Edición del Martes 09 de julio de 2013

Edición completa del día

Sava busca a Salinas para que traiga goles a Unión - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Es la cuarta cara nueva que tiene el plantel tatengue...

Sava busca a Salinas para que traiga goles a Unión

Viene de Godoy Cruz y hace menos de dos meses le hizo tres goles a Olimpo en un partido por la Copa Argentina. Palermo quería que se quedara y Sava lo recomendó. Fausto Montero se va a jugar a préstamo con opción a Arsenal.

Sava busca a Salinas para que traiga goles a Unión

Rodrigo Salinas es la esperanza de gol que eligió Sava para el Unión que se arma.

 

De la Redacción de El Litoral

Unión abrochó ayer su cuarto refuerzo. Al de Daniel Islas, Pablo Mattos y Maximiliano Laso, se sumó la del delantero Rodrigo Salinas, que proviene de Godoy Cruz y viene precedido de buenos antecedentes. “Palermo no lo quería largar y Sava insistió. Afortunadamente, llegamos a feliz término”, confió un dirigente tatengue a El Litoral. Es cierto que Godoy Cruz —que arranca muy abajo en la tabla de promedios en Primera— ya sumó al delantero Jonathan Ramis (viene de Aldosivi) y está detrás de Boghossian, pero su técnico había recomendado que se quedara Salinas, aunque el delantero finalmente dio el sí a Unión y vendrá con sus pergaminos —que no son pocos— a Santa Fe.

Inclusive, Salinas viene de marcar un “hat-trick” en el partido ante Olimpo de Bahía Blanca jugado en mayo por la Copa Argentina.

Sus tres goles (hizo dupla en ataque con el siempre temible Castillón) le sirvieron a Godoy Cruz para pasar a la instancia de cuartos de final de este torneo.

Salinas nació en Berisso, el 4 de junio de 1986 (tiene 27 años recién cumplidos). Su carrera empezó en Villa San Carlos (el club de esa localidad) desde el 2004 hasta el 2009, luego pasó a Godoy Cruz (jugó allí hasta el 2011), posteriormente lo hizo un año en Rosario Central y volvió a la entidad tombina para jugar esta temporada.

Su primer año en Godoy Cruz fue interesante, con un promedio de un gol cada tres partidos, aproximadamente. Viene de una temporada en la que no jugó mucho, pese a lo cual el técnico tombino deseaba su permanencia.

Otras gestiones

Por otra parte, la dirigencia sigue adelante con algunas gestiones que están adelantadas. Una de ellas es la de Sebastián Palacios, el juvenil delantero de Boca que es muy posible que se sume al plantel de Sava en los próximos días.

También se aguarda la decisión final de Marcos Gelabert, el volante de Estudiantes de La Plata que recibió una oferta de Unión y la analiza.

Por otra parte, los dirigentes rojiblancos confirmaron este mediodía que el volante Fausto Montero se irá a jugar a préstamo con opción de compra del 50 y del 100 por ciento del pase a Arsenal de Sarandí, sumándose de esta manera al equipo que dirige Gustavo Alfaro.

Se esperan también noticias de Cavallaro, por quien los dirigentes manejan una oferta de San Lorenzo y otra de Inter de Porto Alegre.

¿Bianchi y Sarmiento?

“No hay novedades”, señaló un dirigente a El Litoral cuando se lo consultó por las situaciones de Bruno Bianchi y Marcelo Sarmiento. La incorporación de Pablo Mattos hace pensar que se analizará lo de Sarmiento y no es segura su continuidad en el club. Mientras tanto, Bruno Bianchi estaría analizando otras ofertas pero hay convicción en la dirigencia rojiblanca de que finalmente accederá a la propuesta de Unión y se quedará a jugar en Santa Fe.

Por otra parte, el surgimiento del nombre de Canever hace pensar que no habrá chances para que Cosaro continúe en el club (de hecho que se está entrenando con Talleres). Por tal motivo, se pensó también en un lateral por izquierda para que compita con Maidana, quien terminó siendo el titular.

Firmó Laso

Tal como anticipó ayer El Litoral, al mediodía se produjo la llegada de Maximiliano Laso a la institución. Laso llega al club por un año y con una opción de compra del 50 por ciento a favor de Unión.

Nacido el 17 de febrero de 1988 en Buenos Aires, es un volante ofensivo que tiene las características de Lizio y ocuparía su función en la cancha.

Laso jugó en Banfield desde el 2007 al 2010, luego pasó al AEL Limassol de Chipre, volvió a Sudamérica para jugar en Gremio Prudente de Brasil, retornó a Banfield, jugó un año en Olimpo y últimamente lo hizo en UTA Arad de Rumania.

Sava busca a Salinas para que traiga goles a Unión

Maximiliano Laso se probó por primera vez su nueva pilcha. Foto: Gentileza Prensa de Unión

Estudiantes y un buen negocio

Andrés Franzoia, el delantero que Unión trajo sobre el cierre del libro de pases en julio del año pasado y que terminó convirtiendo 9 goles con la rojiblanca, se fue de la institución en medio de mucha confusión respecto de la existencia o no de una opción de compra.

