Edición del Martes 14 de agosto de 2018

Edición completa del día

Vibrante partido en Tucumán - Edición Impresa - Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Atlético y Racing igualaron en dos goles

Vibrante partido en Tucumán

Ganaba la Academia 2 a 0, pero el Decano lo igualó sobre el cierre y casi lo gana. Polémica por la ausencia de Centurión entre los titulares.

D6-SKAOB3Y8X_930X525__1.jpg

Cambiante. Racing lo ganaba con comodidad, se durmió y casi lo pierde en la última jugada. Fue un entretenido espectáculo.

Foto: Gentileza Clarín

 

Redacción de El Litoral

[email protected]

Fuente: Clarín

Si había algo bueno de Racing en su faena en Tucumán, se diluyó en los minutos finales con el gol del empate de David Barbona para Atlético. La Academia pasó de la fiesta de sus delanteros al padecimiento de su defensa.

Se sabe, el fútbol es un deporte hermoso y se celebra que haya gente que intente hacerlo más grande. Entre ellos, están Lisandro López y Gustavo Bou, jugadores instruidos, académicos, que se ganaron el afecto de la gente de Racing a base de goles y calidad. Licha es sinónimo de jerarquía: su toque con la pelota, su definición o anticipación a cada jugada, sumado al sacrificio por el equipo, le basta para entrar en esa categoría. Es, en definitiva, el ídolo que aún transita por los caminos del Cilindro buscando la gloria que confía encontrará más temprano que tarde. Y junto a él está la Pantera, su dupla explosiva, que volvió para jugar no sólo la Superliga sino también la parte más importante de la Copa Libertadores y así llenar el vacío que dejó la partida de Lautaro Martínez al Inter de Milán.

Pero dos jugadores no pueden con todo. Quedó plasmado en Tucumán. Es increíble cómo en esos primeros 45 minutos, luego de los goles de la dupla López-Bou, el equipo de Eduardo Coudet no pudo sostener lo positivo de la primera parte de ese tiempo. Si antes tenía la mayor posesión y alto porcentaje favorable de los pases, luego de los 15 minutos del complemento, cuando pasó a estar 1-2 a favor (gol de Nery Domínguez en contra), sus números empezaron a caer. Racing cedió la pelota y Atlético no dejó pasar la oportunidad.

Es cierto, Racing fue el mejor alumno de la clase. Hizo (de a ratos) bien los deberes, pero se encontró con una cancha difícil y lo terminó pagando caro. Muy caro. El 2 a 0 parcial ante el decano del Ruso Zielinski era una muestra de que este equipo nunca dejó de buscar. Los de Coudet apostaron por la suya, al fútbol vertical; al fútbol que invita al error del contrario; al fútbol que no perdona si las chances de gol están.

Pero con poco, demasiado se podría decir, Atlético le desnudó descuidos y bajos rendimientos en algunos jugadores de Racing. Sobre todo en la parte de atrás. Saravia, Sigali, Orban y Mena no pudieron con las arremetidas de Leandro Díaz o con las “vivezas” del Pulga Rodríguez. Arias tampoco aportó mucho con los errores y las malas decisiones en la marca del resto de los defensores.

Coudet se equivocó con los cambios. Se confió. Y Racing demostró ser un equipo liviano atrás y eso acabó repercutiendo en la confianza del resto del equipo. Lo contrario sucedió con el local. En su versión de Superliga, Ricardo Zielinski formó un 11 ideal con quienes han sabido escribir la historia tanto local como internacional. Y este conjunto tucumano dio muestra de que no va a regalar puntos, menos en el Monumental. El Ruso sí acertó en las modificaciones, se la jugó y se quedó con un punto que vale, claro que vale, sabiendo que en este nuevo torneo debe sumar la mayor cantidad de porotos cuanto antes para no sufrir con el promedio después. Quizás ahí estuvo la diferencia, entre el que nunca dejó de buscar y el que pensó que tarde o temprano la victoria iba a caer por su propio peso en las alforjas de la Justicia territorial.

¿Por qué no fue titular Centurión?

El debut de Racing en la Superliga tuvo una resonante ausencia. Si bien el rendimiento de Ricardo Centurión contra River, el último jueves por Copa Libertadores, no había sido de los mejores, llamó la atención la falta del 10 académico en el partido de este lunes ante Atlético Tucumán.

Horas antes del partido ante el Decano, Eduardo Coudet sorprendió al alinear con Augusto Solari como titular, en lugar de Ricky. En un primer momento se especuló con que la ausencia estaba relacionada a una fatiga muscular que sufría el ex mediocampista de Boca. Sin embargo, el propio DT se encargó de desmentir esa versión.

“No fue por ningún problema físico, fue decisión mía. Lo analicé así y creí que era el 11 mejor para este partido”, lanzó el Chacho, después del 2-2 en Tucumán.

La declaración del entrenador dejó un manto de incertidumbre. Hay quienes indicaron que Centurión (ingresó a los 33 minutos del segundo tiempo por Lisandro López) fue relegado por un tema extradeportivo que no le gustó al técnico.

Ante este panorama, fue el propio futbolista el encargado de llevar tranquilidad e intentar minimizar lo sucedido en el Estadio Monumental Presidente José Fierro. “Desde donde esté y en el lugar que esté, la vida por el grupo. Lo demás son segundo plano”, escribió Centu en su cuenta de Twitter luego del 2-2. En Instagram, en cambio, se mostró en la misma línea, pero luego borró su historia. “Voy a demostrar que puedo ser titular, pero el respeto ante todo a mis compañeros. Esto recién comienza”, esbozó.



Imprimir:
Imprimir
Martes 14 de agosto de 2018
tapa
Necrológicas Anteriores