Edición del Sábado 09 de marzo de 2013

Edición completa del día

Más de cincuenta años dedicados al cooperativismo - Revista Nosotros Nosotros

Más de cincuenta años dedicados al cooperativismo

FOTO037.JPG

Imagen de una reunión del Consejo de Administración del Bica en 1978. Gasparotti (der.) junto a, entre otros, Luis Puig, Armando Abraham, José Renzulli, Claudio Riestra y Víctor Belletti.

 

El dirigente Elbio Gasparotti, recientemente retirado, recordó los orígenes y desarrollo de la firma Santo Tomé Cooperativa de Ahorro y Crédito Limitada (posteriormente convertida en Bica), una entidad que dejó su huella dentro del quehacer comunitario de la ciudad y la región.

TEXTOS. ARIEL DURÁN-SERGIO FERRER (santotome@ellitoral.com). FOTOS. AGENCIA SANTO TOMÉ Y GENTILEZA COOPERATIVA BICA.

Elbio Vico Gasparotti fue intendente de la ciudad de Santo Tomé entre 1973 y 1976, una época clave en la vida institucional, política y social de nuestro país. Sin embargo, muchos vecinos lo conocen por ser uno de los referentes del cooperativismo santotomesino y en especial por sus actividades como miembro del Consejo de Administración de la firma Bica Cooperativa de Emprendimientos Múltiples, cargo del cual se retiró hace poco, para dar paso a una nueva generación de dirigentes. Justamente, dicha trayectoria es la que invita a echar una mirada al pasado reciente, para recordar y repasar algunos de los hechos que marcaron el inicio y el crecimiento de la entidad local que dio origen al citado grupo empresarial.

“Allá por el año 1961 había una cooperativa muy importante en la región que se llamaba Apoyo Financiero, la que por diferentes razones quebró y tuvo que cerrar sus puertas. Si bien tenía una sucursal en Santo Tomé y su sede central estaba en Santa Fe, en realidad se había originado en Buenos Aires y ramificado por todo el país. En una asamblea, sus asociados decidieron pasar o trasladar la oficina local a Santa Fe, por lo que Santo Tomé quedó huérfana, por así decirlo, de una entidad financiera que por entonces respaldaba a mucha gente”, manifestó Elbio.

“Fue entonces cuando un grupo de vecinos decidimos formar Santo Tomé Cooperativa de Ahorro y Crédito Limitada, cuyas primeras reuniones se hicieron en la casa de Juan Neme”, amplió después. “Ahí se formó el primer consejo de administración; el primer presidente fue el doctor Rodolfo Talín, el secretario fue el propio Neme y yo el prosecretario”, redondeó.

ÉPOCA DE EMPUJE ECONÓMICO

“Muchos comerciantes y vecinos se adhirieron a nuestra iniciativa”, agregó Elbio posteriormente. “La idea era continuar con las actividades que realizaba la anterior financiera, ante la imposibilidad de contar con una entidad similar que hiciera ese trabajo; el objetivo era formar una cooperativa que sirviera a los intereses de la comunidad santotomesina y creo que cumplió con esos principios”, prosiguió.

“‘Se daban créditos, se abrían cajas de ahorro y cuentas corrientes; también estaban las famosas letras de cambio de aquel tiempo, que funcionaban como si fueran cheques; por ese tiempo el plazo fijo no se utilizaba tanto, francamente”, acotó luego.

“Eran épocas de cierto empuje económico en Santo Tomé, ya que funcionaban la Fiat, la cristalería, Marconetti y G.E.F.A. (Grandes Establecimientos Fabriles Argentinos), entre otras empresas; había una actividad industrial importante, a la que se agregaba el trabajo de los talleres, ya sea de autopartes, como de talladores para quienes trabajaban el cristal”, explicó después.

“Dentro de ese panorama, el movimiento comercial que más se usaba era el de las famosas letras de cambio, que funcionaban como si fueran cheques (entre estas y los depósitos, la cooperativa hacía aproximadamente 2.000 movimientos diarios)”, acotó Gasparotti.

“Con los bancos no se competía, porque teníamos la clientela que ellos no atendían; por eso, al percibirse esa situación, se procuró crear un servicio para dar lugar a la gente que no tenía acceso a los bancos; había muchos comercios y pequeñas industrias, familiares, que no eran atendidas por las entidades bancarias; por eso podría decirse que la cooperativa llegó a marcar, con más de 5.000 afiliados, el pulso de la ciudad’’, concluyó.

Hay una faceta de Elbio Gasparotti de la cual se habla poco o nada, realmente. Es la que tiene que ver con su elección como intendente de Santo Tomé en 1973 y con el período de gobierno en el que estuvo al frente del municipio santotomesino, interrumpido en 1976.

‘Yo era afiliado al Movimiento de Integración y Desarrollo (MID) y también integré, dentro del desarrollismo, el sector de Línea Popular, creado por Carlos Sylvestre Begnis. En ese contexto surgió mi candidatura como intendente, ya que hicimos un frente con el Peronismo, el conocido Frejuli (Frente Justicialista de Liberación), que en Santo Tomé tenía otro perfil, distinto al que mostraba en otros lados”, aclaró Elbio al respecto.

“Así fue como en 1973 accedí a la Intendencia y estuve al frente del municipio hasta junio de 1976, ya que si bien el golpe de Estado fue el 24 de marzo, en mi caso, tuve que seguir algunos meses más en el cargo; el teniente coronel Tabernero -que era ministro de gobierno- fue quien me pidió que continúe hasta que fuera nombrado César Luis Rey Leyes”, agregó.

“En Santo Tomé me queda el honor de haber podido continuar la obra de agua corriente, que fue la principal de las realizaciones que pudo hacerse en esa época, especialmente porque era lo que más reclamaba el vecino”, siguió explicando. “A la gente no se le podía cobrar el servicio, como contribución por mejoras porque la obra todavía no estaba terminada; por eso debió apelarse a recursos del municipio”, añadió.

“Así, se hicieron el conducto principal que empieza en el tanque central y llega hasta la cabecera del Puente Carretero, más los ramales que llegan hasta calle 7 de Marzo (que también deriva hacia la avenida Luján) y la Escuela Simón de Iriondo”, continuó Gasparotti. “El centro de la vida social era la avenida 7 de Marzo, la que comercialmente se iba afianzando cada vez más y mostraba una continuidad de negocios -uno al lado del otro- que le daba el perfil que aún hoy la destaca; ya no quedan más viviendas familiares o muy pocas”, redondeó nuestro entrevistado, quien desde aquel entonces relegó su participación en política para privilegiar su trabajo en el cooperativismo y la actividad comercial.

SUS AÑOS AL FRENTE DE LA INTENDENCIA

NOTA GASPAROTTI PIE 2.JPG

RESEÑA HISTÓRICA

El Banco Bica Cooperativo Limitado empezó a operar el 1º de noviembre de 1978 para dar cumplimiento con la nueva ley de entidades bancarias dispuesta por el entonces ministro de Economía (Alfredo Martínez de Hoz) y tras producirse la fusión de tres instituciones financieras: Santo Tomé Cooperativa de Ahorro y Crédito, Cooperativa del Abasto (con sede en Santa Fe capital) y Caja de Crédito Entrerriana (Paraná). En 1979 ingresaron a esta unión las cooperativas de Gobernador Crespo y La Criolla, mientras que en 1984 se incorporó el Banco Intercoop (con casa central en San Lorenzo) y en 1995 el Banco Rural de Sunchales.

En 1995, por disposición del Banco Central de la República Argentina (BCRA), se constituyó como Banco Bica SA. Las acciones de esta sociedad anónima fueron vendidas en 1997 al Banco del Suquía e inmediatamente se conformó Bica Cooperativa de Emprendimientos Múltiples Limitada, empresa más conocida como Bica CEM o Grupo Bica. La denominación Bica surgió en su momento de la contracción del nombre que originalmente se le quiso poner a la fusión de las tres cooperativas: Banco Intercooperativo Argentino (no aceptada por el BCRA).



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 09 de marzo de 2013
tapa
Todo el diario

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Más Noticias de Nosotros

Recomendadas

Las extrañas formas de las nubes tras la tormenta  -  -
Área Metropolitana
Salarios: gobierno buscará acotar aumentos al 23 %  -  -
Economía
Vignatti viajó de última a Brasil y se reúne con Comesaña -  -
Las fotos de la tormenta en la ciudad -  -