Edición Sábado 18 de abril de 2015

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

“El flamenco es el arte del instante”

3_42.JPG

ÁLVARO JULIÁN GONZÁLEZ

Pasión, fuerza, la vida entera deja este santafesino sobre el escenario cuando se presenta en los tablaos. Vivenció la tradición desde adentro y aprendió el lenguaje del flamenco como si fuese su lengua materna. Hoy es la voz de la compañía Kaminos, un proyecto donde la fuerza del malambo se une al zapateo flamenco en un juego de contrapuntos.

TEXTOS. CINTIA LORENA DIAZ (cdiaz@ellitoral.com). FOTO. Paola evelina.

 

ENERGÍA PSÍQUICA. “A mí me pasa con el flamenco que en mí concentra todo lo que te puedas imaginar, la totalidad de mis emociones, mi energía psíquica. Todo está ahí y se expresa. Canalizo muchas cosas, es mi vía de escape. Me gusta definir el flamenco como el arte del instante. En un instante uno puede dejar la vida; en un instante pasa todo; se da esto de explotar en un momento... Todo pasa en un instante. El flamenco tradicional es lo que pasa en vivo, lo que transcurre en el momento. Se da la improvisación del baile a través de un lenguaje que es conocido por cada uno de los integrantes sobre el escenario”.

COINCIDENCIAS QUE DESPIERTAN PASIÓN. “Siempre canté. Mi papá canta folclore, mi abuelo era cantante también. Algo me tenía que tocar a mí. De chico compartía los ensayos con los ‘Irundí’ todos los martes y jueves. A los 20 años viajé a México. Ya había hecho el CBC para ingresar a la carrera de Antropología. Quería conocer el corazón de Latinoamérica, el lugar donde suceden los grandes hechos de la cultura latinoamericana. Me interesaba la cultura indígena, la cultura arraigada a la tierra, también participé de distintos movimientos relacionados a lo social, a la ayuda humanitaria. Volví a Buenos Aires a los cuatro meses y medio, comencé la facultad, cursé dos años y medio y en ese interín conocí a gente vinculada a la música y al flamenco en particular. Pero fue en México cuando tuve en realidad mi primer contacto con el flamenco, unos españoles me habían pasado algunos temas. En esa época me reencuentro con Nico, mi compañero en toda la escuela secundaria, él tocaba la guitarra y estaba aprendiendo flamenco”.

VENLUCÍA. “La formación en el cante flamenco se da en el aprendizaje a través de una tradición. ¿Cómo puede uno aprender una tradición? Viviéndola. Todos los cantaores somos autodidactas, hay que escuchar mucho. Al principio el trabajo colectivo fue muy importante para mí. Imaginate encontrarte con tres personas más que estaban en la misma locura, el flamenco no era algo muy popular quince años atrás. Comenzamos a investigar, a experimentar con esta música. Fuimos aprendiendo unos de otros, nos fuimos superando y en el año 2003 formamos el grupo ‘Venlucía’. Enseguida empezamos a tocar en los tablaos temas de nuestra autoría y otros autores. Luego incursionamos en la fusión con melodías latinoamericanas. Comenzamos a ser muy conocidos, presentamos nuestro primer disco ‘Cruce de caminos y salimos’ de gira por Argentina. Por razones personales tuvimos que parar la actividad del grupo y ese parate nos terminó dividiendo. Si faltaba un integrante ya era otra cosa, no era Venlucía”.

