Edición del Jueves 06 de setiembre de 2012

Edición completa del día

Grito a la calle - Edición Impresa - Buzón

Grito a la calle

Alejandro Reiner

DNI: 93495091

Señores directores: Hola ciudadanos, estoy ahogándome en mis broncas y quiero compartirlo con ustedes. Recién muestro esta carta a un amigo para conocer su opinión y me dice, lo que vos escribiste ya lo sabemos todos, y le contesto: pero yo mi pensamiento lo grito a la calle. Ojalá tengamos millones de estos gritos, entonces no serían 54%. Deseo fervientemente que algunos compartan mi alarido para no sentirme tan solo.

Sucede que la inflación nos está devorando, los impuestos, teléfonos, luz, gas, expensas, las cuotas del colegio y las prepagas, los medicamentos, ni qué hablar de los combustibles. Pero si vamos hablar de los alimentos, vemos impávidos cómo nos están quitando el poder de pago y compras con los sueldos.

Ni pensar ir con la familia a un teatro, a un cine, sentarse en un patio cervecero, disfrutar, gozar de un sencillo esparcimiento. Ya hablamos de la familia, pasemos a la comunidad o ambiente social. La comunidad es el conglomerado de muchas familias que para bien o para mal se influencian mutuamente; pregunto si vivimos en paz, despreocupados.

“La Cámpora” ¿es un grupo estudiantil en vacaciones tan fervorosos y ruidosos? que sigue a la señora presidenta por doquier y ahora como pícaros y al descuido se introducen en las escuelas ¿para enseñar qué materia? ¿adoctrinamiento político de qué tendencia? Hay democracia cuando el sistema de soberanía del poder residía y estaba sustentada en el pueblo. Digo esto simplemente porque usted, señora presidenta no acepta críticas, diálogos, su entorno -los más allegados, ministros- todos son obsecuentes, obedientes, disciplinados y a eso le llama democracia.

Ciudadanos: ¿me pueden explicar el proyecto del oficialismo para otorgarle el derecho del voto a jóvenes de 16 años? Yo no creo que estos jóvenes estén capacitados para emitir votos; si no rinden como estudiantes en la secundaria vemos en su conducta sentimientos de inseguridad por sus cambios físicos, achacan al adulto sobre todo su falta de comprensión. Primero maduren, que nuestros maestros los eduquen y después pueden votar.

El gobierno busca esas frágiles mentes para manipularlas a sus necesidades. Ciudadanos, ¿pueden decirme hasta cuándo vaciarán las arcas del Anses? Si hay tanta plata (que es del aporte de los jubilados)¿porqué nos niegan el 85% que es ley?

Quien escribe es un jubilado de 81 años ex viajante de comercio y como muchos colegas hemos echo patria llevando mercadería y moda a lugares lejísimos de capital. Nuestros inicios eran provincias que no tenían pavimento,y sin embargo estábamos orgullosos del país, veíamos cómo crecía. Decíamos “es una mina de oro”. Con millones de brazos cruzados, niños mendigando, otros limpiando parabrisas... Eso es culpa de un gobierno que en vez de engrandecer un país se ha dedicado a repartir planes asistenciales “por un voto”. ¿Saben qué se logró? Que este bendito país perdió lo que nuestros mayores nos han enseñado: la cultura del trabajo. Me importa muy poco la economía foránea, me importa mi país.



Imprimir:
Imprimir
Jueves 06 de setiembre de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores