Edición Sábado 1 de noviembre de 2014

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

En la geografía provincial

El calor “le hizo la cama” a la soja

Aunque las condiciones no son las mejores, para el centro y norte el crecimiento podría ser del 5 por ciento respecto de la campaña anterior. En el sur provincial, las altas temperaturas pusieron al trigo entre las cuerdas.

missing image file
 
 

Campolitoral

campo@ellitoral.com

La región centro-norte de la provincia de Santa Fe, en la semana comprendida entre el 22 y28 de octubre de 2014, tuvo estabilidad climática y días soleados, siendo el común denominador de las temperaturas medias a altas, con máximos de 40 º C en el departamento 9 de Julio, y el resto con registros superiores a los 30º C, permitiendo que los procesos de evaporación y evapotranspiración se acentúen y, lentamente, disminuyan las reservas hídricas, dice el informe del SEA que semanalmente, difunden el Ministerio de la Producción y la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

La incidencia del clima fue positiva para el normal desarrollo y evolución de los cultivares implantados de cosecha fina (trigo) y los de cosecha gruesa ( girasol y maíz de primera). Otras actividades se centraron en el seguimiento de los cultivos, aplicaciones para el control de malezas (sorgo de alepo, pasto bandera, paposporum, rama negra y bonfrena), continuación con la siembra del arroz y con el avance de la cosecha del trigo.

La buena disponibilidad de agua útil en los primeros centímetros del suelo y la temperatura generaron situaciones aptas para comenzar el proceso de siembra de soja de primera.

Para atrás y para adelante

Las condiciones no son las más favorables a diferencia de los años anteriores. A pesar de ello, se estima una intención de siembra en toda el área (soja de primera y soja de segunda), de 1.050.000 hectáreas, un incremento del 5% respecto a la superficie sembrada en la campaña 2013/2014, que fue de 995.000 hectáreas.

Los girasoles exteriorizan un estado general calificado de ‘bueno‘ a ‘muy bueno‘, buena sanidad, estructuras de plantas, uniformidad de lotes, desarrollo, todo lo cual es consecuencia de las sucesivas precipitaciones de fines de septiembre y principios y mediados de octubre, que fueron normalizando la disponibilidad de agua útil en los suelos, permitiendo un normal y buen desarrollo de los cultivares implantados.

Respecto del trigo, la estabilidad climática y las temperaturas medias a altas en ciertas áreas donde los cultivos estaban más adelantados, adelantaron el proceso de maduración y la disminución de los valores de humedad de grano. Fue una semana en la que se incrementaron los lotes en etapa de maduración y se sumaron superficies al proceso de cosecha, en particular en los departamentos ubicados en el norte del área de estudio.

Los rendimientos promedios de los lotes obtenidos hasta la fecha son de 24-26 qq/ha , con rendimientos promedios mínimos de 10-12 qq/Ha y máximo de 30 a 32 qq/Ha, con valores de humedad de grano entre 11 y 14%.

Trigo y maíz

En un 80%, los cultivos presentan un estado general calificado de bueno a muy bueno, en pleno desarrollo, con buen stand y estructuras de plantas, buena homogeneidad de lotes. El porcentaje restante se encuentra de bueno a regular manifestando la irregular disponibilidad de humedad en el suelo en las etapas de crecimiento y desarrollo de los cultivos, área que comprende los departamentos 9 de Julio, oeste de Vera, norte, oeste y sureste de San Cristóbal y el norte de Castellanos. Se estima un rendimiento promedio para esta campaña 2014 de 28 qq/Ha.

Los maizales presentan buena estructura de plantas, uniformidad de lotes y stand de plantas que hacen que los cultivos se encuentren de buenos a muy buenos en todos los departamentos del área.

Las sucesivas precipitaciones registradas en las semanas anteriores, permitieron una buena evolución y concretar tareas de refertilización con nitrógeno en esta semana, tareas que se realizaron bajo condiciones óptimas. Con maíz de primera se sembraron 45.200 hectáreas.

Al borde del knock out

“Mala semana para el cereal, que atraviesa fases claves”, sostiene el informe GEA de la Bolsa de Comercio de Rosario. La fuerte ola de calor acortará el ciclo y la duración de la etapa de llenado de granos, y esto podría bajar el rinde de la región, que, hasta la semana anterior, se estimaba en 37 qq/ha. La siembra de soja progresó muy poco, pudiendo avanzar sólo en el noroeste bonaerense. Se espera el regreso de las lluvias para generalizar las labores de implantación. Será fundamental el clima de los próximos 10 a 15 días para que los lotes que están en incertidumbre se definan por soja o maíz tardío. El maíz de primera soporta el calor en buenas condiciones y se espera que las siembras de maíz en diciembre cubran el 50% del total implantado con el cereal.

La ola de calor, que mantuvo máximas de 35º en toda la semana, tendría efectos adversos sobre el trigo, que está atravesando etapas claves. El 31% de los cuadros trigueros comienza a llenar grano y el 45% se encuentra en pleno llenado. Las altas temperaturas aceleraron el desarrollo del cultivo y bajaría el nivel de rindes sobre todo en los lotes más castigados por la falta de agua.

Falta de “cama”

La falta de humedad en la cama de siembra paralizó la actividad de implantación de la soja de la zona núcleo. Se cumplieron los pronósticos que alertaban de altas temperaturas con el agravante de que las lluvias descargaron más de lo que se preveía en Buenos Aires y no tocaron el sur de Santa Fe, ni Córdoba como se esperaba a comienzos de la semana. De todas formas, se observan nuevos frentes que tendrían como eje de descarga a la región centro del país. Se sembró un 11% del área de intención de soja de primera, avanzando las labores en donde se recibieron algunas lluvias, como el noroeste bonaerense. Lo que suceda con el clima en los próximos 10 a 15 días será determinante para lotes que están en incertidumbre y que pueden volcarse tanto a soja como a maíz tardío.

missing image file

El calor golpea al trigo. Las altas temperaturas aceleraron el desarrollo del cultivo y bajaría el nivel de rindes sobre todo en los lotes más castigados por la falta de agua.

Foto:Archivo



tapa
Opinión
D�a de los difuntos
por P. Hilmar M. Zanello
Cr�nica pol�tica
por Rogelio Alaniz
Al margen de la cr�nica
Pulsos de la pol�tica provincial
por Dar�o H. Schueri
Necrológicas Anteriores