APRENDIZAJE A TRAVÉS DE LA TRADICIÓN. “A partir del año 2006 empecé a involucrarme en el circuito de los tablaos. Presenciaba las sesiones de las bailaoras y participaba en distintos ensayos, iba conociendo el ambiente del flamenco tradicional, el de los tablaos, el de la improvisación. Tres años después, mi amigo Nico Del Cid, que estaba en España, me escribió diciéndome que había una posibilidad de apertura de becas en la Fundación Cristina Heeren en Sevilla, un espacio para aprender la tradición del flamenco. Escribí y me respondieron a los tres meses comunicándome que me otorgaban una beca por nueve meses. En agosto de 2009 viajé a Sevilla y ahí conocí realmente lo que es la tradición del flamenco y aprendí el cante de primera mano, con cantaores de primera línea. Llegando al final del cursado, el director de la fundación me propuso tomar otra beca ya que a ellos les interesa fomentar el flamenco en Latinoamérica y veían potencial en mí. Después de España, Argentina es el país donde más se difunde el flamenco”.

KAMINOS. “En 2014 realicé mi tercer viaje a Japón con la compañía Kaminos. Este proyecto propone una mixtura entre la tradición flamenca y la tradición folclórica argentina, sobre todo del malambo. Kaminos pudo mixturar estas dos tradiciones de una manera totalmente natural gracias a que los integrantes del grupo comparten ambas culturas. Forman parte del grupo dos pedazos de músicos, el cantante folclórico oriundo de Salta Gonzalo Ortíz y el guitarrista Diego Capurelli, dos bailarines de malambo que son campeones nacionales, Gastón Stazzone y Mauro Dellac, más un percusionista de flamenco y folclore Martín Morales, Nico Del Cid en la guitarra del flamenco y dos bailaoras increíbles Clara Giannoni y Belén Cerri. Sobre el escenario se pasa de una zamba a una bulería por ejemplo de manera natural; en el espectáculo conviven ritmos de ambos géneros: cuecas, bulerías, martinetes y chacareras. Además tiene una interesante puesta en escena y juego de luces. Por supuesto, dejamos también un espacio para la improvisación. Este espectáculo se estrena el 9 mayo en Capital Federal, en el teatro Caras y Caretas. Y luego de las presentaciones en Buenos Aires viajaremos a algunas ciudades del país”.

nADIE ES PROFETA EN SU TIERRA

“En mi caso es verdad. Sobre todo tratándose de una tradición distinta, a la que no estamos acostumbrados. Al flamenco se lo mira con prejuicio en nuestro país, sin embargo pueblito adonde vayas hay algún grupo practicándolo. Sucede que a nosotros, los argentinos, nos llegó una información muy recortada de los que es esta cultura”.

TRABAJO Y PASIÓN

“Hace varios años que vengo teniendo la suerte de poder combinar mi trabajo con mi pasión. Quisiera poder vivir siempre de mi pasión, de mi arte, como lo hago desde hace más de diez años. Hoy estoy comenzando a proyectar mi propio lugar. Quiero crear un espacio donde los alumnos puedan vivenciar la tradición flamenca, como tuve la oportunidad de hacerlo yo.”

EN EL EXTERIOR

“Mi primer viaje a Japón fue en el 2009. Cuando regresé de España, después de mis primeros 9 meses en la Fundación Heeren, volví a viajar con otro grupo de trabajo. Durante el segundo año que estuve en Sevilla también viajé mucho por la región, anduve por Suecia, Holanda y Portugal. En el 2014 realicé mi tercer viaje a Japón con Kaminos y con esta compañía tenemos prevista una nueva gira en el 2016 por este país que siempre nos ha recibido tan bien”.

MÚSICA

“Grabamos nuestro primer disco en el año 2003 con Venlucía. Tuve intervenciones en producciones de otros grupos y también grabamos algunos CD para llevar a Japón. Crecí mucho después de estas experiencias. Hace unos meses entré a estudio y empecé a grabar temas míos, algunos de ellos fusionan el flamenco con lo que yo siento que me pasa con la música. Quizás hacia finales del año ya pueda mostrar un producto propio”.

así soy yo



tapa
Opinión
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
por Por Antonio S�nchez Sol�s
Pulsos de la pol�tica provincial
por Por Dar�o H. Schueri
al mArgen de la cr�nica
Necrológicas Anteriores