Edición Sábado 27 de diciembre de 2014

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Murieron casi 300 personas

Moscú sospecha que un piloto ucraniano derribó al avión MH17

Ulf Mauder - DPA

redaccion@ellitoral.com

DPA

¿Un piloto ucraniano derribó hace cinco meses con un jet de combate Su-25 al avión de pasajeros malasio MH17 con 298 personas a bordo sobre el conflictivo territorio de Donbass? La máxima autoridad de investigaciones en Moscú considera que esto es posible. Y además sostiene que por primera vez tiene pruebas: un “testigo”, que también nombra al presunto atacante.

Desde hace días, citando al testigo, los medios rusos informan con fotografías del piloto Vladislaw V., quien supuestamente derribó el 17 de julio el Boeing 777.

A los rusos, este presunto hombre que desertó de las fuerzas de combate ucranianas, les viene como anillo al dedo, ya que hace mucho tiempo que buscan que Occidente deje de acusarlos por la tragedia.

La identidad del “testigo” no se dio a conocer públicamente. Pero el portavoz de la máxima autoridad de investigaciones en Moscú, Vladimir Markin, asegura que el hombre es un responsable creíble, tras haber sido sometido a un detector de mentiras.

Será admitido en el programa estatal de protección de testigos y deberá ayudar a los investigadores en Holanda a esclarecer las causas de la caída del avión, indicó Markin.

Lo que dice el “testigo”, sin embargo, contradice las informaciones públicas conocidas hasta ahora, como por ejemplo, que cerca del MH17 había otro avión.

Si bien aún no está resuelto el tema de la culpa, no sólo Ucrania, sino también el jefe de gobierno de Australia, Tony Abbott, responsabilizó una y otra vez a los separatistas prorrusos.

Según estas versiones, los insurgentes lanzaron un misil tierra-aire desde una plataforma de defensa aérea “Buk”, provista por Rusia, contra el vuelo MH17. Sin embargo, los rebeldes rechazan esta acusación.

La versión que circula ahora en Rusia es la siguiente: el piloto de combate despegó con dos misiles a bordo, según el “testigo”. Cuando regresó, el piloto dijo que el avión de pasajeros estuvo en el lugar inadecuado y en el momento incorrecto.

El servicio secreto ucraniano SBU reaccionó de inmediato y primero negó las acusaciones como una mentira de Rusia, usada como propaganda, pero luego dio datos sobre el piloto. “Su avión estaba siendo reparado, porque había sufrido daños durante el aterrizaje el 16 de julio”, dijo Markiyan Lubkivski, del SBU. El 17 de julio no hubo ninguna misión de la Fuerza Aérea.

Ucrania descartó categóricamente que sus Fuerzas Armadas hubieran participado en la tragedia. También su presidente, Petro Poroshenko, reiteró de manera inusualmente clara que hay pruebas de que los separatistas prorrusos derribaron el avión.

La versión de la culpabilidad de Rusia ya había sido difundida cuando los restos del vuelo MH17 ni siquiera habían tocado tierra, se queja el investigador moscovita Markin. Que Ucrania admita que existe el piloto Vladislav V. en la unidad en Dniepropetrovsk, según dijo el “testigo”, “ya es un logro”, opinó.

Es fácil comprobar si el piloto hizo algún vuelo el 17 de julio, dijo Markin. Para ello, los investigadores internacionales deben analizar los libros sobre las misiones de los aviones de combate y las conversaciones por radio de los controladores de tráfico aéreo.

También se involucró el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov. Acusó a la comisión investigadora internacional de ser parcial y de dejar que las autoridades ucranianas les dicten la dirección en la que deben trabajar.

Estados Unidos identificó al culpable sin pruebas y usó la tragedia para un “juego de poder geopolítico”, con el fin de justificar sanciones contra Rusia, opinó Lavrov.

Los medios de prensa estatales rusos, siempre atentos a las teorías conspirativas, pidieron inmediatamente después de la caída del Boeing una explicación de las causas de la tragedia. Su respuesta fue ya entonces que era obra de Kiev, para presentar a Moscú como un agresor y, probablemente, para darle un pretexto a Occidente para intervenir militarmente en el conflicto, en vista de que hubo víctimas internacionales.

Putin califica a la OTAN y EE.UU. de “riesgosos”

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, adoptó una nueva doctrina militar, que califica a sistemas defensivos de la OTAN y Estados Unidos como los principales riesgos a la seguridad de Moscú.

El documento, publicado en la página web del Kremlin tras la aprobación de Putin, enumera 14 amenazas de seguridad para Rusia, la primera de las cuales es la ampliación del potencial militar de la OTAN y su expansión hacia el este.

También figura en la lista rusa el sistema militar de Estados Unidos “Prompt Global Strike” (Ataque global inmediato), por el cual podría realizar un ataque militar convencional de precisión en cualquier lugar del mundo en el lapso de una hora.

Este sistema es mencionado en tercer puesto, junto con el proyectado escudo antimisiles para Europa, que fue largamente criticado por Moscú como una amenaza al balance estratégico del continente.

La nueva doctrina también introduce la disuasión no nuclear.



tapa
Opinión
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
al mArgen de la cr�nica
Pulsos de la pol�tica provincial
por Dar�o H. Schueri
por ALICIA M. AMBROSIO JOS� MART�NEZ jmartinez@gmail.com
Necrológicas Anteriores