Edición del Sábado 05 de enero de 2013

Edición completa del día

La inversión cayó 2,2 % del PBI - Edición Impresa - Economía

Evaluación del Ieral al cierre de 2012

La inversión cayó 2,2 % del PBI

La tasa se ubicó por debajo del 23 % del Producto Bruto Nacional. Con menos capital y un aporte laboral apenas por encima de 2011, el año cerró con un retroceso de productividad.

 
Crecimiento argentino desde 1950.pdf

De la redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

Un estudio del Ieral -Fundación Mediterránea- evaluó que en el tercer trimestre del pasado año la inversión cayó 3,5% respecto a igual período de 2011, por lo que en el año se acumula una contracción del 5%.

“Tomando en cuenta que tanto los indicadores de construcción como la importación de bienes de capital mantienen variaciones negativas en el último trimestre, se espera que la inversión en 2012 cierre con una caída del orden de 5% aproximadamente”, señala el documento que lleva la firma de Inés Butler.

Con este comportamiento, la tasa de inversión para 2012 se encontraría levemente por debajo del 23% del PIB. “Esto es casi 2 puntos porcentuales por debajo del 2011. Un tercio de esta reducción se explica por menor inversión en construcción y dos tercios por una fuerte caída en equipo durable importado que fue sólo levemente sustituida por equipo de origen nacional”, señala el informe.

“La relevancia de la tasa de inversión -explica- radica en que configura el sendero de crecimiento de la economía para los próximos años al determinar la trayectoria del stock de capital que la economía utiliza para la producción”.

Detalla que “la tasa de 22,9% para 2012 permite una expansión del stock del Capital de 4,6%. De este modo, la contribución del capital al crecimiento para 2012 rondaría los 2,1 puntos porcentuales. A esta contribución se suma un pequeño incremento en la fuerza laboral, que contribuye positivamente en 0,25 pp por un aumento de 0,5% de la cantidad de empleados”.

Añade que “si nos guiáramos por la disponibilidad de insumos, la producción debería haberse incrementado alrededor de 2,3% sin mejoras tecnológicas. El crecimiento para el año se encuentra por lo menos un punto porcentual por debajo de ese valor, lo que muestra un peor aprovechamiento de los recursos disponibles, lo que se traduce en un deterioro de la productividad total de factores de la economía que se estima en el orden de 1,1 puntos porcentuales”.

4 %

fue el crecimiento recortado de 2012

según evaluó el Ieral por el impacto de la menor inversión en la economía nacional.

Altibajos

Recuerda el Ieral que “la economía argentina ha registrado en los últimos años elevadas tasas de crecimiento que, efectivamente, fueron acompañadas por una tasa de inversión creciente que en 2011 alcanzó 24,5% del PIB”. Señala sin embargo que “en 2009 y en 2012, la caída del PIB (o el menor crecimiento) se tradujo en contracciones en la Inversión, de 10,2 y 5,1% respectivamente”.

Dólar

Otro indicador que refleja el incremento en los costos de transacción -que desalientan la inversión- es el de la brecha del tipo de cambio que compara la cotización en el mercado informal con el tipo de cambio oficial. “Esta brecha -dice el Ieral- que era del 10% del valor de la cotización oficial cuando se implementaron las restricciones a la compra de divisa extranjera, subieron a más del 20% en mayo de 2012 y luego del pico de julio de 2012, cuando alcanzó 37%, se mantuvo por encima del 30% y superó el 40% en los primeros días de 2013”.

 

Escasas expectativas para lo que viene

La edición especial del informe de coyuntura del Ieral recuerda que “la decisión de invertir depende de numerosos factores” como la expectativa de rentabilidad y la disponibilidad de recursos, variables que “no sólo van a depender del proyecto concreto de inversión sino también del contexto macroeconómico”.

Advierte en ese sentido que “las perspectivas de crecimiento para 2013 son acotadas y, en consecuencia, tampoco se observará un elevado crecimiento en la inversión”. Señala en ese sentido (ver recuadro de altibajos) que “tan importante como un elevado crecimiento, es la volatilidad del mismo, esto es la incertidumbre respecto a la tasa de crecimiento que se observará. “Un nivel elevado de incertidumbre afecta negativamente la inversión, ya que reduce el retorno esperado. Argentina es una economía caracterizada por una elevada volatilidad, como puede observarse en el gráfico que muestra las tasas de crecimiento observadas desde 1950”.

Analizando las tasas de crecimiento se observa que en general se ubican muy por encima del promedio, en el 45% de los casos, o muy por debajo, 34%, y sólo en un 21% de los casos se registran tasas de crecimiento cercanas “promedio”.

“En los últimos años el crecimiento se mantuvo en niveles muy elevados, pero la expectativa de que esta dinámica se mantenga hacia adelante es baja”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 05 de enero de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores