Edición completa del día

Se necesitan más camas en las terapias del Iturraspe y el Cullen - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

SALUD

Se necesitan más camas en las terapias del Iturraspe y el Cullen

  • Las dos unidades de cuidados intensivos están saturadas por el pico de enfermedades respiratorias. El Iturraspe habilitará una sala de terapia intermedia. El Cullen, ante la falta de espacio, dotará de tecnología la sala de observación de la guardia.

A_MG.jpg

Camas calientes. La ocupación de las salas de terapia se mantiene entre el 95% y 100% en ambos nosocomios.Foto: Mauricio Garín

 

Florencia Arri

farri@ellitoral.com

Las patologías respiratorias de invierno agudizan una situación latente en dos hospitales locales: las 28 camas de las terapias intensivas del hospital Iturraspe y del hospital Cullen no dan abasto. Su tasa de ocupación oscila entre el 95% y el 100%, “en cuestión de horas” lo que plantea una urgente solución.

Por un lado, las 8 camas de la terapia intensiva del hospital Iturraspe no alcanzan en los meses de frío, en los que las enfermedades respiratorias suman pacientes a la sala. Por otro, el hospital Dr. José María Cullen cuenta con 20 camas en su terapia intensiva, de demanda constante. Los dos buscan ampliar la capacidad de sus terapias intensivas, esta semana o la próxima.

Tanto el hospital Iturraspe como el Cullen trabajan en forma conjunta según la complejidad de los pacientes y especificidad de patologías. Y cuando faltan camas, como última opción derivan pacientes al sector privado. A su vez, a ambos se suma la Dipaes que participa en la derivación de pacientes y disponibilidad de los hospitales. Desde la dirección de estos nosocomios destacaron el trabajo de Dipaes y aclararon que “ningún paciente queda sin atención”.

Optimizar espacio

El hospital Dr. José María Cullen trabaja con una situación constante de “camas calientes”: tal como en todas sus salas, las 20 de terapia intensiva “trabajan al cien por ciento todo el año”.

Así lo explicó el director del nosocomio, Dr. Francisco Sánchez Guerra, quien arroja un dato escalofriante: quienes ocupan el 70% de esas camas llegan a un estado crítico por accidentes de tránsito y “casos policiales”. El 30% restante, por patologías crónicas, pacientes de cirugía y las patologías complicadas que son derivadas del centro-norte de la provincia.

Si bien el director del hospital reconoce que “nuestra terapia es grande”, acepta que también lo es la demanda. Por esta razón, y ante la falta de espacio físico, tratan de optimizar recursos.

El hospital decidió optimizar el servicio de guardia ante cualquier contingencia. “Si faltan camas y no hay cómo resolverlo vamos a usar las de la sala de observación del servicio de guardia -adelantó-. Es lo que ya tenemos y podemos optimizar con recursos de enfermería, y equipamiento”.

Ante la falta de espacio, van a ocupar las camas de la guardia “a las que les aumentamos complejidad: les agregamos monitores y respiradores y un sector de enfermería será destinado a esta área”, explicó el director.

En el Iturraspe

La terapia intensiva del hospital Iturraspe tiene una tasa de ocupación que oscila entre el 95 y el 100%, según la mejoría o deterioro de los pacientes. Así lo explicó su director, Dr. Francisco Villano, quien habló de un “nivel crítico de camas críticas”. Por las características y complejidad del hospital, las 8 camas de la terapia intensiva “no son suficientes y es necesario derivar a pacientes críticos al sector privado o al hospital Cullen, que está en las mismas condiciones”.

Por ello, la dirección del Iturraspe trabajaba esta mañana en “encontrar el modo de aumentar el número de camas críticas”. En concreto, el doctor Villano contó que habilitarán una terapia intermedia que sumará “otras cinco camas en una sala contigua, que está en el mismo piso que la terapia intensiva, a sólo un pasillo de distancia”. Allí se alojarían “las patologías que no requieren un intensivísmo máximo como, por ejemplo, asistencia respiratoria”.

Solución urgente

Las necesidades de ambos hospitales fueron planteadas al Ministerio de Salud de la provincia, que resolvió en cada caso.

Se decidió otorgar al hospital Iturraspe los recursos humanos para la nueva sala. Villano explicó que, para ello, deben ponerla en condiciones en su aspecto edilicio y dotarla del equipamiento correspondiente. Esta mañana el tema era planteado en reunión de consejo directivo del hospital.

Dada la urgencia, el director informó que esta nueva terapia sería habilitada “la semana próxima”. En principio, esta sala de terapia intermedia estaría habilitada durante el invierno, o por el tiempo que sea necesario. Fuera del período de alta demanda, sus camas podrán alojar todo tipo de patologías.

En el caso del hospital Cullen, las necesidades eran tecnológicas. “Los equipos se compraron la semana pasada y, de no ser por el feriado, ya deberían haber llegado”, detalló el Dr. Francisco Sánchez Guerra. Su idea es que la sala se implemente lo antes posible, “porque tenemos pacientes de terapia en el shock room, un espacio que necesitamos para estabilizar personas en momentos críticos, antes de internarlos en terapia”.

Más allá de las necesidades de cada hospital, los directores destacaron el trabajo de la dirección de hospitales del Ministerio de Salud, del personal de cada nosocomio y la Dipaes. Sánchez Guerra fue claro: “Cuando la situación es crítica se mueve mucha gente para poder llevarla adelante”.



Miércoles 10 de julio de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores