Edición del Sábado 22 de diciembre de 2012

Edición completa del día

Línea de poder - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

Línea de poder

Con capacidad para redireccionar cualquier ojo, con trazos finos o gruesos, el “eye-liner” incendia la mirada, aunque no está exento de ciertas complicaciones a la hora de aplicarlo.

TEXTO. CARMEN MARTÍN. FOTO. EFE REPORTAJES.

46231_2.JPG
 

El “eye-liner” sobrevive a los vaivenes de la moda y, a base de pequeños matices, se amolda a las tendencias. Esta temporada, el mítico cosmético cobra protagonismo y muestra su faceta más retro y vanguardista. “Este delineador de ojos aporta poderío, glamour y sofisticación a la mirada”, afirma el maquillador José Miguel Belmonte.

Nació en la década de los ‘50 y, desde el principió, enamoró a miles de mujeres que cayeron rendidas ante su extraordinaria fuerza para potenciar la mirada. Entre ellas, divas de Hollywood como Audrey Hepburn y Marilyn Monroe que gracias a este producto sofisticaron sus ojos.

Hasta entonces su uso era más contenido, se utilizaba para ocultar la línea de las postizas. Sin embargo, a finales de los ‘50, el trazo se prolonga y supera la naturaleza del ojo con una línea gruesa y ascendente rematada en punta.

Hoy, Lana del Rey, Dita Von Teese, Penélope Cruz y Scarlett Johansson son algunas de las “celebrities” que no pisan una alfombra roja sin él.

El “eye-liner” consigue que los ojos se vean más grandes, blanquea su interior, espesa las pestañas e intensifica la mirada. Además, sirve como cosmético multiuso ya que se puede aplicar sobre el párpado superior e inferior, por su parte interna o externa e, incluso, para mejorar la forma de las cejas.

“Este producto de maquillaje tiene la bondad de redireccionar cualquier ojo”, explica el maquillador oficial de Maybelline New York, Gato, quien apunta que “además tiene la virtud de se muy versátil, aunque no sencillo de aplicar”.

¿CÓMO APLICARLO?

Firmas como Dolce & Gabanna, Max Azria o Louis Vuitton apuestan por un maquillaje con rabillo, pero ¿sabe cómo aplicarlo? Cada temporada, su textura mejora considerablemente, por lo que hoy en día resulta mucho más fácil de aplicar y tiene una mayor adherencia.

Los formatos en gel y los nuevos aplicadores en forma de lápiz o rotulador resultan ideales para las manos más inexpertas.

“No se debe obviar que utilizarlo precisa buen pulso”, apunta José Miguel Belmonte, quien aconseja “apoyar el codo para que la mano no tiemble o bien dibujar puntitos con un lápiz y luego unirlos con el ‘eye-liner’ que redefinirá la mirada”.

En el párpado superior se debe trazar la línea sobre la base de las pestañas y, en el inferior, se debe perfilar un trazo muy fino sobre el borde interno.

UN COLOR PARA CADA MOMENTO

El negro aporta intensidad y favorece a las mujeres con los ojos marrones oscuros o negros, mientras que a los más claros puede resultar un poco agresivo. Sin embargo, el tono marrón oscuro se ocupa de aportar vitalidad a la mirada. Para las mujeres de ojos claros, el “eye-liner” azul o verde otorga brillo y vivacidad.

Existen varios tipos. En el mercado se pueden encontrar en varias texturas. Los de mina dura resultan idóneos para realizar un trazo más fino y preciso, mientras que los blandos son fabulosos para trabajar las rayas gruesas y difuminarlas.

“El negro es el color más seductor y el que aporta a los ojos mayor dramatismo. Aplique el delineador de ojos sólo en el borde interno del párpado inferior. Tenga en cuenta que el negro tiene poder para hacer más pequeños los ojos, de manera que trace la raya justo por el exterior del borde del párpado. La raya en crema o marfil hará que parezcan más grandes y brillantes”, dice la firma Oriflame.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 22 de diciembre de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores