montañas de Tora Bora. Las fuerzas amplían su búsqueda a la vecina Pakistán.

- Febrero 2002: India niega una información británica de que soldados de elite estadounidenses y británicos están buscando a Bin Laden en la parte india de Cachemira.

- Marzo 2002: los estadounidenses lanzan la mayor ofensiva en las montañas cerca de la ciudad de Gardes, en el este de Afganistán, donde se sospecha que destacados líderes de Al Qaeda se esconden en cuevas.

- Septiembre 2003: el ministro del Interior paquistaní Faisal Saleh Hayat afirma que el arresto de combatientes de Al Qaeda ha conducido a algunas pistas para cazar a Bin Laden. Se desconoce el lugar exacto pero “l cerco se está estrechando”.

- Febrero 2004: Estados Unidos niega informaciones de que Bin Laden se estuviese escondiendo en las montañas cercanas a la ciudad fronteriza de Qetta.

- Abril 2004: un portavoz del Ejército estadounidense afirma que es seguro que Estados Unidos capturará a Bin Laden “este año”.

- Diciembre 2004: el entonces presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, afirma que la pista que conducía a Bin Laden se ha “enfriado”.

- Septiembre 2006: el diario The Washington Post informa que no ha habido ninguna pista fiable sobre la ubicación de Bin Laden en los últimos dos años. Los servicios secretos sospechan que se esconde en la región tribal fronteriza entre Pakistán y Afganistán.

- Julio 2007: el Senado estadounidense dobla la recompensa por la captura a 50 millones de dólares.

- Julio 2009: expertos en seguridad de Estados Unidos afirman, según los medios, que durante años no hubo información precisa sobre el paradero de Bin Laden.

- Octubre 2010: la televisión estadounidense CNN afirma en base a una fuente de la Otan que Bin Laden vive en el norte de Pakistán desde hace años y lleva a una vida relativamente confortable en una casa.

- 1º de mayo de 2011: el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anuncia que las fuerzas especiales han matado a Bin Laden en un operativo llevado a cabo en Abbottabad, a unos 60 kilómetros al noreste de la capital paquistaní, Islamabad.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 28 de abril de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores