Edición Sábado 3 de octubre de 2015

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Ganar para mandar en el historial

Punto y banca

C7-C-IMG_1221.jpg

Capítulo 2. La entrada de los jugadores se repetirá pero la escenografía será la contraria: un estadio 15 de Abril repleto sólo con hinchas tatengues. Cada uno llega de manera similar a lo que sucedió hace 21 días. Foto: Amancio Alem

 

Gastón Dubois

gdubois@ellitoral.com

El resultado de la revancha del partido de mañana será más determinante para un equipo que para el otro: Colón que —a pesar de jugar como visitante— está más obligado a ganar, porque primero tiene que sumar de a tres para escaparle a la zona del descenso, pero también está obligado porque nunca este plantel le pudo dar una alegría que calme las aguas turbias y tambaleantes que sacuden peligrosamente el barco dirigencial. No hay que olvidarse de que, hace unos pocos días, en la casa de un alto dirigente sabalero aparecieron pintadas con la leyenda “clásico o balas”. Totalmente absurdo y repudiable este hecho, pero que pinta de cuerpo entero cuál es el ánimo de los corazones rojo y negro por estos tiempos: el equipo que sale a la cancha no transmite absolutamente nada, ni fútbol, ni garra, ni orgullo, ni goles; ni siquiera una sola emoción de algún triunfo resonante.

Colón hace muchos partidos que no convierte goles y hace tantos otros que no gana, por eso sólo genera murmullos y silbidos entre su gente. Ésta debe ser la motivación que encuentre el técnico Darío Franco para revertir su imagen y salir a ganar en el 15 de Abril. “Levantarse” ganándole a Unión como sea es lo único que puede generar una alegría a los sabaleros, tan necesitados ellos de festejar algo.

Pedirle a Colón que juegue bien al fútbol es una entelequia, porque Colón juega mal y jugó mal todo el campeonato, más allá de algunos buenos minutos frente a Aldosivi y podríamos decir también en el último clásico, cuando jugó poniendo lo que había que poner, como dicen en las tribunas, y por eso levantó algunos aplausos ese día entre su gente. Nada más pobre que el andamiaje futbolístico de Colón, nada menos heroico que ganar en la cancha de Unión, que es lo que sueñan sus hinchas.

Jugar sin presionarse

Mire si será lindo el fútbol, amigo lector, que del otro lado, es decir, por la zona de la “Avenida”, pasa todo lo contrario. Unión, aun habiendo hecho una muy buena campaña para beneplácito de sus hinchas, sabe que si pierde, todo lo bueno que hizo hasta ahora se convertirá en “más o menos”. Saben también que para transformar esta campaña muy buena en excelente, mañana hay que ganar, cueste lo que cueste, murmuran por López y Planes. De lo contrario, si pierde Unión será una gran mancha, porque para colmo de males el historial del clásico está empatado, puesto que Unión en los últimos tiempos viene al galope, descontándole clásicos hasta igualarlo al sabalero, y no puede desaprovechar esta oportunidad de pasar al frente en el historial, porque tiene ante su público una chance inmejorable: Colón es un equipo de mucha menor jerarquía y juego que Unión, que debe entonces atreverse a soñar que mañana puede cumplir el cometido de ganar y empezar a mandar en el historial.

De los atributos futbolísticos —sabidos por todos nosotros hasta el cansancio— y del “coraje” con el que este plantel de Unión juega sus partidos, nacen los argumentos para que sus hinchas sueñen con la victoria. Pero cuidado, que el exceso de confianza puede generar una relajación y a la postre una presión si el trámite del partido se presenta adverso. El hincha tatengue tiene que tener paciencia, confianza y por sobre todas las cosas debe hacerle sentir a Colón que “ellos” son los visitantes. No vaya a ser que la condición de favorito les pese y les juegue una mala pasada dentro y fuera de la cancha. Ningún jugador lo admite, pero toda Santa Fe lo sabe: Colón es “punto” y Unión es “banca”.



tapa
Opinión
por P. Hilmar Zanello
Cr�nica pol�tica
por Por Rogelio Alaniz
al mArgen de la cr�nica
Pulsos de la pol�tica provincial
por Por Dar�o H. Schueri
llegan�cartas
por ROBERTO CASABIANCA DNI. 6.250.460. ntegrante del Tribunal de Honor del Club A. Col�n.
Necrológicas Anteriores