Edición Sábado 30 de abril de 2016

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

No jugó bien pero mereció el punto que se trajo...

Unión le puso el lomo

Por momentos con más defectos que virtudes, el Tate reaccionó a tiempo y le puso justicia al resultado. Hace cuatro partidos que no pierde y sacó 8 puntos sobre 12.

Unión le puso el lomo

Punto y banca a la vez. No las tuvo todas a favor Brítez, porque en el mano a mano ganó y perdió con Rosales, uno de los mejores de Aldosivi. El lateral de Unión fue amonestado y no jugará el viernes con Argentinos Juniors.

Foto: Télam

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Mar del Plata)

No jugó bien Unión, no repitió virtudes que tuvo en el clásico, pero nadie puede discutir la legitimidad y justicia del resultado. Se armó un partido parecido al que jugó con Tigre, pero al revés. Es decir, a diferencia de aquel partido, Unión fue el que sufrió un gol tempranero del rival. Y a partir de allí, se encontró con una muralla a la que le costó mucho penetrar. Ni siquiera le alcanzó con ser el dominador del juego o el dueño de la iniciativa en muchos pasajes del partido. Unión tuvo la pelota, progresó con mediana claridad en el campo pero se obnubiló en los últimos 20 metros. Sin precisión, ese tan necesario “pase entre líneas” se dio apenas en un par de ocasiones, como una de Martínez en el primer tiempo para dejar solo a Malcorra, quien no llegó a conectar por la rapidez de Vega para arrojarse al piso y desbaratar el intento.

Se veía que Unión, con poco, tenía todo dado para empatar el partido. Pero a la vez se veía que Aldosivi, con poco, lo complicaba. Y así era el partido. Uno (Aldosivi), tenía la ventaja a su favor, se defendía bien (Galván fue una de las grandes figuras) e inquietaba cuando le tiraban la pelota a Rosales, el otro destacado. Unión quería pero no podía. Hasta que Madelón metió un par de cambios que le modificaron un poco la cara al equipo del medio hacia arriba. Villar entró bien y Rodríguez hizo lo que no había podido hacer en las otras 12 fechas: un gol que le permitiera sumar algún punto al equipo.

Hay cuestiones que, desde esta mirada, quedan claras: 1) que Unión jugó, en los clásicos, sus mejores partidos; 2) que el equipo no consigue, muchas veces, disimular sus limitaciones; 3) que no se entrega y pelea todos los partidos, salvo alguna rara excepción como fue Lanús, la noche que lo aniquiló en menos de un tiempo. Tiene mucho que ver Madelón en todo esto. Así como Leo no estuvo fino y certero —sumo a los dirigentes en este análisis— a la hora de reforzar el plantel, también le cabe el elogio por todo lo que ha sabido trabajar para darle un orden, una identidad y un coraje que nunca estuvo en discusión.

Uno tiene la sensación de que Unión no siempre podrá jugar buenos partidos, pero nunca dejará una imagen reprobable para su gente. Más todavía, intuyo que serán más los partidos en los cuales —como ayer— tendrá más defectos que virtudes, pero luchará hasta el final y no dejará el margen abierto para la crítica. Y lo expreso más allá del resultado. Porque Unión supo de partidos olvidables, como el de Racing en Santa Fe. Se “comió” seis esa noche, pero peleó y peleó, no bajó los brazos y recién se terminó de resignar cuando la adversidad lo aniquiló. Desde ahí, el golpe de timón del técnico fue clave. Acomodó al equipo en lo defensivo y le dio mayores posibilidades de juego. Se notó. Unión dejó de ser verticalismo puro para tener más chances de manejo de la pelota. Ayer fue eso. Tuvo la pelota —no para dominar con amplitud pero sí para asumir la iniciativa—, pero falló en los últimos 20 metros de la cancha, hasta que Gamba le metió un centro bárbaro y Rodríguez clavó un cabezazo letal para Vega que trajo justicia a un partido de marcado equilibrio.

Aldosivi tuvo un momento que casi aprovecha. Fue a partir del gol de Penco y un remate en el palo que encontraba vencido a Nereo. Si se ponía 2-0, era imposible de remontar para Unión. En ese pasaje, hubo desconcentraciones que Unión casi las paga caras, sobre todo del medio hacia atrás. Después, el equipo se acomodó y empezó a gobernar en el manejo de la pelota, pero con muy poca profundidad. Bien Riaño trabajando de espaldas al arco y siendo receptor y espera para la llegada de los volantes, pero adentro del área no había muchas ideas ni posibilidades. Después, el partido se le hacía cuesta arriba a Unión porque no llegaba. El avance de Unión se terminaba en la raya del área grande, porque ahí siempre ganaba un defensor de Aldosivi. Hasta que Madelón metió los cambios, terminó parado con tres atrás, Malcorra y Villar se abrieron por los laterales y Gamba pasó a jugar decididamente de delantero. Terminó jugando con tres puntas netos y Aldosivi prácticamente lo hizo de contra. El gol de Rodríguez le puso justicia al resultado. Ni Aldosivi había construido lo suficiente para ganar ni tampoco Unión había defeccionado como para perder. El empate está bien.

Síntesis

Aldosivi 1

Unión 1

Cancha: Estadio José María Minella de Mar del Plata.

Árbitro: Ariel Penel.

Aldosivi: Vega; G. Díaz, Ortiz, Galván y Arias; Quilez, Lamberti, Rivero y Rosales; Bandiera y Penco. A.S.: Campodónico. Estuvieron en el banco: Ledesma, Canever, Alexis Castro y Pájaro. D.T.: Fernando Quiroz.

Unión: Nereo Fernández; Brítez, García Guerreño, Zurbriggen y Bruno Pittón; Martínez y Acevedo; Gamba, Rolle y Malcorra; Riaño. A.S.: Matías Castro. Estuvieron en el banco: Sandona, De Iriondo y Mauro Pittón. D.T.: Leonardo Madelón.

Goles: en el primer tiempo, a los 14 m Penco (A). En el complemento, a los 32 m Rodríguez (U).

Cambios: en el segundo tiempo, a los 22 m Villar (U) por Bruno Pittón; a los 26 m Bolzicco (U) por Riaño y Dinenno (A) por Penco; a los 31 m Llama (A) por Quilez y Rodríguez (U) por Rolle.

Amonestados: en Unión, Martínez y Brítez.

bajo la lupa

La fórmula de los dos. A través del juego aéreo, los dos llegaron al gol. Penco (el autor del tanto local), salta con Acevedo y García Guerreño que intenta desacomodarlo.

Foto: Gentileza La Capital de Mar del Plata

El viernes, sin emanuel Brítez

Unión recibirá en su estadio a Argentinos Juniors el próximo viernes a las 19, en el encuentro de la decimocuarta y antepenúltima fecha del torneo de Primera División.

No contará con Emanuel Brítez, quien con la amarilla de anoche llegó a la quinta y estará afuera un partido, pudiendo reaparecer cuando Unión visite a Huracán, por la penúltima fecha.

Al Tate, después, le quedará la despedida en su estadio ante Estudiantes de La Plata, en el encuentro que marcará el cierre de su actuación en la temporada corta. “Queremos llegar a 22 ó 23 puntos”, decían los dirigentes antes del partido de ayer ante Aldosivi. Hoy, con 17, el objetivo no está lejos, pero exige un par de victorias o no perder hasta el final, algo que se intentará para mantener el promedio para lo que se viene, que planteará serias exigencias a partir de una reglamentación que establece cuatro descensos de aquí en más y durante cuatro temporadas. Complicado.

D2-B-ALDOU (10).jpg

El solidario Riaño. Es el “9” del equipo pero no tiene problemas en tirarse al piso para recuperar una pelota. Esta imagen sintetiza lo que es Unión, un equipo al que le podrán faltar luces pero nunca se entrega.

Foto: Gentileza La Capital de Mar del Plata

Bajo la lupa

NEREO FERNÁNDEZ (5).- Nada que hacer en el gol, hizo vista en un remate desde afuera del área que pegó en el palo y luego no tuvo muchas exigencias.

BRÍTEZ (5).- Algo complicado en la marca de Rosales, ganó y perdió. Su aporte, igualmente, nunca pasa desapercibido.

GARCÍA GUERREÑO (5).- Otro que no pudo repetir lo bueno del último partido. Alternó buenas con malas. Nunca dio la impresión de afirmarse.

ZURBRIGGEN (5).- Sin sobresalir, fue lo más firme de la defensa. Ordenado, hizo la simple.

BRUNO PITTÓN (5).- Trató de suplir, con entrega, las imprecisiones en la salida. No le pudo dar precisión al pase, tanto en la corta como en la larga. No se proyectó como en otras ocasiones.

MARTÍNEZ (6).- Aún sin tener una salida clara como en otras ocasiones, pidió siempre la pelota, desafió al estado resbaloso del campo de juego y trató de armar juego.

ACEVEDO (5).- Por momentos se hizo dueño de los rebotes o rechazos de la defensa rival. Fue otro de los que no estuvo tan claro como otras veces con la pelota.

GAMBA (6).- Alternó buenas con malas. Por momentos se entreveró y terminó chocando con la marca rival. Muy buena asistencia a Rodríguez en el gol, poniéndole la pelota de zurda a la cabeza. Ese fue su principal mérito.

ROLLE (5).- A veces le pudo ganar las espaldas a Lamberti y Rivero, los dos volantes centrales de Aldosivi, pero nunca encontró el resquicio necesario para meter una pelota al claro para alguno de los de arriba. Cuando Madelón vio que estaba impreciso, lo sacó.

MALCORRA (5).- Fue tanto por izquierda como por derecha, pero en ninguno de los dos sectores pudo sobresalir. Lo taparon bien y sólo fue importante con los tiros libres o los córners, que volvieron a tener peligrosidad.

RIAÑO (5).- Hizo un interesante trabajo jugando de espaldas a los defensores rivales. Fue más solidario para los compañeros que oportunista. No pensó en él, sino en darle la ocasión a alguno que podía llegar en mejor posición.

VILLAR (6).- Entró bien, le dio un poco más de seguridad al juego y empujó al equipo en busca del empate. Se paró de “8” y el equipo pasó a marcar con tres en el fondo.

BOLZICO.- Muchas ganas pero pocas posibilidades. Quiere demostrar todo en una sola jugada y por ahí se pasa de revoluciones.

RODRÍGUEZ.- Fue clave. Metió el gol y casi hace otro. Lo mejor, por lejos, desde que llegó a Santa Fe.



tapa
Opinión
Mirada desde el sur
por Ra�l Emilio Acosta
Cr�nica pol�tica
por Rogelio Alaniz
Pulsos de la pol�tica provincial
por Por Dar�o H. Schueri
Necrológicas Anteriores