Edición del Sábado 19 de mayo de 2012

Edición completa del día

El defensor de los animales - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

El defensor de los animales

El defensor de los animales

Leonardo Anselmi

 

Este activista rosarino impulsa la campaña nacional “Basta de TAS (tracción a sangre)”. Visitó Santa Fe y presentó su propuesta para terminar con el maltrato animal y dignificar el trabajo de los recolectores de basura.

TEXTOS. AGUSTINA MAI (amai@ellitoral.com). FOTO. MAURICIO GARÍN.

UN ACTIVISTA. “Una de mis primeras acciones activistas fue cuando tenía 12 años. Los sábados, iba con un amigo a los basurales de Rosario a recoger cachorritos abandonados. Los poníamos en condiciones y los domingos los dábamos en adopción en los parques. Con el tiempo, me di cuenta de que los animales del zoológico estaban sufriendo porque estaban encerrados y que los del circo eran maltratados. Hasta que un día decidí que lo que estaba comiendo también tenía que ser revisado. Vi un video sobre un matadero y pensé que lo que yo no podría hacer con mis manos, no podía hacerlo con mi dinero. Quería que mi modelo de vida estuviera de acuerdo con mis valores, entonces dejé de consumir animales y me hice vegetariano. Fue una decisión importante porque uno tiene una cultura gastronómica incorporada, pero no fue tan difícil. De todas formas, dejar de participar de la explotación de los animales y en situaciones injustas no era suficiente. La postura pasiva también beneficia la injusticia; entonces, decidí ser activista”.

CONTRA LA CORRIDA DE TOROS. “En España realizamos una de las campañas más duras: la prohibición de las corridas de toros. Nuestros argumentos estaban basados tanto en el sufrimiento del animal como en lo mal que nos hace como sociedad ser crueles con los animales. Pusimos un termómetro en la salud moral de Catalunia, donde está Barcelona, con una plaza de toros muy antigua. El 28 de julio de 2010, después de cuatro años de trabajo, hubo una votación histórica en el parlamento de Catalunia por la abolición de las corridas de toros, que empezó a regir este año. Para lograrlo tuvimos el apoyo de las universidades, los especialistas en ética y moral, artistas, medios de comunicación... Todos se involucraron hasta que llegó un punto en que todos querían el cambio. Esta campaña nos proyectó internacionalmente como organización especializada en la movilización social contra el maltrato animal”.

CONTRA LA TRACCIÓN A SANGRE. “La pobreza en Argentina es tan grande que no puede ocultar su crueldad. La tracción a sangre es una explotación animal y erradicarla genera consenso social por la visibilidad que tiene. Tenemos que aprovechar ese apoyo social para que se tomen decisiones colectivas, mediante leyes y planes integrales. No estamos pidiendo un cambio individual, convenciendo al carrero que deje de usar el caballo, sino que la administración adecue todas las herramientas para que se pueda dignificar el trabajo de estas personas, que trabajen en un entorno saludable, que no haya trabajo infantil y que seamos más eficientes en el tratamiento de nuestra basura. Se nos hizo normal ver a los niños revolviendo la basura y al caballo sufriendo, pero nada de esto es normal. Por eso la campaña se llama “Basta” porque trata de pegar un golpe en la mesa para que todos se despierten y nos demos cuenta de que podemos cambiar, si queremos”.

BASTA DE TAS. “Necesitamos que toda la sociedad se involucre: el mundo académico, los medios de comunicación, el sector político, el movimiento animalista, las instituciones de derechos humanos. En Argentina hay cerca de 1.500.000 de personas relacionadas a la tracción a sangre y más de 30.000 caballos. Eso no lo podemos cambiar las ONG. Esta campaña es un paquete: tenemos que mejorar la dignidad de las personas, mejorar las estrategias ecológicas y erradicar el maltrato animal. Para eso, primero hay que hacer un registro de los animales con microchip. Luego se pone en marcha una prueba piloto: se compran cinco o diez motos, se organizan a esos carreros de forma cooperativa y se los acompaña. La sociedad se puede implicar en la adopción de los caballos y en los controles post-adopciones. También un vecino puede acopiar el material reciclable de su cuadra, para que el cartonero haga un solo viaje una vez por semana. Después de seis meses hay que evaluar esa prueba piloto: cómo le fue al carrero, qué aprendió, qué se puede mejorar. Se cree que esto va a costar mucho dinero de las arcas públicas, pero nosotros proponemos que los carromotos tengan fajas publicitarias a los costados que sirvan para pagar las motos”.

PRUEBA PILOTO. “En Río Cuarto (Córdoba) hicieron una experiencia piloto con la entrega de 14 motocarros. En Córdoba ciudad también se entregaron cuatro motocarros y en Jujuy se empezaron a entregar hace tres meses. Rosario ya tiene una ordenanza, por la cual en dos años y medio no puede haber más tracción a sangre. Hay muchas ciudades en las que ya se empezó a trabajar, pero todavía no se ve la sustitución total. Creo que si trabajamos de esta manera, en 8 años, en Argentina terminamos con la tracción a sangre”.

CONTRA LA VIOLENCIA. “Si seguimos apoyando la discriminación por clase, etnia o por especie vamos a seguir manteniendo la violencia como modo de relación. La violencia es una cascada: una parte de la sociedad fue violenta con otra parte, y ésta es violenta con los caballos. No sólo hay violencia porque se les pega, sino porque se los carga con 1.500 kilos. Estamos en un momento bisagra, con crisis financieras, alimentarias y ecológicas brutales. Es un cambio de época, y yo y muchas otras personas queremos que los animales sean tenidos en cuenta en una sociedad futura. La campaña ‘Basta de TAS’ demuestra que no están reñidos los derechos de los animales con los de las personas, sino que se puede tomar una decisión que involucre y mejore la vida de ambos”.

QUIÉN ES

Nació en Rosario el 2/1/1976. Estudió música, filosofía y marketing. Tuvo trabajos variados, desde repartidor de pizzas hasta gerente de marketing, y logró tener su propia empresa de consultoría. Actualmente es el director para Latinoamérica y España de la Fundación Franz Weber. Está casado con Alejandra (“la mejor activista”) y viven cerca de Barcelona, con una gran familia no-humana (de 8 perros y 26 gatos) en una casa de campo. Además, están los hijos de Alejandra, Oriol y Aitor, y una pareja a la que consideran como hermanos y comparten el terreno con ellos: Sol y Emiliano.

MÁS INFORMACIÓN

En la web: www.bastadetas.com

así soy yo



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 19 de mayo de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores