Edición Sábado 18 de abril de 2015

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

“En el Mundial, Messi fue un soldado raso”

Una charla a fondo con el licenciado Matías Dalla Fontana, psicólogo especializado en deportes. Habló de las presiones y de los miedos. “No creo que nadie que haya subido a un ring para enfrentar a Monzón o a Tyson no haya tenido miedo, lo que no significa cobardía”, señaló.

TEXTO. ENRIQUE CRUZ (H).

“En el Mundial, Messi fue un soldado raso”

Matías Dalla Fontana y su mirada del deporte desde su rol de psicólogo. Foto: Archivo El Litoral.

 

Presiones, exigencias, éxito, fracaso. Cada vez son más los conceptos que se manejan en el deporte de alta competencia -también en el amateurismo- que tienen que ver con lo psicológico.

En el deporte individual, muchos han tomado la consulta a un psicólogo como una parte de su “entrenamiento” y aprendizaje. Superar los miedos, las tensiones, es algo que -a veces- ni un técnico motivador consigue. Por eso, el licenciado Matías Dalla Fontana aplica su vasta experiencia como ex deportista (jugó al básquet y al rugby) para incursionar sobre estos temas tan apasionantes con el conocimiento que le han dado sus estudios en psicología y con lo que también incorporó a través de su participación en varios proyectos.

Hace unos meses estuvo en Mar del Plata con personalidades del deporte como Caruso Lombardi y Retegui, entre otros. Y trabajando como psicólogo en el plantel profesional de Unión.

- ¿Creés que la psicología es tan importante como lo físico y lo táctico en el deporte de alta competencia?

- La dimensión psicológica siempre tomó parte en el rendimiento del deportista, aunque sea de manera artesanal, espontánea o no planificada. En los tiempos actuales se lo está abordando profesionalmente. Se está insertando institucionalmente el rol del psicólogo como un profesional más.

- ¿Es lo mismo un psicólogo que un coaching?

- El psicólogo puede ser coaching como también lo puede ser un dirigente con conocimiento en el manejo de grupo. El coaching es el que soluciona los problemas que aquejan a los grupos o deportistas en la realización de su tarea y es un intermediario con los dirigentes, con la prensa, etcétera.

- ¿Un manager?

- Claro, un manager o secretario técnico como se lo llama. El psicólogo puede llevarlo adelante siempre que conozca la problemática del deporte. Personalmente, considero esencial que el psicólogo haya sido deportista.

- ¿Es diferente trabajar sobre un tenista que va a disputar un Grand Slam que sobre un plantel de fútbol o de rugby que va a disputar una copa del mundo?

- Es diferente. Depende de los objetivos y de las tradiciones. La tradición del rugby argentino no es la misma que en Inglaterra o Nueva Zelanda, hay cuestiones históricas, culturales y económicas distintas, porque en esos países hay un superprofesionalismo que acá no existe. Y es obvio que las diferencias se plantean a partir de trabajar con grupos o en deportes individuales.

- ¿Sirve que un entrenador sea motivador?, ¿sirve esa arenga que se hace antes de entrar a la cancha como factor psicológico?

- Sirve, no tengas dudas. Hay técnicos que trabajan con un rigor científico y otros que están en el otro extremo y apuntan a lo emotivo. En determinado momento hay un técnico para cada grupo y puede que el motivador sirva más que el estratega en una determinada circunstancia, como puede ser que ese mismo grupo necesite, luego, cambiar y apuntar al estratega. Por eso, hay técnicos que son capaces de sacar a un equipo de una encrucijada en un determinado momento, aunque luego no sirva para hacer un trabajo a mediano o largo plazo.

- ¿Justificás las presiones en el deporte?

- Los grupos humanos son conflictivos por naturaleza, y las presiones existen y son inevitables. Tienen que incidir pero no negativamente. Las presiones son una realidad del mundo adulto y existen en la política, en las empresas y en los sindicatos.

- ¿Presión es igual a miedo?

- No. Algunas presiones se viven como miedo, otras como angustia a lo que vendrá y hay otras que generan coraje.

- Cuando un boxeador está por subir a un ring, un tenista va a jugar la final de Wimbledon y un jugador a disputar la final de un Mundial, ¿siente miedo?

- Sí, es natural. No creo que ningún boxeador que haya subido al ring para enfrentar a Tyson o a Monzón no hayan sentido miedo, lo que no significa cobardía.

- ¿Te pusiste a pensar qué harías si tuvieses que trabajar con un deportista como Messi?

- Primero, tendría en cuenta sus motivaciones y sus intereses; saber qué quiere, qué ambiciona. En base a eso, ver el objetivo deportivo del equipo, porque no es él solo sino que integra un equipo. Uno de los logros de Sabella fue que hizo coincidir ambiciones dispares de jugadores, que antepusieron lo colectivo a lo individual.

- ¿Messi incluido?

- Muchos le achacan una falta de participación en el volumen de juego y él sobrepuso lo colectivo a lo individual. No tuvo una ambición de protagonismo excesivo y fue un soldado raso. Los liderazgos se emparejaron y hubo una búsqueda de denominadores comunes.

- ¿Eso está bien? Te lo pregunto porque muchos le achacan el hecho de no haber tenido un protagonismo mayor en la final con Alemania, por ejemplo.

- Ese es un análisis contrafáctico... Te hago estas preguntas: si hubiese buscado espectacularidad, ¿habría funcionado tan bien el equipo?, ¿habrían tenido los otros diez el mismo nivel de respuesta si todo recaía en Messi?, ¿no te pusiste a pensar que Messi hizo lo que debía hacer para que el resto lo acompañase con un mejor nivel de eficacia?

- ¿Y la comparación con Maradona?

- Diego funcionó desde otro perfil, tuvo gestos distintos como el de jugar con el tobillo hinchado. No creo que sean comparables, eran otros técnicos también, que llevaron el grupo de una manera diferente y lo hicieron sentir también distinto a Maradona. Sabella no ejerce desde el mando las órdenes verticales y resultó, porque nos llevó a la final. Para mí no se discute el estilo de conducción que tuvo.

EL RETIRO: UN MOMENTO CRUCIAL

- ¿Qué opinas del retiro? ¿Por qué lo siente tanto el deportista?

- No necesariamente es traumático, depende de cómo la persona toma como capital lo vivido como deportista. Hay que saber canalizar esa energía que antes tenía para el deporte en otras cosas que le generen interés y amor. Fue ídolo, ensalzado, estuvo presente en los medios, ahora tiene que hacer un duelo normal y reconstruir su vida en otros escenarios donde puede seguir proyectándose. Debe saber que le queda más de la mitad de la vida por delante.

- ¿Aconsejás que siga en el mismo ámbito?

- No necesariamente, depende de la capacidad. Puede ser un buen empresario, volcarse a la vida política para seguir con ese reconocimiento y esa exposición a la mirada pública. Y están los que buscan ser entrenadores o inclinarse por el periodismo. Freud decía que es mucho más difícil el duelo cuando el objetivo sustitutivo no asoma. Allí radica el objetivo del deportista próximo a retirarse, el de prepararse no tanto para el día del adiós sino para el otro día, cuando ya dijo adiós.

8_2_2376232.JPG

Para Dalla Fontana, Lionel Messi tuvo un rol en el Mundial en el que pudo anteponer lo colectivo a lo individual. Foto: Agencia Efe.

“En los momentos de relajación competitiva, como puede ser una pretemporada, hay que aprovechar al máximo para conseguir algo fundamental y que atañe a la formación del grupo. La pretemporada es en este sentido un momento de objetivos específicos tales como la búsqueda de acuerdos sobre reglas de convivencia grupal, el encuentro -siempre inestable- del justo medio entre el ejercicio de la autoridad y el margen de libertad de los individuos, la aproximación al surgimiento de liderazgos positivos y el aislamiento de posibles conductas nocivas, inclusive, por qué no, la negociación de condiciones de trabajo óptimas en el caso de planteles profesionales, sobre la cual sentar las bases de un correcto ‘clima de vestuario’ “.

Lic. Matías Dalla Fontana.

Los miedos resultan inevitables, más en el deporte individual. Dalla Fontana opina que enfrentar a Monzón o a Tyson podía generar eso, para lo cual es necesario tener coraje para superarlo. Foto: Archivo El Litoral.

8_3_BOX_A_MONZON_576.JPG


tapa
Opinión
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
por Por Antonio S�nchez Sol�s
Pulsos de la pol�tica provincial
por Por Dar�o H. Schueri
al mArgen de la cr�nica
Necrológicas Anteriores