Edición Domingo 1 de marzo de 2015

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

El elenco de Madelón fue más que el de los “mellizos”

Unión quiso y pudo ganarlo, Lanús casi pudo sin querer

Comenzó mejor el conjunto visitante, se puso en ventaja pero el Tate consiguió el empate rápidamente. En el complemento hubo un sólo equipo y fue el rojiblanco. Primer gran examen superado.

Unión quiso y pudo ganarlo, Lanús casi pudo sin querer

Entre 7 y 8.

Triverio fue la figura

Con el de ayer frente a Lanús, Enrique Triverio ya llegó a tres goles (uno a Huracán y otro a Nueva Chicago) y el es máximo artillero tatengue. Contra el Granate jugó entre 7 y 8 puntos. Lo calificamos con 8 por su tanto, el que le dio el empate a Unión. Foto: Amancio Alem

 

Alberto Sánchez

asanchez@ellitoral.com

Seguramente al hincha no le debe importar (y tal vez con razón la mayoría quizás no coincidirá) lo que yo pensaba en la previa de esta primera prueba seria que iba a afrontar Unión en el presente campeonato de Primera División, enfrentando a un adversario como Lanús, con más de 20 años ininterrumpidos en la máxima categoría del fútbol argentino, y con varias experiencias internacionales sobre el lomo.

Pero hice el ejercicio de ponerme en el lugar del técnico tatengue, y entonces pensaba que, aún sin poder sumar de a tres puntos, a Leonardo Madelón le serviría más jugarle a Lanús un partido de igual a igual, imponiendo todo lo bueno que ha mostrado durante el certamen de ascenso, más el lógico plus que requiere el sólo hecho de tener enfrente al elenco Granate, que sin dudas está en un nivel superior a los dos rivales que ya enfrentó (Huracán y Nueva Chicago); que ganar sin jugar bien, gracias a alguna jugada que accidentalmente o por un yerro del contrincante, termine en la red de enfrente.

Quiso el destino (o vaya a saber qué o quién), que el partido haya terminado empatado 1 a 1. Pero indudablemente Unión fue más que Lanús. Es fácilmante demostrable. El que vio el cotejo se habrá dado cuenta de que si bien la visita comenzó mejor, con Acosta inquietando con su velocidad a Zurbriggen primero y a Britez después, el conjunto rojiblanco terminó mucho mejor el primer período.

Es verdad que entre Fritzler, Ayala y Velázquez, a Lanús le alcanzaba para dominar las acciones; y por eso, aunque por medio de una jugada de laboratorio, Acosta puso en ventaja a su equipo con un cabezazo de pique al suelo que dejó sin chances a castro a los 33 minutos. Pero sólo dos minutos más tarde Zurbriggen hizo bien en hacer un lateral rápido para Gamba, quien entró al área mayor y recibió un “topetazo” que lo hizo caer, pero la pelota le cayó a Triverio y “Quique” no dudó, le pegó de zurda y su disparo se metió junto al primer caño, el derecho del arquero visitante.

De ahí en más fue todo de Unión, superando no solamente a su adversario, sino al gran marco que presentó el 15 de Abril, y un momento de nervios originado por una discusión que terminó con todo el cuerpo técnico local expulsado.

¿El segundo tiempo? Siguió como terminó el primero. Con los de Madelón manejando el balón mediante una buena labor de Rivas, bien acompañado por Montero primero y Villar después, más una tarea pareja de Martínez y la velocidad de Gamba asociada con el empeño, las ganas, el sacrificio y la peligrosidad del goleador Triverio.

Pero además, la actitud de todo el equipo, que en el complemento siempre buscó ir por más. Lo buscó también a través de los cambios. El “Memo”

El resultado final fue empate pero Unión hizo más que Lanús.

 
Unión quiso y pudo ganarlo, Lanús casi pudo sin querer

Barisone volvió. El ex defensor de Unión se presentó en la cancha de Unión defendiendo los colores granates. El público lo aplaudió y “Leo” Madelón ya se olvidó de lo sucedido en la trama del pase. Foto: Luis Cetraro

Montero, extenuado tras volver a jugar luego de la lesión y exponiendo un gran despliegue, le dio su lugar a Villar. Luego Caballero reemplazó a “Juancito” Rivas y el “Pipa” jugó algo más suelto. Y tras la expulsión de Fritzler, Guerra debutó en el torneo para suplantar a Britez, pasando Caballero de “4”, Villar de “8” y Guerra de enganche.

Castro; Caballero, García Guerreño, Sánchez y Zurbriggen; Villar, Martínez y Malcorra; Guerra; Triverio y Gamba. Con esa formación el elenco de Madelón estuvo muy cerca de vencer a un confundido Lanús. Sólo la mala puntería de Gamba, a los 46 y 47 minutos salvó al “Grana”. Unión borró al primer “cuco”. Pudo ganar porque lo quiso; Lanús pudo ganar, pero por el enojo de los mellizos al ver el letrero con los minutos a recuperar, no tenía la intención de hacerlo.

análisis

por Darío Pignata

Unión juega “a jugar”

Está de vuelta Unión en Primera División. Todo un desafío, toda una incógnita, todo un premio por haber hecho mejor que todos las cosas en la “B”. Adentro, de la mano de Madelón y sus jugadores de perfil bajo. Afuera, de la mano de Spahn, un presidente que no se cansó de “poner” y sueña con vender un jugador en varios millones de dólares para equilibrar la línea de flotación.

En un torneo ridículo de treinta equipos, de acá a diciembre se verá de todo, como una especie de Arca de Noé futbolera.

Unión sabe que la clave es sumar de a tres o no perder con los que estaban hasta hace un par de meses en la “B”. Y con los de Primera, como pasó ayer ante Lanús, tratar de pelearla para también sumar algo.

Otra vez, como ante Chicago, el equipo se suicidó en el área propia con una distracción de jardín de infantes. Pero a la vuelta de la esquina lo fue a empatar y lo empató, sacando a flote una fuerte personalidad para sobreponerse a la adversidad.

Es tiempo de pañales y chupetes para este torneo. Demasiado pronto para conclusiones definitivas. Pero, sin dudas, asoma una idea de juego en el Unión de Madelón. Unión juega a jugar. Y eso está bueno. Porque en los últimos tiempos el hincha se cansó de ver propuestas amarretes y miedosas, rifando la categoría.

Si uno multiplica los 30 equipos por un promedio de jugadores que se utilizan por partido, hay cientos que se dedican a correr, meter, poner, tirarse al piso. Pero tener “huevos” es pedirla. Y Unión empieza a tener jugadores que no es esconden, que la piden. En el podio, junto con el Súperman de Aldao —Triverio— se subieron Mauricio Martínez y el creciente Rivas. El “5”, un pulpo; el “10”, ambicioso.

Lo tiene bien Leo al grupo. Se nota. Los suplentes están a la altura de los titulares. Por ahora, Castro hizo olvidar a Nereo, Gamba a Guerra y García Guerreño a Barisone. Lo pudo ganar, lo debió ganar. Debe corregir las distracciones y afinar la puntería. En Primera no se puede regalar tanto en las dos áreas.

Pero lo más valioso es el estilo. Unión juega a jugar. Y éso, en estos tiempos egoístas y mezquinos, es tan refrescante por López y Planes como la misma vuelta a Primera.

dpignata@ellitoral.com

D8-B-DSC_7570_1.jpg

“Quique” goleador. El delantero convirtió nuevamente y está pasando por un momento excelente; A su lado, Fausto Montero, quien alternó buenas con malas y fue reemplazado por Villar, aunque después se paró Caballero en su lugar. Foto: Amancio Alem

síntesis

Unión 1

Lanús 1

Unión: Matías Castro; Emanuel Britez, Rolando García Guerreño, Leonardo Sánchez y Santiago Zurbriggen; Fausto Montero, Mauricio Martínez, Juan Rivas e Ignacio Malcorra; Lucas Gamba y Enrique Triverio.

D.T.: Leonardo Madelón.

Completaron el banco: Joaquín Papaleo, Juan Pablo Avendaño, Manuel De Iriondo y Fernando Coniglio.

Lanús: Fernando Monetti; Carlos Araujo, Gustavo Gómez, Diego Barisone y Maximiliano Velázquez; Jorge Ortiz, Matías Fritzler y Víctor Ayala; Lucas Melano, Santiago Silva y Lautaro Acosta.

