Edición Sábado 29 de agosto de 2015

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Santafesino de Oro

3_IMG_8148.JPG

Rubén Rézola

Nació en un hogar humilde de nuestra ciudad; él y su familia lucharon mucho para salir adelante y hacer el deporte que ama: canotaje. Hoy, con 24 años, lleva cosechadas más de 200 medallas, entre ellas, la de Oro en los Juegos Panamericanos de Toronto.

 

SUS INICIOS. “Me inicié en el kayak a los 10 u 11 años en el Club Náutico El Quillá. Mis primeros torneos y podios eran todos de la zona: campeonatos santafesinos, en Santo Tomé, en el Club de Niños Manuel Belgrano, en El Quillá. Mis triunfos fueron en categoría menor; en esos años estaba muy contento porque ganaba todas las carreras en torneos santafesinos, argentinos de categoría menor, y después fui subiendo. Mi primer sudamericano fue a los 14 años en San Pablo, Brasil, y logré tres medallas doradas. Todavía competía para El Quillá. Ese fue mi primer salto internacional y nacional. Todos los años, desde que empecé en la selección de cadetes, salí campeón argentino, tanto en K1, K2 y K4 pasando todas las categorías hasta ahora”.

SU GRAN SALTO. “En juveniles, viajé a Europa por primera vez a dos copas internacionales, ahí gané 4 medallas de plata y 4 de bronce. Recuerdo como anécdota divertida que en Alemania salimos a correr por donde no se podía con todo el equipo junior y la gente nos tocaba bocina pero no sabíamos por qué. Resulta que era una autopista sin límite de velocidad y no se podía estar ahí; nos comimos lindo reto de la policía alemana, que hablaba español.

Los rivales más difíciles de esa época estaban en Europa, y a medida que fui creciendo se hicieron rivales en todos lados, tal como ahora. La verdad, no tengo contadas las medallas; entre las nacionales e internacionales debo tener mas de 200”.

PERSEVERANCIA. “El apoyo de mi madre, de mi abuela y abuelo, que ya no está, en todos los momentos fue incondicional y más al principio que es donde más cuesta; eran mis sponsors y mi sostén junto con todos mis amigos, familia de amigos que siempre me tiraron buenas energías como hasta ahora. Mi carrera fue muy costosa para mí y mi familia. No fue sencillo mantenerme para llegar hasta donde llegué, ya que ellos no podían bancarme económicamente y no tenía el apoyo necesario ni de entes superiores, ni de sponsors. Obviamente, a lo largo de los años ha mejorado mucho el deporte, pero aún faltan pulir algunas cosas. Entrenar es como todo deporte individual, hay que poner mucha actitud en todo lo que hagas. Es un deporte que requiere muchas sesiones de entrenamiento, haga frío, calor, llueva o sople viento. Se necesita mucha perseverancia. Está en cada uno soportar los obstáculos deportivos y también los de la vida que se suman a cada momento. El éxito de subir al podio es algo impagable, muy pocas personas en el planeta tienen la posibilidad de subirse y escuchar el himno de su país. A futuro, el día que deje de remar, mi idea es estudiar una carrera universitaria, algo que me guste mucho y de esa forma poder darle al estudio la pasión que le doy a mi deporte”.

CAMINO AL ORO. “Este año no comenzó muy bien, el inicio fue difícil, me lesioné el hombro y pensé que me llevaría mucho más tiempo la recuperación y que sería duro volver al máximo nivel. Pero aquí en mi casa, con el apoyo de mi familia, médicos y entrenadores, pude superarlo. Inmediatamente, participé de las fechas de la Copa del Mundo, quedando sexto y noveno en la final A. Después seguí trabajando con el poco tiempo que me quedaba para poder llegar bien a los Panamericanos. Comenzamos en Buenos Aires, entrenando y concentrando, también trabajé solo aquí en Santa Fe, que es lo que más me gusta; me hace sentir mejor psicológicamente. Luego, nos fuimos a entrenar a Canadá y la preparación fue específica, en mi individual K1 y junto a Ezequiel Di Giácomo en K2. Con Ezequiel nos conocemos mucho, somos amigos, estamos en el mismo club. Corrimos y ganamos nacionales, sudamericanos, panamericanos. No sólo somos compañeros de embarcación. Desde chicos, con Ezequiel remamos de esa forma, anduvimos fuerte. Ganar fue una sensación muy especial, una emoción total; cuando llegamos a la línea de meta y ganamos, el desahogo fue impagable. Gritamos y celebramos con entrenadores y con todo el equipo, que nos apoyó y alentó en todo momento”.

CLASIFICACIÓN OLÍMPICA. “Terminé el Campeonato del Mundo quedando 9º en K1 200 entre los mejores y ganándome el pasaje a los Juegos Olímpicos de Río 2016, lo primero que fuí a buscar y mi objetivo de hace varios años, después de Londres 2012. Logré una clasificación olímpica por segunda vez y no solo es una alegría, sino también un orgullo. Y qué decir de tanto apoyo de la gente que me quiere y reconoce el esfuerzo que se hace cada día para llegar a lo mejor, en el deporte y en la vida. Si me comparo con los Juegos Olímpicos de Londres, hoy estoy mucho más maduro en todos los aspectos. Se nota la diferencia de capacidad, de entrenamiento, de responsabilidad, la forma de ver las cosas, cómo plantearte una carrera. Estoy muy centrado en lo que estoy haciendo que es un trabajo, lo que me gusta y quiero rendir al máximo en todo. Cuando deje mi carrera de canotista, me gustaría hacer otra cosa que me guste, estudiar kinesiología, por ejemplo, siempre vinculado al deporte. Me encanta la velocidad, los fierros y el automovilismo”.

AGRADECIMIENTOS. “Estoy eternamente agradecido a todos, de corazón. A los entrenadores Diego Cánepa y Pablo Hoffmann. También a mi ex entrenador del club Damián Dossena; este triunfo es compartido por todos. También, gracias a todos los médicos amigos que aportaron su granito de arena para que esto se cumpla. La dedicatoria mayor es para mi familia, siempre en las buenas y las malas, apoyando y brindándome lo mejor”.

PERSONAL

- Comida preferida: “Me gusta mucho un buen asado, comerlo con la gente que anhelo lo hace más rico”.

- Color preferido: “Tengo varios, pero si hay que elegir... rojo y azul, o verde”.

- Estilo de ropa: “Normal, para un día de salida me gusta vestirme bien, ya que casi todo el día estoy en ropa deportiva”.

- Mascota: “Un perro pitbull que se llama Domby”.

- Otros hobbies: “Me gustan mucho los deportes de riesgo: moto, cuatri, moto de agua”.

- Paisaje preferido: “Me encanta Canadá y sus contrastes”.

- Lugar en el mundo: “El lugar donde nací, Santa Fe”.

así soy yo



tapa
Opinión
Tribuna Pol�tica
por Enrique A. Escobar Cello
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
al mArgen de la cr�nica
por Por �scar Oliva
Pulsos de la pol�tica provincial
por Por Dar�o H. Schueri
llegan�cartas
por MARTA SNAIDERO
Necrológicas Anteriores