Edición del Sábado 05 de enero de 2013

Edición completa del día

Duro reclamo de los productores después de lluvias devastadoras - Edición Impresa - Economía

Afirman que está dañado el tejido productivo

Duro reclamo de los productores después de lluvias devastadoras

La Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe solicitó ayuda directa, pero advirtió sobre la “clara discriminación” desde el gobierno federal. Además se declaró “alerta máxima”.

A_JZ.jpg

Quienes hicieron el esfuerzo de resembrar soja también temen por las renovadas precipitaciones. El daño ha sido grande pero aún no se sabe hasta dónde llega. Foto: José Zenclussen

 

De la redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

“La Confederación de Asociaciones Rurales de la provincia de Santa Fe (Carsfe) manifiesta su profunda preocupación por la grave situación por la que atraviesan miles de productores de todo el territorio provincial por las intensas lluvias y tormentas y reclama la máxima atención de las autoridades locales, provinciales y nacionales, las ya prestadas en la emergencia, y sobre todo las que aún restan instrumentar para paliar el duro momento del campo santafesino”.

Señala la entidad que preside Francisco Mayoraz que “las lluvias que han más que duplicado las medias habituales de los últimos años; tormentas de gran intensidad que se abatieron sobre producciones, poblados y áreas rurales, ríos y arroyos totalmente desbordados, campos anegados por largos días, han encendido luces de alerta máxima”.

Expone que “más allá de la asistencia directa de los gobiernos locales, acotado su accionar -por el escaso presupuesto que manejan- y de la respuesta en la coyuntura del gobierno provincial, resta todavía ver de qué manera se reconstruye el dañado tejido productivo de toda la provincia, tanto desde las correspondientes declaraciones de emergencia y desastre como desde formas de auxilio directas compatibles con el gran daño recibido”.

“El campo argentino -el campo santafesino en particular- es generador de riquezas y una constante fuente de transferencia de fondos privados a lo público, y del territorio provincial a la Nación, todo ello sin mayores retornos en obras, dada la clara discriminación que nuestra provincia, a pesar de sus cuantiosos aportes, sufre por parte del gobierno nacional”.

Señala que en ese contexto “es momento ahora, ante una situación de catástrofe como la que viven miles de productores, de dar respuestas oportunas y suficientes para rearmar el aparato productivo y los ciclos interrumpidos por las intensas lluvias y sus devastadoras consecuencias”.

Por último insiste: “Pedimos con toda claridad a los gobiernos locales y provincial el máximo esfuerzo económico posible, además del acompañamiento. Y exigimos con toda claridad del gobierno nacional la ayuda que debe dar a un sector que tanto le aporta a las arcas y que ahora requiere de todo el apoyo para seguir funcionando”.

Atrasos

Ahora por excesos de lluvias, antes por la sequía. Santa Fe dictó la emergencia agropecuaria por los efectos de la Niña en varios departamentos a fines del 2011 y aún la Nación no homologó esa medida que sirve, entre otras cosas, para diferir el pago de impuestos como Ganancias o Bienes Personales. Es decir, el productor santafesino no tuvo ese mayor plazo por parte de la Nación. La ayuda federal comprometida para departamento 9 de Julio llegó de la mano del ministro Yahuar -junto al diputado Agustín Rossi- en tres tramos; la semana pasada, el ministro Fascendini reclamó el atraso en la tercera cuota, que todavía no llegó a los productores.

 

Se han perdido ya miles de hectáreas de cultivos y alterado los ritmos de todas las producciones, provocando severas pérdidas que afronta en primera medida el propio productor agropecuario”.

Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe

Reclamo formal a las autoridades

Los planteos apuntan a la Casa Rosada

“Carsfe apoya el pedido de fondos realizado por el gobierno provincial a la Nación, porque es ella -la Nación- la principal beneficiaria de trabajo del hombre de campo, que ahora reclama con justicia ser escuchado y atendido, porque lo necesita de manera urgente. Igualmente apoya las gestiones que se realizan en el mismo sentido ante el Congreso de la Nación y reclama de sus legisladores nacionales -de todos los partidos- posturas de defensa clara y directa ante la emergencia hídrica”.

Sobre el fin del pasado año el gobernador Antonio Bonfatti reclamó a la Nación unos $ 50 millones en Ayudas del Tesoro Nacional para afrontar la emergencia. Pero en las últimas horas el mandatario provincial recordó que hay más de $ 2 mil millones que el gobierno federal le debe a Santa Fe.

“No hay probablemente en todo el país -dice Carsfe- un sector más directamente atacado por la voracidad fiscal nacional. Y probablemente hay pocos que pueden ostentar tan marcada desatención de ese mismo gobierno, máxime en nuestra provincia donde la inversión nacional brilla por su ausencia, desde rutas hasta mínimas tareas de logística que aseguren el sostenimiento de la actividad.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 05 de enero de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores