Edición Sábado 27 de febrero de 2016

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Fue debut y triunfo en Bloemfontein

La historia rezará: ¡Jaguares...!

  • En un partido de notable intensidad, la franquicia argentina inauguró el nuevo ciclo de competiciones de la mejor manera. El sábado, llegará un adversario de mayor jerarquía.
D12-A-25185747511_DB0C1C49BC_K.jpg

Martín Landajo desairó el esfuerzo de Niell Jordaan y Lod de Jager, direccionándose hacia uno de los ensayos argentinos. En apoyo, el rosarino Jerónimo De la Fuente. Foto: gentileza Prensa UAR

 
Super_Rugby.pdf

César Miño

cmino@ellitoral.com

Con la impronta de los ancestrales valores que han caracterizado a este deporte en nuestro país, Jaguares venció ayer a Cheetahs por 34 a 33, en el histórico debut del rerpresentativo argentino en el Super Rugby, certamen que desde siempre contó con la participación de franquicias australianas, neozelandesas y sudafricanas; y que a partir de la presente versión sumó a la de nuestro país y a otra de Japón.

Una vez más, la ciudad sudafricana de Bloemfontein atesoró elementos de incalculable valor para el rugby argentino: esta vez, con la victoria en un partido atrapante, que bien puede definirse como una irrefutable síntesis de las exigencias y características de una competición espectacular.

Tras unos minutos de incertidumbre, Jaguares comenzó a “acomodarse” al desarrollo, que no tardó demasiado en encontrar la intensidad que tanto se pregona de este torneo. Sin embargo, en medio de la apetencia ofensiva argentina, llegó inicialmente el primer try sudafricano, merced a una intercepción que permitió una carrera de casi toda la cancha.

Minutos después, en una situación similar, Cheetahs quedó al borde del ensayo: no lo consiguió porque Nicolás Sánchez pescó antirreglamentariamente una pelota, lo que derivó en la primera tarjeta amarilla.

Acto seguido, llegó la segunda conquista local (try-penal), que merced a una inconducta de Martín Landajo, provocó además el segundo sin bin.

Obviamente, los argentinos debieron afrontar no solo el 14 a 3 parcial, sino también tener que jugar durante nueve minutos con dos hombres menos. Semejante ventaja numérica derivó en que el marcador se estirara a un 24 a 3 que lució demasiado complicado.

Pero desde la adversidad, Jaguares comenzó a imponer condiciones, equilibró las acciones y llegó dos veces consecutivas al ingoal anfitrión (Creevy y Landajo), cerrando la etapa con un 24 a 17 que ilusionó a propios y extraños.

El complemento

El segundo tiempo arrancó con características similares a las descriptas en cuanto al cierre de la etapa precedente, con intensidad creciente y situaciones que se multiplicaban, fundamentalmente desde la concepción argentina.

Hasta que el apertura tucumano colocó un kick-pass “soñado” hacia el rosarino Leo Senatore (ubicado sobre un touch), quien soportó la doble marca y asistió de manera impecable al mendocino Báez para apoyar el tercer ensayo; que con el posterior goal de Sánchez, estableció una lógica equidad en 24 puntos.

Cheetahs reaccionó y el partido ingresó en un descomunal ida y vuelta, impreganado de vértigo e imperfecciones; lo que sumado al lógico desgaste físico, generó posibilidades para ambos protagonistas.

Llegaron un par de penales para los locales volvieran a prevalecer (30 a 24); hasta que en la mejor acción del partido, Jaguares construyó un try espectacular, en el que Matías Orlando tuvo una injerencia notable (profunda incursión desde el fondo), más allá que la rúbrica correspondió nuevamente a Landajo, recuperando la ventaja: 31 a 30.

Luego llegó un estupendo drop de Sánchez, que finalmente resultaría clave, ya que el descuento sudafricano (vía penal), no alcanzó para modificar el destino final del atrayente partido.

En síntesis, la plausible victoria no hizo más que ensalzar una tarde-noche histórica, en esa especie de “tierra prometida” que es Sudáfrica para el rugby argentino. Es nada menos que el comienzo de una nueva era, producto del merecido y creciente reconocimiento que el “primer mundo” de este deporte otorgó a Argentina desde tiempos recientes.

El durísimo partido, permitió descubrir de que se trata este Super Rugby, que sin lugar a dudas deparará exigencias superiores: como las del sábado próximo, cuando por la segunda jornada, Jaguares deba visitar a Sharks, en el Kings Park de Durban, el coqueto estadio enclavado en cercanías del siempre apetecible Océano Indico.

 

Optica de conductor

Aún emocionado y nervioso, el rosarino Rául Pérez, coach de Jaguares, aludió a lo acontecido en Bloemfontein.

* “Vinimos con tiempo para conocer de cerca de qué se trataba este torneo y los amistosos comenzaron a ponernos en ritmo. Sinceramente, hoy todos esperábamos un poco más, pero quiero destacar la actitud y la convicción demostrada por el equipo. Eso fue fundamental para dar vuelta un resultado y circunstancias tan adversos...”

* “Es notable la intensidad y velocidad del juego; las transiciones defensa-ataque son permanentes; es como que casi no hay estructuras. Lógicamente, esto provoca una continuidad endemoniada, que no da respiro... Tenemos que evaluar hasta donde nos conviene proponer lo mismo, ya que inicialmente es algo que genera muchos errores, como ocurrió en este debut”.

* “Debemos mejorar el scrum, ya que hoy tuvimos demasiados inconvenientes. Pero más allá de todas las dificultades, insisto en que es trascendente lo que hoy logró plasmar este equipo; estamos fijando la identidad, atendiendo a los eventuales matices que pueden llegar a surgir; estoy muy contento y dispuesto a comenzar a trabajar para preparar el partido ante un adversario tremendo como sin dudas será Sharks, el sábado venidero...”

Lo importante

El resto

En los demás partidos disputados hasta el momento, por la fecha inaugural del Super Rugby 2016, se registraron estos resultados: Brambies (con una gran actuación de Tomás Cubelli) batió

a Hurricanes por 52 a 10; Blues a Highlanders por 33 a 31; Warathas a Reds por 30 a 10; Lions a Sunwolves (con Tomás Leonardi) por 26 a 13; Chiefs a Crusaders por 27 a 21 y Rebels a Force por 25 a 19.

síntesis

Cheetahs 33

Jaguares 34

Escenario: Free State Stadium de Bloemfontein.

Referee: el sudafricano Stuart Berry.

Asistentes: los sudafricanos Rasta Rasivhenge y Lourens van der Merwe.

TMO: el sudafricano Johan Greeff.

Cheetahs: Charles Marias (Luan de Bruin), Torsten van Jaarsveld (Jacques du Toit) y Maks van Dyk (Ox Nche); Carl Wegner y Lodewyk de Jager; Boom Prinsloo (Paul Schoeman), Uzair Cassiem (Reniel Hugo) y Niell Jordaan (Henco Venter); Shaun Venter y Fred Zeilinga (Niel Marais); Raymond Rhule, William Small-Smith, Francois Venter (capitán), Sergeal Petersen (Tian Meyer) y Clayton Blommetjies.

Coach: Franco Smith.

Jaguares: Lucas Noguera Paz (Santiago García Botta), Agustín Creevy (capitán, luego Julián Montoya) y Ramiro Herrera (Nahuel Tetaz Chaparro); Guido Petti (Matías Alemanno) y Tomás Lavanini; Pablo Matera, Rodrigo Báez (Facundo Isa) y Leonardo Senatore; Martín Landajo (Gonzalo Bertranou) y Nicolás Sánchez; Emiliano Boffelli, Jerónimo De la Fuente (Santiago González Iglesias), Matías Moroni, Santiago Cordero y Joaquín Tuculet (Matías Orlando).

Coach: Raúl Pérez.

Primer tiempo: 11, try de Venter y goal de Zeilinga; 14, penal de Sánchez; 18, try-penal y goal de Zeilinga; 22, try de Van Jaarsveld; 24, try de Small-Smith; 29, try de Landajo y goal de Sánchez; 35, try de Creevy y goal de Sánchez.

Segundo tiempo: 4, try de Báez y goal de Sánchez; 8 y 15, penales de Zeilinga; 25, try de Landajo y goal de Sánchez; 30, drop de Sánchez; 33, penal de N. Marais.

Amonestados: Sánchez y Landajo.

 



tapa
Opinión
Biodiversidad, la ONU pide medidas urgentes
por por Julio C�sar Rivas
Cr�nica pol�tica
por por Rogelio Alaniz
Pulsos de la pol�tica provincial
por Por Dar�o H. Schueri
llegan�cartas
por ELSA VALENZUELA
Necrológicas Anteriores