Edición del Miércoles 16 de marzo de 2016

Edición completa del día

“Es un repertorio muy comprometido” - Edición Impresa - Escenarios & Sociedad Escenarios & Sociedad

MAESTRO DIEGO NASER, DIRECTOR INVITADO DE LA SINFÓNICA

“Es un repertorio muy comprometido”

• Dentro del Festival Santa Fe Sostenido, la agrupación realizará su segundo concierto de temporada el sábado a la noche en el Teatro Municipal. Bajo la conducción de Naser, interpretarán obras de Carl María von Weber, Ernest Bloch y P. I. Tchaikovsky. Como solista invitado actuará Alberto Lepage, reconocido intérprete de viola.

“Es un repertorio  muy comprometido”

“Lo mejor para un director es saber cómo se sienten los músicos bajo su batuta”, sostiene el uruguayo. Será el director invitado de la orquesta santafesina.

Foto: Gentileza producción

 

Juan Ignacio Novak

[email protected]

“El concierto del sábado me lo imagino como un gran momento en mi vida, muy especial. Parte de mi familia era de Argentina y este concierto representa un debut muy esperado para mí, en un país con un pueblo al que quiero y respeto mucho”. Estas palabras eligió el maestro uruguayo Diego Naser para anticipar la presentación de la Orquesta Sinfónica Provincial de este fin de semana, donde ocupará el rol de director invitado. “Tiene que producirse esa energía espontánea y fugaz que genera la música”, señaló.

Con un programa que incluye obras de Carl María von Weber, Ernest Bloch y Piotr Ilich Tchaikovsky, el concierto será a partir de las 21 en el Teatro Municipal (San Martín 2020) en el marco del Festival Santa Fe Sostenido, organizado por la Municipalidad (ver aparte). Como es habitual, la entrada será libre y gratuita. Además de Naser en la conducción, participará en calidad de solista invitado el violista Alberto Lepage.

—¿Conoce el trabajo de la Orquesta de Santa Fe?

—Sé que es una orquesta muy importante en la Argentina, que está siendo dirigida actualmente por una maestra excelente, joven y solvente como lo es Alejandra Urrutia. Es muy importante también destacar el hecho de que más allá de que tienen una intensa temporada principal de conciertos, con grandes obras sinfónicas, como la que escucharemos el próximo sábado, también se lleva a cabo una temporada didáctica para jóvenes y niños, ya que el futuro de la música se encuentra allí, en educar, en sensibilizar, enseñar, apostando por lo nuevo y desconocido, sobre las bases de lo antiguo y pasado, pero vigente, en este caso la música.

—¿Qué desafíos piensa que le planteará a los músicos el repertorio elegido?

—Es un repertorio muy difícil y comprometido para todos. “Oberón” de Weber es una obra que requiere una técnica de arco perfecta en las cuerdas y además lleva una velocidad endemoniada para la mano izquierda. Encontrar el estilo de Weber es lo más difícil. Al mismo tiempo, la cuarta sinfonía de Tchaikovsky es una obra larga, compleja y monumental, la orquestación de Tchaikovsky es excelente y esto obliga a reproducir su obra de igual manera. Si bien es una sinfonía de “repertorio”, siempre representa un gran desafío para la orquesta y el director. La Suite Hebraica de Bloch es una obra hermosísima y muy comprometida técnicamente para la viola solista (en este caso, Lepage), que a pesar de ello, debe frasear expresivamente todo el tiempo y destacarse en medio de una amplia orquestación.

—¿Cuál es el reto de un director cuando debe colocarse al frente de la conducción de una orquesta con la que tuvo poco tiempo de ensayo? ¿Qué previsiones debe tomar?

—El momento del primer ensayo con una orquesta, que para uno es desconocida, sea en el país que sea, es muy difícil, es el momento donde los ojos de todos los músicos están más puestos en el director que en cualquier otra cosa, se busca ver cómo el director reacciona, cómo se comporta. Se observa si conoce bien sus partituras y cómo dirige. Creo que los primeros minutos del primer ensayo son los más intensos y difíciles, es el termómetro que te indica cómo va a funcionar el resto de la semana y el concierto, por esto la previsión que hay que tomar en cuenta siempre es: conocé la música, conocé tu partitura, estudiá y preparate más que suficiente. Respecto al tiempo de ensayo, hablamos de una orquesta profesional de muy buen nivel. Creo que el tiempo es suficiente, aunque claro que siempre se puede ensayar más, siempre se descubren nuevas cosas dentro de la misma música, es increíble.

“Vive lo que predica”

—¿Cómo es trabajar junto a un artista de la trayectoria y la proyección mundial de Daniel Barenboim? ¿Qué es lo que más valora de sus experiencias junto a él?

—Para mí el maestro Barenboim significa muchísimo, creo que es uno de los músicos más emblemáticos y versátiles del siglo pasado y del actual. Pocos han logrado un nivel artístico, musical y profesional tan alto como él, además, dentro de ramas tan diversas como la de director, solista, filósofo y humanista comprometido. Estar junto a él es impactante, uno se da cuenta de todo lo que se puede llegar a hacer como músico, su compromiso y su actitud son muy especiales y contagiosas, estar con él te obliga a dar el cien por ciento todo el tiempo, pero a la vez te conecta con el verdadero sentido de la música y del arte, que es la entrega de un mensaje espiritual, dar vida a la creación y concepción de un hombre, para transmitir sus ideales y sentimientos. Cada concierto con él es siempre una forma de redescubrir la música y las obras en particular. Creo que es un gran genio musical y también un ser humano importante para el mundo, por su concepción de la humanidad y sociedad. Vive realmente lo que predica, es auténtico.

Santa Fe Sostenido

La apertura del festival será el viernes a las 20, en la Explanada de la Estación Belgrano con la Banda Sinfónica Municipal Ciudad de Santa Fe, junto a Itatí Barrionuevo. A las 21 continúa en el Teatro Municipal, donde el Coro Polifónico Provincial se presentará con Alejandro Molina Bullrich como director invitado. Sábado y domingo, los conciertos serán en San Martín 2020: el sábado a las 21 se presentará la Orquesta Sinfónica y al día siguiente, a las 20.30, será el Estudio Coral Meridies.

La programación se reanuda el jueves 24 a las 20.30, en la plaza de la Secretaría de Cultura (ala oeste de la Estación Belgrano) donde actuará Pedro Casis Jazz 4. Sigue el viernes 25 a las 13, en la Rotonda Costanera, con Nilda Godoy y Cacho Hussein Grupo y a las 20.30, en el ala oeste de la Estación Belgrano, con Agri/Zárate/Falasca Trío.

El sábado 26 desde las 13, el Dúo Alumbrar dará un concierto en Paladar (Club Regatas); y a las 18, el Coro Municipal Ciudad de Santa Fe se presenta en la Basílica de Guadalupe. Ese mismo día, a las 21, en el Teatro Municipal, habrá un concierto de “Sexteto Filarmónico”. El domingo 27 a las 20.30 el festival se despide con la “Camerata Santa Fe Sostenido”.

El dato

Obras

Las obras que integran el programa son: “Obertura” de la ópera “Oberón” de von Weber; “Suite Hebraica para viola y orquesta” de E. Bloch y “Sinfonía n. 4 op. 36” de P. I. Tchaikovsky. Respecto a la obra de Bloch, Alberto Lepage, quien será solista el sábado, consideró que su repertorio indica una preocupación profunda y fundamentalmente humana.

“La Suite para viola y orquesta no es una excepción; construida en forma de tríptico, sus movimientos son evocadores de sus raíces. El primer movimiento, Rapsodia, es contundente, con la emoción apenas reprimida. Un ritmo de marcha y un tema apasionante de la viola caracterizan el segundo movimiento, Procesional. El final, Afirmación, abre y cierra con un tema a pleno pulmón en un ritmo cadencioso como si estuviera bailando, enmarcando una sección central dulce, elegante. Tal vez sea un poco corto catalogar la música de Bloch como de corte puramente judaico, y considero que su propuesta trasciende a un plano universal”, afirmó el violista.

 


Imprimir:
Imprimir
Miércoles 16 de marzo de 2016
tapa
Necrológicas Anteriores