Edición del Sábado 30 de marzo de 2013

Edición completa del día

Sonidos del alma - Revista Nosotros Nosotros

Sonidos del alma

DSC05240(1).JPG
 

Georgina Prendes

Es santafesina, violoncellista y ama la música. Toca en un trío e integra la Orquesta Tango Santa Fe. La vocación por la música la herederó de su madre y su abuela.

TEXTOS. LUIS GUDIÑO.

FORMA DE EXPRESIÓN. “La música ayuda a sensibilizar a las personas, es una de las formas que tengo para poder expresarme, entra más en juego la parte del sentimiento de uno, y en ello veo lo más importante en el hecho de hacer música. Siempre me ha gustado hacer actividades artísticas, música, artes marciales (en mi caso, tai chi y kung fu) y danzas árabes. Al interpretar siento muchas cosas, varía de acuerdo a lo que estoy tocando, si es un tango, música clásica, pop. Lo que más me llega es el tango y creo que -por eso- también a quien escucha. Al momento de tocar me pasa mucho que me acuerdo de personas, de mi abuela a veces -que ya no está-; otras tengo presente a mi pareja, y ese recuerdo y sentir me ayuda mucho en la interpretación, porque -de cierta manera- así va dedicada la obra. Los fines de semana toco en el Holiday Inn para quienes van a su restaurante. Y tengo por costumbre decir internamente que ofrezco lo que hago a las personas que se encuentran ese día en el hotel, a modo de entrega”.

SU INSTRUMENTO. “Cuando era chica, mi mamá, Alcira Castelnovo, y mi abuela Alcira Bello de Castelnovo me inscribieron en la Escuela de Música 9.901. Allí se hacen conciertos didácticos y se muestra cada uno de los instrumentos para que cada alumno elija. Así fue como elegí el violoncello. Lo que recuerdo del momento es que me gustó mucho su sonido. En estos momentos estoy tocando en un trío junto con Marina Regali en violín, y Ramiro Pierozzi en guitarra, en el hotel, en casamientos y otros eventos. Formo parte del octeto de violoncello ‘Ocho Cellos’, bajo la guía de Georgina Mussin, quien también es mi profesora en el Liceo Municipal de Santa Fe. E integro la ‘Orquesta Tango Santa Fe’, que a partir de este año pasa a llamarse ‘Orquesta Adolfo Arese’ en homenaje a quien fuera nuestro director hasta el año pasado, cuando falleció, dejándonos a todos con gran pena, pero con ganas de continuar la orquesta que él formó con gran entrega y amor”.

ACTUACIÓN INOLVIDABLE. “Fue en la primera muestra de fin de año del Liceo Municipal en la que participé junto a un quinteto de cuerdas con compañeros, dirigida por el Maestro Jorge Chiappero, quien fue el que primero me abrió las puertas y me alentó a tocar siendo principiante. Y lo sigue haciendo, por lo que le estoy muy agradecida. Por eso, a esa actuación la recuerdo con mucho cariño. Otra actuación muy especial fue en un congreso de kung fu exclusivamente femenino, organizado por la Federación Shaolin Tao, en San Esteban, Córdoba, en mayo de 2012”.

NOCHE ACCIDENTADA. “La actuación más accidentada que recuerdo fue en la Iglesia del Carmen, tocando con el ensamble de cuerdas del Liceo. El puntal que sostiene el cello va trabado siempre por alguna correa, desde la silla, o alguna hendidura en el piso; así el cello no se resbala. En este caso, había olvidado la traba. La pequeña hendidura que encontré en el piso era muy poco profunda, por lo que el instrumento se resbaló varias veces, generando un ruido metálico del puntal contra el piso, ampliado por la acústica de la iglesia. Todos miraban asustados por el ruido y no sabía dónde meterme”.

SU INSPIRACIÓN. “Desde lo interpretativo y técnico me gusta Yo Yo Ma, Ralph Kirshbaum. Y desde lo humano y social admiro mucho a mis profesores Mauricio Weber y Georgina Mussin, de quienes valoro grandes cosas. Mauricio siempre me ha contenido en mis estudios, lo que aprecio mucho en un profesor, que sea comprometido con lo que hace y cómo lo hace con diplomacia, cortesía y paciencia. Georgina me llena de entusiasmo por la energía y las ganas que transmite de seguir avanzando. De todos espero asimilar y transmitir estos valores. Lo que interpreto no es música propia sino de otros autores, en su mayoría música clásica y tango, Bach, Boccerinni, Brahms, y en la orquesta de tango interpreto muchos autores, pero fundamentalmente de Julián Plaza y Homero Mansi”.

SUITE Nº1 DE BACH. “Bach escribió 6 suites para cello solo; su movimiento más conocido popularmente es el preludio de la Suite Nº 1. Estas suites son consideradas como una de las mayores obras para violoncello jamás escritas. Por mucho tiempo fueron relegadas hasta su redescubrimiento por parte de Pau Casals (violoncellista español) a finales del siglo XIX. Son algunas de las obras que más disfruto interpretar”.

SUS METAS. “El hecho de querer alcanzar grandes metas me genera la voluntad para perfeccionarme en el violoncello que es a lo que apunto; sé que es largo el camino pero tengo fe en eso. Y esas ansias de alcanzar la perfección también están en mi cómo mujer y, a través de la música, potenciar lo que haya en mí, y que sirva para brindar algo bueno a la sociedad. En el caso de mi carrera, quisiera -como mi profesor- llegar a tocar en la Orquesta Filarmónica del Teatro Colón. Con la música quisiera poder brindar algo bueno. Como también practico kung fu (soy alumna del Maestro Omar Carrasco) me gustaría -a modo de honor a sus enseñanzas- poder brindar algo que sea de utilidad, y que veo que se puede hacer desde las artes marciales, y en mi caso también desde la música. Es de las cosas más lindas que me ha regalado la vida. Doy gracias a Dios de tener la posibilidad de dedicarme a esto, en estos tiempos en que los valores están muy dejados de lado. En la música veo una facilidad para encontrar y transmitir algo lindo a quien escucha, un medio para desarrollar en las personas el sentimiento de bienestar, de cariño, de amor y de eso que está dentro de cada persona, como en el espíritu de uno, y que -así en la música como en las artes marciales- ayudan a despertar lo bueno de uno”.

ACTIVIDADES

“Hago danzas árabes que es algo que me hace sentir muy bien. Y kung fu, a lo que le dedico la mayor parte del tiempo. La sede provincial de la Federación Shaolin Tao en Santa Fe está en calle Belgrano 3112; allí dicto clases de tai chi y kung fu todos los días, y también en la Vecinal Mariano Comas. En el Liceo municipal de Santa Fe estudio la carrera de Formación Profesional en instrumento, y en el Instituto Superior de Música de la Universidad Nacional del Litoral hago el Profesorado de Música con Orientación en Violoncello”.

SU FAMILIA

“Mi familia está integrada por mis padres Rodolfo Prendes y Alcira Castelnovo, y mis tres hermanos: Rodolfo, Marcelo y Gabriel. La rama musical viene de parte de la familia de mi mamá, ella es maestra de música; mi abuela Alcira Bello de Castelnovo tenía su academia de guitarra y órgano, y fue directora del Mozarteun de Santa Fe. A su vez, su abuelo (es decir, mi tatarabuelo) era violoncellista, Enrique Spriafico, y un hermano de él, Juan Carlos Spriafico fue quien fundó la Asociación de Profesores de Música de Santa Fe.Actualmente mi mamá integra su comisión y me han brindado espacios para participar de sus conciertos”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 30 de marzo de 2013
tapa

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  50 Años del hombre en la Luna