Edición del Lunes 11 de marzo de 2013

Edición completa del día

Las ciclovías son útiles, pero están descuidadas     - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

Son poco aprovechadas

Las ciclovías son útiles, pero están descuidadas

Las ciclovías son útiles,  pero están descuidadas

Falta mantenimiento. La ciclovía que va del Puente Negro a Don Bosco está muy deteriorada. Paradójicamente, es la senda más transitada.

Foto: Pablo Aguirre

 

 

 

De la Redacción de El Litoral

area@ellitoral.com

El estar separadas del tránsito vehicular, las convierte en las vías más seguras para andar en bicicleta. Esa es la ventaja que destacan quienes usan habitualmente las ciclovías. “Con lo peligroso que está el tránsito, es muy importante contar con un espacio seguro. Andar en la ciclovía es más cómodo y me siento protegido”, comentó Luis González, un vecino de Sargento Cabral que prefiere hacer unas cuadras de más para agarrar la ciclovía de Pedro Vittori.

“Todos los días tomo la ciclovía: hago cuatro viajes por día para ir y venir del trabajo. Desde Don Bosco hasta Bulevar tardo 15 minutos y evito Facundo Zuviría porque si no, me pasa un auto por encima”, contó Iris González, quien resaltó la practicidad, pero lamentó el mal estado en que se encuentra.

El asfalto deteriorado y la estrechez de la senda son los principales obstáculos de esta bicisenda. “He visto a muchas personas caerse de la bicicleta por los pozos que hay y porque la senda es tan angosta, que no pueden pasar dos bicicletas en sentido contrario”, detalló la mujer y agregó: “El asfalto está destruido. En un año de ir y venir todos los días terminé rompiendo una bicicleta por los pozazos”.

En una recorrida de El Litoral, se advirtió que la ciclovía que une el Puente Negro con Don Bosco es la más transitada. Un día de semana al mediodía, se ven decenas de chicos que salen de la escuela y trabajadores de la zona norte que vuelven a sus hogares. Paradójicamente, es la que se encuentra en peor estado: la senda es sumamente estrecha y el asfalto está muy deteriorado, con tramos donde es imposible circular por los pozos.

Poca luz y mucha basura

Los vecinos coinciden en que la bicisenda de Pedro Vittori es “la más linda de la ciudad” por la forestación que la rodea. Sin embargo, lamentan lo descuidada que está. “Toda la ciclovía está a oscuras, la falta de luces es crítica. El asfalto está más o menos bien, salvo las partes donde las raíces lo levantaron. Pero lo peor de todo es la cantidad de basura que se acumula en los laterales. Es verdad que la gente tiene la responsabilidad porque tira la basura, pero por otra parte la Municipalidad no responde en tiempo y forma”, se quejó Edmundo Steckler, que vive sobre Pedro Vittori entre Domingo Silva y Luciano Molinas.

El reclamo se repitió en boca de otros vecinos. “Está todo abandonado y hay mucha basura: desde ramas hasta restos de comida”, acotó Gladys Sicuro, cuya casa está frente a la ciclovía.

“Desde que se la construyó, nunca más se le hizo nada. Es muy linda, pero la dejaron caer. Las raíces de los árboles levantan el asfalto. Además, hay mucha mugre en los alrededores; eso es culpa de la gente”, señaló Luis González.

La inseguridad es otro problema que limita el uso de las bicisendas. “Más de una vez presenciamos un robo”, aseguró Edmundo. “Sólo se puede transitar de día. De noche, ni se me ocurre”, admitió Luis. “La uso todos los días para ir a trabajar y es de mucha utilidad, pero de noche no me animo”, dijo Norma M. C., quien transita diariamente la ciclovía paralela a Vélez Sarsfield para ir a la escuela donde trabaja. Otro inconveniente que señalaron muchos usuarios es la presencia de motos en una vía que debería ser exclusiva para bicicletas. Esta situación se ve en todas las bicisendas, pero es más frecuente en el tramo que une la de Pedro Vittori con la de Vélez Sarsfield.

Poca iluminación, asfalto deteriorado y mucha basura son los principales problemas. Además, los ciclistas temen por los arrebatos y restringen su uso.

Rodados públicos y gratuitos

Desde que la Municipalidad implementó el programa “Subite a la bici” hace dos años, se hicieron 14.700 préstamos: 8.500 el primer año y 6.200 durante 2012. El año pasado se sumaron 1.316 ciclistas nuevos.

Con el objetivo de estimular el uso de este vehículo ecológico, el programa cuenta con ocho paradas y unos 150 rodados. Los centros para retirar los vehículos están abiertos de 8 a 19 y los usuarios pueden usarlos tres horas como máximo por día.

El programa es gratuito y los requisitos son: tener 18 años, presentar DNI, fotocopia de un impuesto o servicio y realizar la firma para el préstamo. Se puede circular en toda la ciudad, excepto en sectores restringidos como avenida Alem y Ruta Nacional 168.

Cuando se retira una bicicleta de las estaciones, los encargados le entregan, además del casco, una linga con candado por si quiere dejarla estacionada en algún lugar mientras la usa.

Las ciclovías son útiles,  pero están descuidadas

A oscuras. La escasa iluminación desalienta el uso de la ciclovía de Pedro Vittori después del atardecer.

Foto: Flavio Raina

Las ciclovías son útiles,  pero están descuidadas


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 11 de marzo de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores