Edición completa del día

Procesado por fabricación de cocaína - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

Justicia Federal

Procesado por fabricación de cocaína

Lo detuvieron el miércoles pasado en la costa, en un procedimiento policial ordenado por un juez de provincia. Fue remitido a la Justicia Federal, porque tenía pedido de captura desde 2010.

1_dc.jpg

Claudio Gorosito (38) fue indagado por el juez Francisco Miño, que lo procesó el viernes último por fabricación de estupefacientes. Foto: Danilo Chiapello

 

Juliano Salierno

jsalierno@ellitoral.com

El juez federal Nº 2, Francisco Miño, procesó el viernes pasado a Claudio Hernán Gorosito, por una causa de fabricación de estupefacientes por la que tenía pedido de captura vigente desde el verano de 2010.

Aunque se encuentra apelado, el procesamiento atribuye al hombre de 38 años la responsabilidad -en grado probable- en la elaboración de sustancias prohibidas, específicamente la fabricación de cocaína.

Gorosito fue detenido el miércoles 3 de julio, en un procedimiento ordenado por el juez de Instrucción Tercera, Luis Octavio Silva, quien investigaba un robo y tiroteo ocurrido semanas atrás, en el barrio Sargento Cabral. Sin embargo, tras su arresto y una vez identificado, comenzaron a circular versiones que lo vincularían con la banda de Rosario, Los Monos, lo cual hizo que concentrara especial atención de la prensa local y las autoridades del gobierno.

Si bien con el correr de las horas esta teoría fue perdiendo peso, sí se pudo confirmar que el hombre contaba con una causa en trámite por infracción a la ley nacional de estupefacientes, y aunque vivía plácidamente en una quinta de la costa santafesina, hacía más de tres años que pesaba en su contra un pedido de captura.

Hace tres años

La historia por la cual el juez federal Francisco Miño confirmó el viernes pasado la “prisión preventiva” se remonta a un allanamiento realizado el 28 de enero de 2010, también en aquella ocasión formalizado por un juzgado de provincia.

En una casa de calle Ibirapita y los Tilos de la ciudad de Rincón, a la altura del km 11,7 de la Ruta Provincial Nº 1, la policía secuestró materiales para la fabricación y estiramiento de cocaína. Botellas con sustancias blanquecinas, bidones con precursores químicos, una balanza y documentación de interés para la causa fueron secuestrados mayoritariamente desde un quincho ubicado en el fondo de la vivienda.

En esa oportunidad Gorosito no se encontraba en casa, o alcanzó a escapar a tiempo. En cambio fue arrestada su mujer Roxana Mónica Guippone, quien el 29 de enero de 2010 prestó declaración indagatoria y quedó detenida.

Ese mismo verano, el 9 de febrero de 2010, la Justicia Federal la procesó con prisión preventiva por el delito de “fabricación de estupefacientes” -Art. 5 inciso “B” de la ley 23.737-.

Como Gorosito también estaba imputado en aquella causa, la Justicia había librado una orden de captura, que recién se logró cumplir la semana pasada.

Mujer absuelta

En lo que refiere a la mujer de Gorosito, la causa fue elevada a juicio a requerimiento del Ministerio Público Fiscal. El 27 de agosto de ese mismo año el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe absolvió de culpa y cargo a Giuppone por sentencia Nº 24/10.

El expediente originaL se reactivó la semana pasada, cuando el 3 de julio personal de la División Judicial de la Unidad Regional I comunicó la detención de Claudio Gorosito, la que se produjo cuando personal policial se encontraba efectuando un allanamiento ordenado por el Juzgado de Instrucción Penal de la Tercera Nominación de esta ciudad.

El 4 de julio, el juez Miño le recibió declaración indagatoria y al día siguiente firmó el procesamiento con prisión preventiva por el presunto delito de “fabricación de estupefacientes” y le aplicó un embargo de bienes por $ 5.000. La medida no se encuentra firme ya que la defensa del imputado formuló hoy un recurso de apelación que deberá resolver la Cámara Federal de Rosario.

La fábrica en casa

  • Si bien durante la declaración indagatoria tomada el jueves pasado el imputado Claudio Gorosito “intentó desvincularse” de los cargos atribuidos por la fabricación de cocaína, las evidencias que a esta altura de la investigación se reunieron dan muestras de su responsabilidad penal.

Dijo que “nada era mío” en relación a frascos, solventes y bolsas con vestigios de cocaína encontradas en la casa de la costa en 2010. El acusado contó que “ese día yo fui a ver a mis hijos, dejé la documentación, es decir mi carné de conducir, arriba de la mesa y me fui al almacén a hacer un mandado”. Asimismo agregó “en el año 2010, cuando se produjo el allanamiento, yo no vivía en esa casa con Giuppone, sino que lo hacía en la casa de mis padres en calle Callejón Aguirre al 4800”.

De todas formas, los testimonios y objetos relevados determinaron que esto no era cierto. En la casa no sólo se secuestró su carné de conducir, lo que indicaría su reciente presencia, sino que además se hallaron prendas de vestir de Gorosito en el dormitorio, entre otros elementos de uso personal que lo sitúan en dicha vivienda.

Dato

Efecto mediático.

  • El fiscal federal de Santa Fe, Walter Rodríguez, le solicitó al juez Francisco Miño que se tomen “medidas urgentes” en torno a la causa Gorosito, a razón de las declaraciones públicas realizadas la semana pasada por el secretario de Seguridad Pública, Diego Poretti. Dichas medidas apuntan al secuestro de “celulares, biblioratos, computadoras y un automotor, que guardarían relación a la investigación”. A su vez, consignó que el acta de allanamiento del inmueble arrojó “resultado negativo”, por lo que requirió se cite al personal que actuó en ese procedimiento.


Miércoles 10 de julio de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores