Edición Domingo 29 de julio de 2012

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

“Las joyas eran berretas”

Moria recuperó su libertad

La vedette Moria Casán recuperó este mediodía su libertad tras declarar ante una fiscalía de Paraguay por el faltante de joyas que le prestó un empresario local y señaló que las alhajas “eran berretas” porque le provocaron alergia.

 

DyN

La vedette Moria Casán, quien pasó la noche detenida en la comisaría de la mujer de Asunción del Paraguay, dijo que tenía previsto regresar mañana a Buenos Aires donde debe cumplir compromisos laborales. La detención se produjo en el aeropuerto de Asunción luego de que Armando Benítez denunciara el faltante de la gargantilla y de dos aretes.

“Terminé de trabajar, puse mis joyas en una caja, empezó a entrar gente que me vino a saludar y las cosas desaparecieron”, acotó ante la prensa al salir de la fiscalía.

“La fiscal me dio la libertad. Ella cree en mí”, aseguró Moria Casán, al salir de la dependencia judicial paraguaya en la que tuvo que declarar tras haber sido denunciada por un supuesto robo de joyas.

La diva fue demorada en Paraguay por un denuncia que realizó un joyero, quien relató que le prestó una gargantilla de diamantes y zafiros y un par de aros a la artista y que ella no se los devolvió.

“Estoy muy tranquila, voy a aclarar todo”, había asegurado al salir de la Comisaría 17 y concurrir hasta la fiscalía donde fue indagada por la supuesta apropiación de alhajas, valuadas en 80.000 dólares.

“Yo no creo nada...”

Armando Benítez, dueño de la joyería paraguaya que le prestó alhajas a la vedette Moria Casán, advirtió hoy que no podía acusar directamente a la actriz por el faltante de un collar porque no creía “nada” y aclaró que el conjunto de diamantes y zafiros sigue desaparecido.

“Yo no creo nada, lo único que sé es que desapareció el collar”, acotó Benítez quien denunció el faltante de las joyas que derivó en el arresto de Casán en Asunción del Paraguay.

Sin embargo, aclaró que a la vedette “no la puedo acusar, jamás” directamente por el faltante. “Le presté el collar para que lo luzca con la condición de que lo devuelva en el camarín cuando terminara el espectáculo. Cuando voy al camarín ella ya no tenía el collar, eso es todo”, indicó el joyero.

Además, ratificó en diálogo con radio Mitre que “hay una escribana que labró el acta correspondiente. Ella vio todo. Me llamó la atención esto, traté de comunicarme con Luciano Garbellano (socio de Casán en restaurantes) y me decía que tenía amigos en Paraguay, que me tranquilice que todo se va a arreglar”, añadió.

Benítez relató que buscó el diálogo “hasta que llegó el momento en que realicé la denuncia” que, admitió, radicó “a las 5 de la tarde del día siguiente” de detectar la desaparición.

“A Moria Casán la conocí en Buenos Aires hace más de 33 años, pero ella no se acuerda. Nunca tuve confianza con ella”, añadió. Respecto de la desaparición del collar, dijo que “lo pudo haber robado no sé quién, cuando yo llegué, no estuvo” y estimó el valor de las joyas entre 70 u 80 mil dólares.

“Yo no la acuso a Moria, digo la verdad”, aclaró.

joyachichembombon.jpg

La gargantilla de la discordia. Para el empresario, las joyas con zafiros azules no aparecen y para Moria eran berretas.

Foto: Captura de www.arturojoyas.com



tapa
Suplementos
Escenarios & Sociedad
Los hermanos Dardenne (Jean-Pierre y Luc) son considerados maestros en el mundo cin�filo y cuentan con gran aceptaci�n en festivales y salas. Su estilo es muy definido y reconocido. En “El chico de la bicicleta” insisten con su tema predilecto: la infancia en problemas. Podr�a decirse que los directores belgas son expertos en la problem�tica infanto-juvenil, a la que aportan una mirada tensa, cruda pero a la vez contenedora. Entre sus pel�culas m�s famosas se destacan “Rosetta”, “El hijo”, “El ni�o” y “El silencio de Lorna”.
Necrológicas Anteriores