Edición del Sábado 11 de octubre de 2014

Edición completa del día

Súper modelo y súper mamá - Edición Impresa - Revista Nosotros Nosotros

Súper modelo y súper mamá

Recorremos la vida de Twiggy, la primera supermodelo de la historia, quien además supo ser actriz y cantante. Desde el 2012 también es diseñadora de moda.

TEXTOS. GEORGINA LACUBE.

 

Pesaba unos cuarenta kilos como mucho. En sus comienzos, las agencias de modelos la rechazaban porque no cumplía con los cánones de belleza de la época, a saber: muchas curvas, bustos prominentes, pelo largo. Por aquellos años hacían carrera muchachas como Marilyn Monroe o Bridgitte Bardot, íconos del cuerpo escultural por donde se lo mire. Pero aun así, Lesley Hornby (alias “Twiggy”) insistió.

Nacida en un suburbio de Londres en septiembre del ‘49 (hace muy poco cumplió 65 años), alguna vez admitió que siempre estuvo fascinada por la moda. Y eso fue lo que la motivó para seguir adelante. “Mis piernas me parecían demasiado delgadas, pero precisamente eso es lo que me hizo hacer carrera”. Y así fue. A sus dulces dieciséis, y gracias a una foto para una peluquería realizada por el fotógrafo Barry Lategan, fue descubierta por Deirdre McSharry, periodista en ese entonces del diario inglés Daily Express.

Y de la noche a la mañana, sin transiciones de por medio, pasó a ser un ícono de estilo de los sesenta y de toda una generación. Una entrevista, una nueva sesión de fotos, y allí estaba, en las páginas principales del periódico bajo el título “Twiggy: la cara del 66”. Según Lesley, su influencia era la modelo inglesa Jean Shrimpton, a quien siempre consideró como la primera supermodelo.

Las tapas de todas las revistas de moda no tardaron en llegar. Por nombrar solamente a la prestigiosísima Vogue, en mayo de 1967 salió en la tapa de su edición francesa; en abril, julio y noviembre en la de Estados Unidos; y en octubre en la versión inglesa. ¡Todo un récord!

MULTIFACÉTICA

Inmediatamente, encarnó el look de los Swinging Sixties y muchas mujeres quisieron copiar su imagen. Twiggy fue la precursora del pixie cut (un corte de pelo bien rebajado con un mechón un poco más largo adelante) que luego emularon actrices de la talla de Mia Farrow, Barbra Streisand, Winona Ryder y hasta Madonna. En la actualidad, hemos podido ver a Anna Hathaway y a Emma Watson con ese look. También muchas otras intentaron bajar abruptamente de peso para llegar a su nivel, pero tanto sus ojos redondos como su rostro aniñado y andrógino fueron propios e inimitables. Gracias a esto, otro genio insuperable, David Bowie, la convocó para la tapa de su séptimo disco: Pin Ups. En esa fotografía, realizada por Justin de Villeneuve, novio y manager de Twiggy en aquel entonces, ella aparecía más como el hombre y él como la mujer.

Pero lo más interesante de su carrera es que no se quedó ahí. Poco después de su descubrimiento como modelo, en 1970, encaminó sus pasos hacia el mundo de la actuación y de la música. Su debut como extra fue en The Devils (1971, con la dirección de Ken Russell) y ya con su segundo film, The Boyfriend (del mismo año, mismo director), la cual la tuvo como protagonista, ganó dos premios Golden Globe: uno por promesa del año y otro como mejor actriz de musical o comedia. Luego vinieron W (1974), The Blues Brothers (1980), Club Paradise (1986) y Edge of Seventeen (1998), entre otras.

En cuanto a su paso por la música, Twiggy editó más de veinte discos, entre los que se destacan Twiggy (1976), Diamond (1986), Winter Wonderland (1989) y Twiggy and the Silver Screen Syncopaters (1995). Hasta el momento, su último CD fue Romantically Yours, editado por EMI en 2011, un disco de covers románticos que abarca varias generaciones.

Por si todo esto fuera poco, tiene editados varios libros, tanto autobiografías, libros de fotografía, como guías para el buen vestir, por ejemplo la última editada fue A Guide to looking and feeling fabulous over forty (Una guía para verse y sentirse fabulosa después de los cuarenta, 2008).

Quizá todos estos cambios tengan que ver con una filosofía de vida que Twiggy fue adoptando con el tiempo. Dijo a The Guardian: “Estoy muy agradecida por lo vivido. Fue una época emocionante, pero no quiero vivir en el pasado”.

SIEMPRE VIGENTE

Twiggy siempre permaneció ligada al mundo fashion. En la actualidad, gestiona una productora de moda y trabaja con un canal de televisión dedicado a las ventas. Hasta hace unos años trabajó como jurado desde la quinta hasta la novena temporada del programa de televisión “America’s Next Top Model”, junto con Tyra Banks y además, desde el 2005 publicita las prendas de la firma Marks & Spencer, en la cual también posee su propia colección llamada “The Twiggy London Collection”. Este año, sus prendas consisten en una mezcla de básicos ponibles con divertidos elementos de tendencia, realizados para cualquier edad y presupuesto. Para ella, el secreto está en que nada tienen que ver los años, sino en la actitud con la que se lleve la ropa. “Hay que divertirse con la moda. No importa el talle, el estado ni la edad”. Su pieza favorita de la colección son las botitas de gamuza con detalles de tachas, súper cancheras y abrigadas. Según Twiggy, los accesorios juegan un rol fundamental. Para la temporada otoño/invierno, estos zapatos vienen en metal y terciopelo negro; y para la primavera/verano, en blanco y azul bebé.

Acerca de su cuidado personal, Twiggy ha declarado que el botox debería estar prohibido y que su tratamiento facial se basa meramente en cremas revitalizadoras. Además, ama hacer deportes, especialmente Pilates, y camina mucho durante el día. Pero asimismo declara “nunca fui una gran fumadora, pero antes no había quien no fumara. Ya lo dejé, pero aún amo el aroma de los Gitanes.” Y con respecto al vino es terminante: “Una cena sin él sería un sacrilegio”.

Súper modelo y súper mamá
16_TWIGGY + HIJA CARLY LAWSON.JPG

TWIGGY MADRE

En 1977, Twiggy se casó con el actor norteamericano Michael Witney, con quien había actuado en el film W. Al año siguiente, tuvieron a Carly, la única hija del matrimonio. Witney falleció en 1983 víctima de un ataque al corazón, y por más que ella se casó en el ‘88 con Leigh Lawson, con quien continúa hasta el día de hoy, no ha tenido otros hijos. No existe entrevista en la cual no hable bien de Carly, su entrega y amor hacia ella es total y, por más que haya tenido tanto caudal de trabajo, tan diverso y absorbente, Twiggy nunca ha dejado de lado ni por un segundo a su familia, a la cual la considera lo más importante.

Al referirse a su cumpleaños número 65, Twiggy dijo sobre su familia: “Mi vida está completa. Estoy muy ocupada y soy feliz cuando puedo pasar tiempo con los míos”.

Hoy, Carly Lawson tiene 35 años y a la edad de 29 comenzó su carrera de modelo vistiendo los diseños que su madre realizó para Littlewoods Direct. “Carly y yo siempre quisimos trabajar juntas, así que será muy divertido”, dijo Twiggy antes de comenzar dicha campaña.

Luego Carly quiso despegarse de los pasos de su mamá e intentó realizar su propio camino. Estudió animación en la universidad de Edinburgh y hoy en día trabaja como diseñadora gráfica para Stella Mc Cartney. Si bien a madre e hija se las ha visto juntas en varias alfombras rojas, su condición para volver a trabajar en el mundo de la moda fue clara: sólo detrás de escena.

16_TWIGGY (B).JPG
16_TWIGGY (A).JPG


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 11 de octubre de 2014
tapa
Necrológicas Anteriores