Edición del Domingo 10 de marzo de 2019

Edición completa del día

Como en el truco, 1 por 1 es negocio - Edición Impresa - Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

No sólo por el marcador sino por el punto del empate

Como en el truco, 1 por 1 es negocio

Colón y Racing igualaron 1-1 en un vibrante partido. Lo ganaba el rojinegro con mucho sacrificio y con el gol de Morelo de penal en el primer tiempo; pero no lo pudo aguantar y en el final, el puntero del torneo pudo empatar gracias al tanto de Cvitanich.

Como en el truco, 1 por 1 es negocio

Con la ayuda celestial. Wilson Morelo ejecutó muy bien el penal, desconcertando a Arias y marcando el tanto de apertura que luego no se pudo sostener hasta el final. Fue el mejor momento de Colón y también del delantero colombiano, que redondeó un muy buen primer tiempo.

Foto: Hugo Pascucci

 

Alberto “Nene” Sánchez

asanchez@ellitoral.com

Sin ser absolutista (si se me permite el término), pienso y opino que en fútbol, las lógicas no tienen demasiado asidero, sobre todo en las previas de los partidos. Pero bien vale repasar de qué manera llegaban Colón y Racing al partido que jugaron anoche en el Brigadier López, que dicho sea de paso lució como hacía mucho no sucedía, con un marco espectacular gracias a la asistencia de público visitante en la cabecera sur del estadio, repleta de hinchas de la Academia.

Justamente esa “sufrida” hinchada racinguista (lo mismo le cabe a la rojinegra), llegó al Cementerio de los Elefantes para ver ganar al equipo de Eduardo Coudet para continuar puntero, a tres cotejos del final de la Superliga, y manteniendo la ventaja de tres puntos sobre Defensa y Justicia, que jugará hoy a las 21.10 ante Banfield en Florencio Varela. Sobre todo pensando en el duelo que tendrán ambos en la última fecha, en uno de esos “caprichos” que deparó el fixture del certamen.

Al líder del campeonato lo recibió este Colón, que luego de cinco cotejos dirigidos este año por Julio Comesaña, sólo sumó cuatro unidades (un triunfo en el debut del DT y un empate), por malos rendimientos futbolísticos, pero sobre todo por sus polémicas y no bien “digeridas” declaraciones, debió irse de Santa Fe sin mostrar ni un mínimo porcentaje de lo expuesto en su interesante currículum.

Al Centenario llegó este Racing, en lo más alto de la tabla, con 51 puntos, recibido por este Colón, dirigido interinamente por Marcelo Goux, con el nuevo entrenador, Pablo Lavallén, mirando el encuentro desde un palco, con el objetivo inmediato de levantar la magra cosecha de 20 unidades en la misma cantidad de partidos jugados, y con un plantel diezmado físicamente por las lesiones y devastado anímicamente por los malos resultados.

Pero volvemos al principio, en fútbol, a las lógicas hay que dejarlas un poco de lado. Porque lo juegan seres humanos, y si bien la técnica y la inteligencia individual le dan forma a un equipo, las tácticas y las estrategias no siempre se llegan a cumplir, y es ahí donde se hace la necesidad de que aparezca el “grupo”.

Es con lo que contó Marcelo Goux para hacerle frente, con lo maltrecho que venía el equipo, a Eduardo Coudet y todo su potencial. Se notó y mucho en el primer tiempo, cuando el “grupo” de camisetas rojinegras se encargó ordenadamente de anular las intenciones de cada una de las figuras vestidas de celeste y blanco. Por eso el primer remate al arco del visitante sucedió a los 41 minutos, con Burián siendo un espectador más.

Pero además, con Colón intentando, ordenadamente también, avanzar en terreno rival luego de recuperar la pelota gracias a la presión constante y en bloque en la mitad de la cancha. Así llegó la jugada que terminó en penal de Mena a Morelo, siendo el colombiano el ejecutante del disparo que puso el 1-0 a los 31 minutos.

En el segundo tiempo cambió el partido, porque lógicamente Racing se vino con todo para buscar la igualdad. Pero de todos modos el “grupo” no se desarmó. Aguantó todo lo que pudo, a pesar de las lesiones de Esparza y de Vigo, y del pésimo arbitraje de Baliño. Por eso la aparición de algo que hacía bastante no se notaba en el Brigadier: la solidaridad y el apoyo de parte del público hacia ese “grupo” que se prodigaba en pos de aguantar la exigua diferencia.

Faltó muy poco. Porque a los 43 minutos llegó el enésimo centro al área, Donatti ganó de cabeza, Burián llegó a desviar la pelota que luego pegó en el travesaño, y el rebote lo recibió el goleador Cvitanich para poner el 1-1.

Un gol para cada uno, un punto para cada uno. Como en el truco, para el “primero”, Colón ganó un punto con pocas cartas pero con mucho esfuerzo; para el “segundo”, con el as de espadas, el de bastos y el “7” de oro, sólo se tuvo que conformar con un tanto y de última. Al final, fue negocio para Colón.

D8-C-_HMP6032.jpg

Con aroma a café. Wilson Morelo le pegó abajo y casi al medio del arco, dejando sin chances a Arias. Fue el gol de penal que le dio la ventaja parcial a Colón en el mejor pasaje sabalero.

Foto: Hugo Pascucci

Síntesis

Colón 1

Racing 1

Colón: Leonardo Burián; Alex Vigo, Emmanuel Olivera, Guillermo Ortiz y Gonzalo Escobar; Gustavo Toledo, Fernando Zuqui, Matías Fritzler y Marcelo Estigarribia; Gabriel Esparza y Wilson Morelo. D.T.: Marcelo Goux. Suplentes: Joaquín Haas, Adrián Bastía, Luis Rodríguez y Nicolás Leguizamón.

Racing: Gabriel Arias; Renzo Sarabia, Leonardo Sigali, Alejandro Donatti y Eugenio Mena; Guillermo Fernández, Marcelo Díaz, Matías Zaracho y Neri Cardozo; Lisandro López y Darío Cvitanich. D.T.: Eduardo Coudet. Suplentes: Javier García, Alexis Soto, Julián López, Nery Domínguez y Jonathan Cristaldo.

Goles: en el primer tiempo, a los 31 min., Morelo (C), de penal. En el segundo tiempo, a los 43 min., Cvitanich (R).

Cambios: en el primer tiempo, a los 45 min., Tomás Chancalay por Esparza (C). En el segundo tiempo, al comenzar, Augusto Solari por Cardozo (R); a los 13 min., Christian Bernardi por Vigo (C); a los 29 min., Andrés Ríos por Sarabia (R); a los 35 min., Andrés Cadavid por Morelo (C).

Amonestados: Ortiz, Escobar, Estigarribia y Chancalay (C); Cardozo y López (R).

Árbitro: Jorge Baliño.

Cancha: Colón.

D8-B-EES_9991.jpg

¡“Andá, bobo”! Iban 30 minutos del segundo tiempo y Lisandro López forcejeó con Bernardi, que se había caído solo, para sacarle la pelota. Ahí empezaron los gritos desde afuera y se produjo el tumulto entre jugadores de los dos clubes. Lisandro López le protestó al juez y luego se la agarró con Pablo Bonaveri. el ayudante de Marcelo Goux, a quien le gritó “¡Rajá de acá, bobo!”. Baliño amonestó a Licha y expulsó a Pablo.

Foto: Eduardo Seval

Bajo la lupa

Burián (6): nada que hacer en el gol de Racing. Fue importante al quedarse con casi todos los centros que le llovieron en el área en el segundo tiempo.

Vigo (5): cumplió aceptablemente con la labor de marca en el primer tiempo. En el segundo se lesionó su pie izquierdo y salió reemplazado por Bernardi.

Olivera (5): otro de los que no desentonó. Esta vez fue expeditivo que otras veces. Agarró confianza y se le nota.

Ortiz (5): esta vez se lo notó algo más seguro con respecto al anterior encuentro frente a Talleres. Hizo la simple y se equivocó poco.

Escobar (5): defensivamente casi sin problemas, pero con la pelota en los pies pagó caro el tiempo que hace que no juega.

Toledo (5): Goux explicó que necesitaba una doble marca en ese sector y por eso optó por Toledo para jugar como mediocampista derecho.

Zuqui (6): buen partido del mediocampista. Jugó unos metros más adelante que Fritzler para hacer la primera presión unos metros más delante de la mitad del terreno.

Fritzler (6): volvió a ser importante. Sobre todo por lo que transmite. Jugó infiltrado en un pie y no se notó. Habrá que ver cómo llegará al próximo cotejo.

Estigarribia (5): jugó un flojo primer tiempo, en el cual lució impreciso. En el complemento levantó su nivel al “meterse” en el partido.

Esparza (5): estaba jugando un interesante partido, pero una molestia muscular lo sacó del mismo en el final del primer período.

Morelo (7): lo mejor de Colón, mostrando cierta picardía en la jugada del penal, del que se hizo cargo para poner en ventaja al equipo.

Chancalay (5): ingresó por Esparza en el último minuto de la etapa inicial. Tuvo altibajos en su rendimiento, pero dejó todo en los más de 50 minutos que jugó.

Bernardi (4): reemplazó al lesionado Vigo para jugar por la nada derecha del mediocampo pasando Toledo a marcar la punta. No gravitó casi nunca.

Cadavid (-): Goux lo puso para armar línea de cinco defensores por su altura, Jugó 15 minutos y ganó un par de veces de arriba.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Domingo 10 de marzo de 2019
tapa
Necrológicas Anteriores