Edición Miércoles 8 de octubre de 2014

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Esta mañana

Despidieron a Sebastián

El pequeño asesinado el lunes, en Pompeya, fue velado en un centro comunitario del barrio. La titular de la entidad, que ayer hizo graves denuncias, fue amenazada de muerte esta mañana.

28-04-16628_436628739801682_5229715_N.JPG

Todos los domingos, Sebastián Emanuel Maciel acudía a la biblioteca popular Amílcar Renna, donde disfrutaba de la lectura.

Foto: Archivo

 

Joaquín Fidalgo

jfidalgo@ellitoral.com

“Los tiroteos siguen y las amenazas también. Un tipo que vende droga a mitad de cuadra y que además es proxeneta me acaba de gritar que me iban a matar y que iban a quemar el edificio. Todo por decir la verdad sobre lo que pasa en el barrio. Necesitamos urgente custodia policial. Acá están amenazados los chicos que vieron quién era el que tiró, también familiares del nene. Anoche siguió la balacera, en estos momentos hay una revuelta atrás, donde fue el crimen. Las cosas siguen igual y la policía ni figuró. Yo llamé para que manden un patrullero, pero no vino nadie. Seguimos esperando y suplicamos encarecidamente que alguien nos proteja. No sé a quién llamar”, contó esta mañana Mónica Vázquez, quien está al frente del centro comunitario Amor y Fe, ubicado en la esquina de calles Ayacucho y Roque Sáenz Peña.

28-01-P1090931.JPG

Una multitud acompañó a la familia durante el cortejo fúnebre. Fotos: Danilo Chiapello

En su establecimiento, estaban velando a Sebastián Emanuel Maciel, el pequeño de 11 años asesinado el lunes por la tarde en las calles de Pompeya. “Me amenazan a mí -agregó- porque estoy enfrentada con los narcos y los delincuentes, que están arruinando el barrio y nos tienen a todos de rehenes. Yo sé que esto ocurre en todo el país. Me gustaría tener un ‘cara a cara ‘ con la presidente (Cristina Fernández) para pedirle que haga algo. Es ella, que es madre y abuela, la que tiene que dar las herramientas necesarias para que se corte este problema de raíz. No podemos vivir más así. Casi no salimos más a la vereda. Yo no puedo sacar a mi perro a hacer pis porque me lo roban. Acá sufrí varios atentados. Hace un tiempo me ensuciaron la casa con grasa de camión, también me pintaron las paredes.

“Nuestro centro comunitario lucha para que los chicos del barrio tengan oportunidades. Por eso nos atacan. Nosotros damos charlas contra la violencia de género, contra la drogadicción. Atendemos a centenares de nenes que vienen a comer y a practicar la lectura. Tratamos de enseñarles cómo tenemos que trabajar, cómo tenemos que estudiar. Yo nací en una cuna muy humilde, me hice de abajo. Vivía a la orilla del río, porque mis padres eran pescadores. Llegué a ser profesora de plástica y mis hermanos son ingenieros. Por eso, los estimulamos para que se capaciten, que estudien. Si yo lo logré, todos pueden, pero es necesario terminar con la delincuencia. Sebastián era excelente nene. Venía a la biblioteca a leer. Se esforzaba en la escuela. Era un chico simple, igual que su familia. Y ahora está muerto”, concluyó la mujer.

28-02-P1090908.JPG

Entre sollozos, la madre del pequeño (en el centro) se limitó a pedir justicia.

El dato

Custodia

Al cierre de esta edición, las autoridades de la Unidad Regional I ya habían dispuesto una custodia policial para el centro comunitario, mientras se investigaban las amenazas denunciadas por su directora, Mónica Vázquez.

28-03-P1090926.JPG

Mónica Vázquez y Leonardo Cabral, quienes están al frente del centro comunitario Amor y Fe y la biblioteca popular Amílcar Renna, respectivamente.



tapa
Opinión
por por Arturo Lomello
CRONICAS DE LA HISTORIA
por por Rogelio Alaniz
Al margen de la cr�nica
Suplementos
Deportes
�Castro o Nereo?... �Montero titular?
por De la Redacci�n de El Litoral
Escenarios & Sociedad
El domingo, m�sica renacentista
por De la redacci�n de El Litoral
Motores & Tendencias
Plan Ahorro Toyota
Necrológicas Anteriores