Mientras el presidente Spahn declaró públicamente que la opción era de 1.350.000 dólares (impagable para el club), el representante del jugador (Juan Cruz Ollier) expresó a los cuatro vientos que dicha opción no existía.

Unión le ofreció a Franzoia la renovación del contrato, porque era uno de los jugadores que Sava consideraba como prioridad para que se quedara. Sin embargo, el jugador —que en su momento manifestó su deseo de quedarse en Unión y la tranquilidad familiar que había conseguido en Santa Fe— comenzó a recibir ofertas de varios lugares y la de Unión quedó en un lugar secundario.

En un primer momento se habló de un par de clubes chilenos, luego del fútbol de Arabia y ahora surgió una posibilidad concreta para que siga en el país, vistiendo otra rojiblanca pero la de Estudiantes.

El club platense trajo, en 2011, a un “desconocido” colombiano llamado Duván Zapata, por quien acordó una opción de 1.200.000 dólares que nunca pagó. Zapata jugó 43 partidos en Estudiantes y convirtió 19 goles. Ahora lo pretende el West Ham de Inglaterra, que habría hecho un ofrecimiento cercano a los 7 millones de dólares.

Mauricio Pellegrino, el técnico de Estudiantes, pensó en Andrés Franzoia como uno de los jugadores aptos para reemplazar a Duván Zapata. Si se logra todo lo que el “Pincha” desea, habrá coronado un excelente negocio.

Luego del gran logro...

El merecido festejo del básquet

IMG_9951_MG.jpg

Todo Unión acompañó anoche en el estadio cubierto al plantel de básquetbol que consiguió el ascenso al TNA, en una noche muy emotiva para los jugadores, sus familiares, el cuerpo técnico y los dirigentes en general. Estuvieron presentes la mayor parte de los integrantes de la comisión directiva rojiblanca y quienes asumieron el compromiso de llevar a Unión a un sitial de mucha importancia, repitiendo aquella experiencia en la década del ‘80 que todavía se recuerda. Una muy buena concurrencia se dio cita en el Angel Malvicino para acompañar a estos chicos que consiguieron una hazaña, en una noche muy cálida y de mucha colaboración, al punto tal que quienes sirvieron en las mesas fueron los juveniles que viven en la pensión y juegan al fútbol en la institución.

Foto: Mauricio Garin

Aquella nota en El Gráfico

  • En diciembre de 2010, El Gráfico le hizo una entrevista a Rodrigo Salinas, quien había pasado sin escala previa de la “C” a Primera División, a pesar de que había logrado el ascenso a la B Metropolitana con Villa San Carlos.

—Mirás para atrás, ¿qué ves?

—En la C tenía que ir con mi ropa, no tenía ni calzado para entrenar ni agua después de la práctica y tenía que ir a bañarme a mi casa todo embarrado. Además, los botines los pagaba de mi bolsillo. Muchas veces, llegaba fin de mes y no cobraba. Era duro.

—¿Te sirvió el rigor del ascenso?

—Ni hablar. A la hora de ir a chocar, uno sabe que primero tiene que defenderse y recién después tiene que pensar en la pelota. Era así, ibas a dirigir sabiendo que te podías llevar cualquier tipo de golpe. Todo tiene que ver con un tema de difusión. Los árbitros dejan pegar mucho porque nadie se entera si te bajan un diente. En la C hay mucho contacto y deslealtad. Se pega mucho y se cobra poco. En Primera es distinto.

—¿Qué es mejor, jugar al fútbol o laburar en un cyber y en una agencia de quiniela?

—Dame la pelota, sin dudas (risas). Fueron experiencias difíciles, que me marcaron mucho. Tenía una carga horaria pesada, no cobraba un sueldo acorde al sacrificio y después iba a entrenar. A veces es lo que te toca, no podés elegir, pero tenés una raya que te dice: “Hasta acá llegás”. Nunca dejé de lado mi sueño porque me ha tocado trabajar. A la distancia, valoro cada centavo que gano con el fútbol.

—¿Lo más loco que te pasó en el Ascenso?

—De visitante, viajábamos en un micro escolar y siempre tenía algún problema. Nos tocaba jugar con Argentino de Rosario y se había recalentado el motor. Estábamos en el medio de la ruta y no sabíamos qué hacer. Al rato, pasó el micro de la hinchada y nos levantó. Por suerte pudimos llegar a la cancha. Y tengo otra con un árbitro.

—A ver

—Era mi primer partido con San Carlos y entré en el segundo tiempo contra Villa Dálmine. Fui a buscar una dividida, un rival salió al cruce y me dobló el tobillo. En eso, se me acerca el juez, que hoy está en Primera, y me dice al oído: “Levantate que esto es la C”. ¡Y me tuve que levantar!



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Martes 09 de julio de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores