Edición Sábado 26 de noviembre de 2016

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

Las antenas que faltan

Para que no se corte “el celu”

La cobertura debe extenderse un 50 % más y los prestadores piden que no se traben las autorizaciones. Pero persisten polémicas sobre los efectos de la infraestructura necesaria.

6-ANTENAS_SIN_ELLAS_NO_51574786 (2).jpg
 

De la redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

Télam

La cantidad de sitios para instalar antenas de telefonía móvil en la Argentina debería ser un 50% mayor que el número actual, con lo que tendría que trepar desde algo más de los 300 espacios existentes en la actualidad a un número superior a 450, afirmó hoy el director de la organización empresaria que reúne a las operadoras de comunicaciones móviles Gsma, Sebastián Cabello.

“Para todo tipo de conectividad, Argentina necesita 50% más de sitios de los que tiene hoy”, dijo Cabello luego de una serie de reuniones que la delegación de Gsma mantuvo con funcionarios del Ministerio de Comunicaciones, del Ente Nacional de Comunicaciones, la Comisión Nacional de Valores y otras dependencias.

En la jerga del sector, el término “sitio” es empleado para designar el lugar en el que se instala una o más antenas y la previsión de Cabello tiene que ver con que la expansión de la llamada “Internet de las cosas” y la estandarización del sistema 5G para el año 2020, multiplicará el tráfico de datos móviles en todo el país.

La expansión de la infraestructura para telecomunicaciones móviles es uno de los puntos que la Gsma planteó a las autoridades argentinas, como un tema a atender ante la redacción del nuevo marco regulatorio de las telecomunicaciones a nivel local.

“Planteamos la importancia de expandir la cobertura a partir de la eliminación de las barreras municipales a la instalación de antenas”, dijo Cabello. Un documento presentado por el Gsma a las autoridades argentinas recomienda dar “homogeneidad a las reglas y normas para el tendido de cables y para la instalación de antenas”, y que los “permisos locales para el despliegue de infraestructura deberían darse de modo automático, al cumplir con los criterios básicos preestablecidos por la normativa nacional”.

Cabello reconoció el esfuerzo hecho tanto por el gobierno anterior como el actual para que exista una política común en la materia a nivel nacional, provincial y municipal en lo que respecta a la instalación de antenas.

¡En las bocas de tormentas!

  • Entre los usos de Internet de las cosas que ya se ven en el país figuran por ejemplo los sensores en las bocas de tormenta para advertir que están tapadas, las cámaras de seguridad en los hogares con acceso remoto desde el móvil, o los lectores de ritmo cardíaco y signos vitales que reportan al smartphone. Otro ejemplo de esto pasa por la sincronización automática entre las aplicaciones del móvil y las de la computadora, que ocurren sin que el usuario efectúa acción alguna.

El dato

“Amigables”

  • Al ser consultado sobre el micrositio del Enacom llamado “Antenas amigables”, que busca despejar las dudas de los vecinos sobre los eventuales riesgos de la instalación de antenas de telefonía móvil, Sebastián Cabello sostuvo que “es importante que se aclaren los temores” dado que los mismos usuarios de comunicaciones móviles se beneficiarán con un mayor “despliegue de infraestructura” que permita “más competencia de redes, mejores servicios de mayor calidad y más cobertura”.


tapa
Opinión
ESPACIO PARA EL PSICOAN�LISIS
por Por Luciano Lutereau (*)
Cr�nica pol�tica
por missing image file Por Rogelio Alaniz
La pol�tica en foco
por Jos� Bord�n
LA POL�TICA EN FOCO
por Emerio Agretti
Suplementos
Deportes
Escenarios & Sociedad
Campolitoral
Necrológicas Anteriores