Edición Sábado 27 de diciembre de 2014

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Ing. Paula Mitre

El ruralismo que se viene

  • La titular de la Sociedad Rural de Vera dialogó con Campolitoral sobre los temas de actualidad: gremialismo agropecuario, actualidad política y eficiencia productiva. Los nuevos paradigmas para defender los derechos del campo.
El ruralismo que se viene

En la manga. Como todos los días, Mitre supervisa el trabajo en lo corrales.

Fotos:Juan Manuel Fernández

 

Federico Aguer/ Juan Manuel Fernández

campo@ellitral.com

Paula Mitre recibió a Campolitoral en medio de una jornada típica de trabajo. En una pausa de las tareas en los corrales, compartimos una charla en la que ningún tema quedó afuera: actualidad, política, producción ganadera y los desafíos que se avecinan para el país. En todos, demostró una clara posición tomada con argumentos que fundamentan sus posturas. Si bien evitó la polémica o el confrontamiento, se mostró firme y crítica contra una clase política que más allá de los partidos, “busca perpetrarse en la función pública” y ha aumentado el gasto público más allá de lo razonable.

La familia Mitre adquirió el establecimiento “El Parque” en 1986, y desde entonces viene desarrollando un planteo de cría típico de la Cuña Boscosa santafesina. Son 2.800 hectáreas (el 95% de monte y el 5% restante habilitado para hacer reservas y algo de agricultura para rotación). Se trata de un sistema de cría con pasturas y suplementación para la recría, con una carga animal baja (0.3 cabezas por hectárea). Sin dudas, el aspecto diferenciador de “El Parque” radica en la impronta que cada día de trabajo implementa su referente: Paula. Recibida de Ingeniera en Producción Agropecuaria en la UCA de Buenos Aires, siempre tuvo claro que su destino estaba tranqueras adentro. “Al campo lo veníamos manejando desde Buenos Aires con un encargado, pero en 2001 me recibí de Ingeniera en Producción Agropecuaria y la empresa de mi marido se presentó en convocatoria; teníamos una hija chiquita pero esto era lo que queríamos hacer. Tomamos la decisión de venirnos a vivir al campo”, recuerda.

Equipo de trabajo

Su marido Diego, desde entonces colabora en el mantenimiento de las maquinarias, los molinos, y en la faena cotidiana que cada día impone nuevos desafíos. Pero la bisagra para ellos, como para muchos otros, fue el emblemático 2008, el año del conflicto por la 125, que los motivó a participar. “En 2008 nos dimos cuenta que teníamos que participar. El maltrato, la agresión y una sequía sin precedentes (con un 40 % de pérdida del stock entre los que murieron y los que tuvimos que malvender) ayudaron a decidirnos” sostiene Paula.

“Esa combinación de cosas me hicieron reaccionar y valorar la importancia de la participación. En ese momento me llamaron conocidos de la Comisión de la Rural, me abrieron las puertas y me invitaron a sumarme. De a poco empecé a participar y me propusieron presidir la entidad. Yo ya era vocal de CREA Santa Fe pero como mis hijos eran chicos fue una decisión difícil, pero en diciembre de 2011 asumí como presidenta de la entidad”, rememora.

Mitre admite la osadía de tal decisión. “No tenía conocimiento de gremialismo, no tuve la suerte de poder capacitarme como lo están haciendo hoy los chicos de los Ateneos”, reconoce. Claro que su paso por CREA ya había moldeado a fuego un modo de gestión que desde los inicios intentó trasladar a la Rural. “CREA es una entidad apolítica: una institución técnica, donde todos tienen su postura y donde se busca la excelencia basada en los valores. Buscamos crecer juntos concentrándonos en donde sí tenemos poder de acción: una metodología de trabajo muy buena porque permite optimizar el tiempo. En el ámbito gremialista se hacen reuniones donde se hace mucha catarsis, y eso me cuesta mucho, tratar de trasladar esa metodología CREA en cuanto a forma de trabajo al ámbito gremial”, se sincera.

“También me tienen paciencia, porque soy bastante inquieta, me gusta el ámbito gremial, a pesar de pocos resultados visibles, siento que tengo vocación de servicio y le meto para adelante con todo. Hoy veo a una comisión con un gran sentido de pertenencia que me acompaña”, se entusiasma.

Paula reconoce que la entidad tiene mucha historia (fue fundada en 1941), y que en su época dorada tenía un peso político muy grande. “Pero cuando yo entré me dio la sensación que faltaba revalorizarla; faltaba renovación, sin desmerecer a los que estaban, pero entró mucha gente nueva y organizamos la parte administrativa”, en referencia a la Unión Ejecutora Local (UEL) a su cargo, con los planes de lucha contra la aftosa.

La corporación política

A la hora de pasar al plano político, Mitre no se calla. “Veo que parte de nuestra dirigencia política se ha corporativizado, negocian las leyes, se ponen de acuerdo y no les importa el mandato de la gente y sobre todo de las instituciones”, dispara sin anestesia.

Consultada sobre el destino de los fondos recaudados, opinó que los mismos “se destinan a pauta publicitaria y a agrandar el Estado para incrementar las dependencias públicas (13.000 puestos en la gestión Bonfatti). Se gasta mal, se agranda mucho el Estado con sueldos altísimos, viáticos, un gasto público enorme, y en vez de parar y ver en qué estamos gastando para redireccionarlo, agravan la tendencia”.

En este sentido, hizo hincapié en el aumento del inmobiliario rural. “Esas cuestiones me ponen mal, porque no puede ser que cuando no le dan los números lo primero que hacen es aumentar un impuesto sin tener en cuenta la realidad del sector”. Según la productora, en esta zona de la Cuña el promedio productivo es bajo, mientras que la presión impositiva es cada vez mayor.

En el panorama, avizora un año difícil, aunque buenas perspectivas para después. “2015 será un año de mucha actividad. Como institución independiente creemos que tendremos poco peso, por eso empezamos a formar parte de mesas multisectoriales junto a otras entidades productivas e industriales de Vera, Gral. Obligado y San Javier, y creemos que esa unión nos va a dar mucho más peso a la hora de gestionar. También estamos armando algo similar con instituciones de Vera, y creo que es una jugada inteligente para la ciudad y el departamento. Nosotros nos sentimos parte del problema y entonces queremos ser parte de la solución”, asume.

Según la ruralista, tenemos que instalar la sustentabilidad en la política. “Así como nosotros tenemos que ser sustentables en nuestras empresas para dejarles a nuestros hijos los campos en mejores condiciones que como los recibimos, ellos tienen que hacer políticas sustentables. Pero son siempre los mismos tratando de ver cómo pueden perpetuarse en la próxima gestión y ver cómo se acomodan para seguir viviendo del Estado. Deberían saber el sacrificio que implica tener una empresa, un empleado, pagarle el aguinaldo, administrar los recursos, tener tu balance, tu flujo de fondos, al político le hace falta una formación empresarial”.

5B_P1260431.jpg

Equipo. Paula y Diego se vinieron de Buenos Aires a vivir al campo. Hoy no se arrepienten de tal decisión.

Las Instituciones

En cuanto al rol de las instituciones, Mitre también apuesta por la revalorización. “Las instituciones por separado no tienen peso y eso lo puedo sentir. Se han debilitado muchísimo. Muchas instituciones del país atraviesan por una situación similar. Tengo el enorme desafío de comunicar, darle mayor difusión a lo que hacemos (una falencia de todo el sector), de llegar al asociado y a la gente común de la ciudad que no sabe cosas básicas del campo”. Pese a esto, destaca haber avanzado en la difusión vía internet aprovechando las campañas de vacunación dos veces al año. También están haciendo una encuesta con INTA y fondos del Ministerio de la Producción para caracterizar los sistemas del departamento y consultar al productor sobre las cosas que lo preocupan.

En este tema, la Ingeniera vuelve al movimiento CREA, a la hora de valorar los recursos humanos. “Este tema, como la falta de infraestructura, son vitales para nuestra institución. “De un día para el otro una familia entera se va a vivir a Vera porque faltan condiciones para que la gente viva en el campo y no tenga que recurrir a las ciudades”.

Respecto de la renovación interna, remarcó que hay una movida muy interesante a nivel juvenil. “El secreto es darles espacio y lugar, pero hay chicos que son muy buenos, muy formados y capacitados con ganas de trabajar”.

Gremialismo profesional

Para Mitre, tal vez el anuncio más destacado fue a la hora de proponer un paso más allá. “En las entidades nos debemos un debate sobre si va a seguir siendo sustentable hacer un gremialismo desde el voluntariado. Para tener mejores resultados tenemos que tener gente dedicada exclusivamente a la actividad gremial, elegir a los mejores y tenerlos bien remunerados”, disparó. Según Paula, uno puede tener toda la vocación de servicio, pero no puede descuidar todas las actividades de su empresa, “hay cosas que no puedo delegar en otro”.

Desde 2008 pasó mucha agua bajo el puente, con avances y con retrocesos. “Muchas veces por celos entre entidades, o porque no se entendió bien el mensaje de las bases de unirnos y avanzar. Los agrodiputados debieron haber priorizado dos o tres temas conjuntos y hacerlos avanzar. A la vista de los resultados debemos mejorar y tener equipos técnicos, y en la primer reunión de CARSFE ya propuse tener ese debate. Conseguir una persona implica plata. Quien asuma la presidencia de la entidad debe estar pago y dedicarse exclusivamente a eso”.

El financiamiento, sin dudas debe ser a través del productor, con un sistema de aporte, “así como te sacan para el IPCVA debemos hacer un aporte gremial al vender el grano o la hacienda (para la entidad que elija), porque si lo dejás librado a la voluntad del productor es probable que no lo haga. Una vez que se vean los resultados será más fácil”. Y vuelve a citar la experiencia CREA. “Pertencer a CREA no es nada barato, pero es una inversión para contar con un asesor que viene una vez por mes y te ayuda a replantear el proyecto productivo”. Según Mitre, “la lógica nuestra no es la misma que la de quienes están en el Gobierno Nacional, y es difícil pronosticar el futuro porque te sorprenden día a día con cosas difíciles de creer. El próximo presidente tiene que ir de la mano del campo para revertir esta situación”. En cuanto a los candidatos, manifestó que Scioli hizo una gestión “desastrosa” en Buenos Aires. Desde AACREA trabajamos con los políticos aportando información técnica con base científica y a través de eso conocemos lo que piensan esos candidatos. En 2015 deberemos mejorar nuestra eficiencia, ser lo más productivos posible dentro de nuestras estructuras y no agrandarlas consolidando lo que tenemos y esperar”.

Santa Fe y su infraestructura

En consonancia con el reclamo tantas veces escuchado, Mitre asegura que al norte lo tienen muy postergado. “Vera es el departamento con menos gestión, al que menos tuvieron en cuenta. Tenemos un potencial enorme, pero en la medida que no se realicen las obras de infraestructura que se requieren nunca lo podremos realizar. Precisamos rutas, caminos, electrificación, conectividad. Si no le das las condiciones necesarias básicas (un buen acceso, agua, luz, celular), la gente se termina yendo a la ciudad. En Amores un chico murió por no tener asistencia médica. Hace 65 años que no se hace un metro de ruta. Tenemos localidades que quedaron congeladas en la historia, donde no hay progreso, ni desarrollo, no hay nada. Ahora viene el acueducto para consumo humano. Digo yo, ¿era una inversión mucho más grande agrandar el caño para usarlo para riego? Así estaríamos promoviendo el desarrollo económico”, se preguntó.

 
5ABRE_P1260405.jpg

Muñeca. El sistema de retención de agua implementado en el campo les permite contar con el vital recurso en momentos de seca.

 

Manejo del agua

En el establecimiento “El Parque” implementaron un sistema de retención de agua en el monte para abastecer a la hacienda. Construyeron unas taipas que retienen el agua de lluvia e impiden que escurra. “Con este método lográs mayor cantidad de pasto de mejor calidad y digestibilidad y a su vez un control sobre la renovación del renoval de las isletas, los cardos, y del arbusto que crece en estos campos ganaderos. En 2010 empezamos a trabajar con INTA para medir los resultados. Aunque Medio Ambiente todavía no lo aprobó (ya que sostiene que presenta un desmonte encubierto), intentamos demostrarles que bien manejado esto no es así. Estamos midiendo las variables que hacen al proceso de cambio: lámina de agua, productividad forrajera, inventario forestal, salinidad, análisis de suelo, etc. para demostrar que es un método demasiado bueno para que no lo aprueben. El árbol es útil para la ganadería, aporta la chaucha, la corona, la sombra en enero, hay que revertir la arbustización del monte que hizo perder productividad al suelo y este método lo hace”, sostiene Mitre.



tapa
Opinión
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
al mArgen de la cr�nica
Pulsos de la pol�tica provincial
por Dar�o H. Schueri
por ALICIA M. AMBROSIO JOS� MART�NEZ jmartinez@gmail.com
Necrológicas Anteriores