Edición Miércoles 8 de octubre de 2014

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

¿Cuánto ganarán las petroleras?

Kirchneristas avalan hoy el secreto de Vaca Muerta

El crudo y el gas son de las provincias; los gobernadores endeudados lo ceden para que lo negocie YPF como sociedad anónima sin control estatal, manejada desde la Casa Rosada.

9-DYN23.JPG

Cristina tendrá su ley para la "soberanía hidrocarburífera". Sapag aplaude ahora lo que antes criticaba. FOTO: Archivo El Litoral

 

De la redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

YPF no es estatal; es una sociedad anónima con mayoría accionaria en manos del Estado, administrada con discrecionalidad por la Casa Rosada sin someterse a controles públicos. Axel Kicillof emitió deuda en bonos por U$S 5.317 millones para pagar la expropiación a Repsol; los españoles “efectivizaron” esos papeles que quedaron en manos de JP Morgan, el renovado acreedor del país en tiempos del “desendeudamiento”.

El CEO Miguel Galuccio necesita inversiones para un sector que no conoce otra moneda que el dólar. Las surtidores argentinos vieron aumentar los precios de los combustibles internos a despecho del relato nacional y popular y del bolsillo de los argentinos. Pero YPF sólo conseguirá inversiones -en dólares- si las provincias dueñas del petróleo (y socias en la empresa) se lo concesionan.

La nueva ley hidrocarburífera que impone hoy en el Senado el justicialismo -no sólo el kirchnerismo- le da “seguridad jurídica” al reclamo de las petroleras. Pero al mismo tiempo reduce la participación de las provincias en las “regalías”, es decir en las ganancias del negocio.

Para “convencer” a los gobernadores que le cedan una porción más grande de esa ganancia “potencial”, Cristina primero los dejó afuera de la refinanciación de deudas que las provincias tienen con la Nación desde 2001; y sólo después de conseguir el aval para la nueva norma, las incluyó en el programa del refinanciamiento que necesitan para pagar los sueldos en el escenario inmediato de sus gestiones.

Así que la Casa Rosada ya maneja YPF sin tener los controles republicanos propios de una empresa estatal; y dispondrá del petróleo para que Galuccio avance con contratos “secretos” con las grandes petroleras -en principio las americanas- que tienen el capital y la tecnología para explotar yacimientos no convencionales. Algo que los españoles no tenían.

Ya está el contrato con Chevron (léase Rockefeller); el vicepresidente de Exxon estuvo en las últimas horas con Galuccio y hoy se reunía con el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, mientras el intendente de la capital neuquina, Horacio Quiroga, afirmó que si el Congreso aprueba la ley, irá a la Justicia a reclamar porque eso podría reducirle la coparticipación que llega a su ciudad por vía del reparto de las regalías.

Así es el camino para explotar los yacimientos no convencionales de petróleo y gas. Tal vez no haya muchas alternativas porque los señores del petróleo son los dueños del capital y la tecnología; lo que está claro es que la Argentina no conoce el fondo de lo que se trata hoy en el Congreso como marco para los contratos de Vaca Muerta. Y de muchos otros más.

Los unos y los otros

  • El kirchnerismo tiene su mayoría parlamentaria cada vez más ajustada. Pero el PJ sigue apuntándola por la arquitectura del poder de Cristina, que usa la deuda de las provincias para “convencer” a los gobernadores, los que a nombre de la necesidad le reprochan menos de lo que mascullan.

Los legisladores del FAP-Unen y el representante del Movimiento Popular Neuquino (el senador Guillermo Pereyra es jefe del Sindicato de Petroleros Privados de esa provincia) votarán en contra.

El ex secretario de Energía de De la Rúa, Daniel Montamat, advirtió que si no se hace un proyecto que contemple la competencia “todo queda limitado a la relación de quien está en la concesión con el gobierno de turno”.

Jorge Lapeña, ex secretario alfonsinista, opinó que “la Argentina está en una crisis estructural en materia energética, con factor principal en los hidrocarburos”, y aunque se pronunció a favor de modificar la Ley 17.319, dijo que “con esta ley se puede mejorar la situación de YPF pero no resolver el problema energético del país”.

El dato

Impulso

  • Luego de que la Casa Rosada consiguiera el aval de gobernadores “resistentes”, las comisiones de Asuntos Constitucionales; de Minería,+- Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda escucharon en dos días a los emisarios de Cristina: el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; el ministro de Planificación, Julio De Vido; la secretaria de Energía, Mariana Matranga, y el CEO de YPF. Galuccio dijo que la ley “impacta en la inversión, pone en valor reservorios provinciales, generará renta y puestos de trabajo y permitirá recuperar producción y reservas hacia el autoabastecimiento”.

La clave

variables

  • La nueva norma contempla concesiones para explotar hidrocarburos no convencionales por 35 años, que pueden extenderse por períodos adicionales de 10 años. Las regalías a las provincias no podrán exceder el 12 % y pueden reducirse al 5 % según variables de costos y ubicación. Los estados provinciales ceden autonomía al aceptar el 3% de alícuota para Ingresos Brutos, no aumentar Sellos y no crear nuevos gravámenes.


tapa
Opinión
por por Arturo Lomello
CRONICAS DE LA HISTORIA
por por Rogelio Alaniz
Al margen de la cr�nica
Suplementos
Deportes
�Castro o Nereo?... �Montero titular?
por De la Redacci�n de El Litoral
Escenarios & Sociedad
El domingo, m�sica renacentista
por De la redacci�n de El Litoral
Motores & Tendencias
Plan Ahorro Toyota
Necrológicas Anteriores