Edición Sábado 28 de julio de 2012

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

“Si queremos hacer hemos de contar con la gente”

“Si queremos hacer hemos de contar con la gente”
 

El español Lluis Navarro Baquero compartió en Rosario una mañana de trabajo junto a más de 1.000 empresarios Pyme santafesinos. Fue en la sexta edición de Tour Pyme, el ciclo de conferencias en el que se habló de dirección, de equipo y de un nuevo modo de trabajo.

TEXTOS. FLORENCIA ARRI. FOTOS. GENTILEZA TOUR PYME.

Mil cincuenta empresarios de la región compartieron la mañana del lunes 2 de julio en City Center Rosario. Allí se realizó la sexta edición de Tour Pyme, el ciclo de conferencias organizado por la consultora JM Quirós y su Centro de Capacitación y Empresa, que superó en este encuentro su propia marca de convocatoria.

La propuesta fue la conferencia “Herramientas clave para conducir a nuestra gente”, a cargo del español Lluis Navarro Baquero. La razón, la necesidad de hallar herramientas que propulsen el trabajo del personal hacia los objetivos.

El disertante aborda esta temática desde hace varias décadas: es autor del libro “Dirigir no es sólo mandar, es el momento de hacer hacer”, un manual de management que desarrolla en detalle el método de dirección por objetivos.

Más allá de la tinta y el atril, es fundador de la empresa española Navarro Consultores especializada en las áreas de dirección general, comercial y marketing. Con sede en Valencia, España, la demanda animó a la consultora a desembarcar con sus oficinas en Buenos Aires. Desde allí trabaja con directivos de pymes argentinas en el incremento de potencial de sus colaboradores, la motivación y el compromiso de su gente y la implementación de un sistema de remuneración eficaz alineado a los objetivos del negocio.

Fueron estos ejes los que también articularon su exposición en la mañana de trabajo que compartió con el empresariado santafesino. Su punto de partida fue establecer que si bien “somos de distintos rubros, de empresas de dimensiones diferentes y nos gusta pensar que nuestra empresa es diferente, somos menos distintos de lo que parece. Tenemos más cuestiones en común de lo que pensamos... tenemos problemas distintos pero también parecidos. Debemos analizar el entorno concreto, analizar los medios de que dispongo para aplicar soluciones más precisas, pero los problemas son los mismos”.

DAR MOTIVOS

La disertación de Lluis Navarro Baquero tuvo como ejes temáticos a la “conducción efectiva” y la necesidad de dirigir por objetivos y de tenerlos presentes como criterios de decisión. A sus ojos, incluso en tiempos turbulentos, el desafío es “no dejar que las cosas ocurran sino hacer que ocurran”.

Según su experiencia como consultor, “con frecuencia los empresarios nos nutrimos más de expectativas que de planificación porque no hacemos que las cosas ocurran y sólo apagamos fuegos”. En la eterna lucha por lograr que lo urgente no relegue lo importante, su interpelación hacia la dirigencia fue clara: “Basta de tirar culpas, es hora de dirigir, de hacer que los demás hagan”.

En otras palabras, y tal como explica en extenso en su libro, “dirigir no es sólo mandar, es hacer hacer; conseguir que otro haga por mí lo que me interesa, lograr que a mis colaboradores les interese hacer lo que espero de ellos” e incluso “mandando lo menos posible”. Según su exposición, para “lograr que otros hagan las cosas y provocar los resultados” la clave está en la motivación, en “dar motivos” para despertar en el equipo el deseo de alcanzarlos.

Tras la conferencia, el disertante explicó a Nosotros que “motivación” es “uno de los conceptos de los que más se ha hablado y que menos se ha trabajado. Si bien las palabras ‘motivación’, ‘equipo’ y ‘recurso humano’ están muy habladas, hay muy poca realidad sobre esos temas (...) La propia palabra ‘recurso humano’, un avance sobre el concepto de ‘personal’, es mezquina. Las personas no son recursos, recurso es una máquina, el capital, el inmueble... las personas no somos recursos”.

Si bien el cambio de la figura del ‘empleado’ por la del ‘colaborador’ e incluso la de ‘equipo’ no es novedad, su relevancia lo vuelve un cambio imperativo, “necesario para progresar. El empleado es un status jurídico; el colaborador es un status de responsabilidad, un status psicológico. Soy empleado porque un papel lo dice, y en cambio soy colaborador si estoy dispuesto a aportar de mí y el empresario está dispuesto a aceptarme. Es un estadio superior que no da un papel, está dado por actitudes”.

Como contrapartida, “el empresario tiene la empresa, las ideas, la responsabilidad, y utiliza la mano de obra como si fuera maquinaria. Sin embargo, debe comprender que sólo no va a poder. Si quiere llegar a sus metas necesita del equipo; de ese grupo formado de personas que piensan, que toman decisiones y que aportan o no lo hacen”.

El punto de escisión es muy claro: “El poder que tienen los colaboradores es muy importante. Si bien no tienen el poder de decidir lo que se tiene que hacer en la empresa sí pueden evitar que se haga. El personal no decide activamente lo que hay que hacer pero, si no quiere, puede evitar que se haga lo que el directivo quiere; he allí su envergadura”.

“EL FUTURO ES DE LAS PYMES”

En el modelo de dirigencia que desarrolló Navarro Baquero, “la motivación es elemental, el equipo es un elemento a contar. Si queremos hacer hemos de contar con la gente”. Su propuesta fue incluso más allá: a su criterio, el desafío de esta nueva perspectiva reside en que “las empresas, desde las Pymes hasta las grandes, cada vez hacen productos más parecidos. Todo parece indicar que la diferenciación en base a los productos va a ser cada vez más difícil; tal como los procesos de trabajo, hoy fácilmente copiables. Lo único que no es copiable es la persona. Las empresas que tengan mejor equipo, gente más idónea y más motivada, serán las que podrán sobrevivir, expandirse y triunfar”.

En días en que el Viejo Mundo se sacude por turbulencias financieras, la mirada de este consultor empresarial fue optimista: “De aquí a 10 años, las Pymes van a ser más el futuro que ahora. La Pyme va a adquirir más importancia de la que tiene porque el mundo de la globalización es un mundo en el que todos estamos relacionados. Antes, cuestiones como la exportación y el intercambio solamente la podían encarar los grandes y hoy está en manos de todos. Personalmente, nosotros somos una Pyme y estamos con una oficina en Buenos Aires, algo que hace 20 años hubiese sido impensable. El futuro es de las Pymes, hay más margen de crecimiento que en las grandes empresas porque muchas de ellas pueden tener problemas por lo pesado de sus decisiones”.

HACER HACER

“Dirigir es hacer hacer”, agregó el español, y arrojó una clara propuesta de cambio para la dirigencia: “Elijo citar a Einstein, quien dijo que ‘si no hacemos cosas diferentes no obtendremos resultados diferentes’. Cuando algo sale mal, si al volver a hacerlo no cambiamos algo saldrá lo mismo, porque no era lo que había que hacer. Hay que hacer cosas diferentes, incluso en lo referente al equipo. La mejora continua es cambiar, no creer que las cosas tienen un modo de hacerlas porque siempre se han hecho así; es de los peores errores que podemos cometer”.

“Las cosas no cambian cuando pueden cambiar, cambian cuando es preciso que cambien -expresó Lluis-. A las condiciones las crea la necesidad; aparecen cuando es preciso que ocurran las cosas. En biología se dice que la necesidad hace al órgano y no al revés. No oímos porque tenemos orejas, sino que tenemos orejas porque era preciso oír. En la evolución de la empresa, como en todo, pasa lo mismo. La evolución no es lineal: hay pasos adelante, pasos atrás... Ahora estamos en un momento de retroceso en derechos sociales en Europa, por ejemplo. No pasa nada pero lo que se retroceda se recuperará con creces porque la historia tiene sólo un camino; y en la evolución de la empresa ocurre lo mismo. Hay un sólo modo de hacer las cosas: bien hechas”.

Según el disertante, para “lograr que otros hagan las cosas y provocar los resultados” la clave está en la motivación.

LLUIS.JPG

La disertación de Lluis Navarro Baquero tuvo como ejes temáticos a la “conducción efectiva” y la necesidad de dirigir por objetivos y de tenerlos presentes como criterios de decisión.

+ información

En la web

www.tourpyme.com.ar

www.jornadaspymes.com.ar

Quién es

Lluis Navarro Baquero es Máster en Dirección General IESE Business School de la Universidad de Navarra, y Máster en Dirección de Empresas del Instituto de Directivos de Empresa, IDE-CESEM, de Madrid.

Su acento español estuvo presente en las cinco ediciones de las Jornadas de Actualización Empresaria que la misma consultora realiza en forma anual y ya convoca a un nuevo encuentro: 17 y 18 de septiembre, en Puerto Madero, Buenos Aires. Tal como en Rosario, desarrolla claves del management dirigencial en otras seis ciudades argentinas que componen esta sexta edición de Tour Pyme.

El futuro es de las Pymes, hay más margen de crecimiento que en las grandes empresas porque muchas de ellas pueden tener problemas por lo pesado de sus decisiones.



tapa
Suplementos
Deportes
Escenarios & Sociedad
Campo Litoral
Congreso Trizonal CREA
El evento de capacitaci�n permiti� hacer una pausa para repensar los m�todos que permitan crecer a la empresa agropecuaria aprovechando la demanda mundial de alimentos: innovar, acciones colectivas bien comunicadas y reducci�n de costos como metas centrales.
Nosotros
Necrológicas Anteriores