D.T.: Guillermo Barros Schelotto.

Completaron el banco: Matías Ibañez, Facundo Monteseirín, Niocolás Pasquín y Facundo Melivillo.

Goles: en el primer tiempo, a los 33 min., Acosta (L); a los 35 min., Triverio (U).

Cambios: en el segundo tiempo, a los 11 min., Nicolás Aguirre por Ayala (L); a los 18 min., Diego Villar por Montero (U); a los 25 min., Jorge Valdéz Chamorro por Melano (L); a los 33 min., Sebastián Caballero por Rivas (U); a los 40 min., Gonzalo Di Renzo por Silva (L) y Claudio Guerra por Britez (U).

Incidencias: a los 17 minutos del primer tiempo, el árbitro Silvio Trucco expulsó a Madelón, a sus ayudantes de campo, Adrián Czornomáz y Carlos Ruiz; y al médico de Unión, doctor Sebastián Battaglia. A los 37 min. del segundo tiempo, expulsado Fritzler (L), por doble amonestación.

Amonestados en Unión: Britez, García Guerreño, Montero y Martínez.

Árbitro: Silvio Trucco.

Cancha: Unión.

Bajo la lupa

Castro (6): Fue importante en el primer tiempo, cuando Lanús impuso su juego. En el gol, Acosta cabeceó solo; en el complemento se jugó la vida a los pies del mismo jugador.

Britez (5): De menor a mayor. La velocidad de Acosta lo complicó en la primera etapa. Lo amonestaron a los 20 minutos, después se tranquilizó y levantó su nivel.

García Guerreño (5): Un trabajo regular durante todo el partido. Junto a Sánchez se turnaron para tomar a Silva, y el delantero uruguayo no pudo prevalecer nunca.

Sánchez (6): Lo mismo que para su compañero de zaga, aunque el capitán sobresalió teniendo que salir un par de veces a cubrir las espaldas de sus marcadores de punta. No falló.

Zurbriggen (5): Una tarea parecida a la de Britez. Acosta intentó por su lateral al comienzo y después se fue del otro lado. Inteligente al sacar el lateral rápido que terminó en el empate tatengue.

Montero (6): Buen retorno del “Memo” al equipo. Trató de asociarse con Rivas en el primer tiempo y cuando pudo llegó al fondo por la derecha. Se fue cansado y aplaudido.

Martínez (6): Otro de los que tuvo un partido parejo. Por momentos debió pelear en soledad en el mediocampo, pero se las ingenió para cubrir los espacios.

Rivas (7): Una de las figuras de Unión. Está cada vez más confiado en sus cualidades y por eso las pide a todas. Estuvo muy cerca de marcar, pero su disparo fue débil a las manos de Monetti.

Malcorra (5): No fue tan gravitante como en otros cotejos. Apareció por momentos, tal vez los rivales ya hayan comenzado a poner los ojos en sus movimientos por izquierda.

Gamba (6): Fue el jugador que más oportunidades tuvo de convertirse en héroe, justamente cuando terminaba el partido. Si hubiese concretado una de las dos que tuvo, Unión ganaba.

Triverio (8): A todo lo que acostumbra a poner “Quique” en cada partido, le está agregando la cuota de gol, por eso es la figura excluyente del equipo.

Villar (5): Entró por Montero para jugar por derecha, pero luego, cuando se fue Rivas, lo hizo como “doble cinco”. Un par de buenas triangulaciones con Caballero y Gamba.

Caballero (-): Jugó sólo 16 minutos pero lo hizo muy bien. En una contra se apuró a habilitar a Gamba cuando debía jugársela él solo.

Guerra (-): Por fin llegó el debut del goleador del equipo del ascenso. Sólo 10 minutos jugando de enganche, detrás de Gamba y Triverio.



tapa
Opinión
DIGO YO
por Natalia Pandolfo
Publicaciones
por Augusto Munaro
por Por Nidya Mondino de Forni
Al margen de la cr�nica
Mirada desde el sur
por Por Ra�l Emilio Acosta
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
Suplementos
Deportes
El elenco de Madel�n fue m�s que el de los “mellizos”
por Alberto S�nchez por Dar�o Pignata
Necrológicas Anteriores