Edición del Domingo 08 de diciembre de 2019

Edición completa del día

Al “Cacique” Madelón le respondieron sus “indios” - Edición Impresa - Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Buen primer tiempo y un punto que se cotiza en la Docta...

Al “Cacique” Madelón le respondieron sus “indios”

El planteo fue bueno y se notó en el primer tiempo, tuvo un desliz en el arranque del segundo tiempo aunque sin mucho sufrimiento, y terminó mejor que el rival. Unión recuperó imagen en el final del año y se va más tranquilo a las vacaciones.

Al “Cacique” Madelón le respondieron sus “indios”

Con el verdadero “Cacique”. Leo Madelón y el “Moncho” Ruiz saludan al “Cacique” Medina, entrenador de Talleres. Fue antes del partido, cuando el técnico local no se imaginaba las dificultades que le iba a plantear el rival. Interesante lo que hizo Unión en Córdoba desde lo táctico y estratégico.

Foto: Gentileza La Voz del Interior

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Córdoba)

Amerita la comparación: cuando un entrenador resuelve modificar la estructura habitual de un equipo, necesita que la comprensión y la eficacia lo acompañen. Madelón lo vivió en carne propia en dos partidos que están separados por unas pocas semanas. Ante Boca planteó un esquema con cinco volantes, con el objetivo de robarle la pelota al rival y de tenerlo lejos de Moyano; a los 2 minutos, perdía y no se recuperó nunca, dejando una imagen paupérrima. Frente a Talleres, planteó un 5-4-1, pero que por momentos se pareció más a un 3-6-1, con dos carrileros por afuera que iban más de lo que volvían (Milo, de estupendo arranque, y Martínez, de buen partido); y ahora sí, encontró la respuesta adecuada.

Madelón juega 4-4-2, conoce el sistema, los jugadores también y es el que mejor se desarrolla. Eso es incuestionable —al menos desde mi óptica—, más allá de que este plantel no haya podido imitar al anterior. Este es motivo de otro análisis. Pero Madelón ha metido mano en dos o tres oportunidades y no le fue del todo mal. Lo hizo en alguna oportunidad cuando replegó a Gamba a jugar por derecha y armó un 4-2-3-1. Y lo hizo después, cuando puso un 5-3-2 para jugar algunos partidos de visitante.

Quizás, en el balance de este año, Madelón se arrepienta de no haber empleado este último sistema (el 5-3-2) para jugar en la altura de Quito, por ejemplo, ante Independiente del Valle, máxime después de la ventaja que había logrado en la ida. La idea fue la de meter un gol, seguramente, para que el rival enloqueciera y sacar provecho de la contingencia. No lo consiguió. Pero eso ya pasó y no importa a esta altura, sólo sirve como referencia a esos cambios de sistema que no se dieron demasiado en este largo tiempo de Madelón en Unión.

Fue inteligente, práctico y eficaz defensivamente lo que hizo en Córdoba. Tuvo un solo desliz y fue en los primeros 25 minutos del segundo tiempo. Como por arte de magia, el equipo desapareció en ese pasaje. Se metió atrás incomprensiblemente, ya no subieron los laterales, ya no atacó y se dejó atacar. Fue el momento de confusión dentro de un largo pasaje de claridad que se dio en casi todo el primer tiempo. Luego se rehizo y terminó bien, hasta dando la impresión de quedar mejor posicionado para culminar la obra con un gol y llevarse todo a Santa Fe.

Pero esa inteligencia y practicidad para plantear el partido se notó mucho en el primer tiempo. Faltó el gol. Lo tuvo Martínez en una jugada poco habitual en el fútbol (centro de un marcador de punta para que defina el otro marcador de punta). Pero en esa jugada rara, se puede encontrar el ABC de la planificación de Madelón. ¿En qué sentido?, en que puso cinco defensores pero le dio amplias facultades a dos de ellos para que se vayan al ataque. Y de hecho, Milo y Martínez fueron los que metieron centros punzantes y peligrosos, casi pelotas de gol que Bou no pudo aprovechar porque es posible que Bou no tenga el porte físico (como Mazzola por ejemplo) para ganar en el área cuando tiene que disputar una pelota mano a mano que le llega desde el costado y está apareado por un rival.

Bien Acevedo quitando y en la distribución; y bien Cavallaro, ganando las espaldas de los volantes rivales. Unión tuvo una virtud: salió con precisión del medio y eso fue una sorpresa para un Talleres que muchas veces se encontró desbalanceado. Y la otra gran virtud de Unión fue que, cuando decidió regalarle la pelota y el terreno a Talleres con clara misión estratégica, le fue nublando las ideas al rival que terminó tirando pelotazos o intentando meter pelotas filtradas que siempre fueron bien resueltas por una defensa bien parada.

No fue un planteo defensivo el del primer tiempo, todo lo contrario. Pareció así en la primera parte del segundo, pero se debió a que Unión no tuvo la misma postura y actitud del primer tiempo. Por ejemplo, ya no se fueron al ataque Martínez y Milo; y ya no manejaron la pelota Acevedo y Cavallaro en el medio. Esto habrá visto Madelón para sacar a Acevedo, que redondeó un buen partido. Pero el acierto del entrenador pudo haber sido el de mejorar el final del equipo. Allí, Unión se reanimó y volvió a atacar. Levantó sus propias acciones Jalil Elías, ese volante al que Madelón quiere preparar para que haga lo mismo que, con muchísima eficacia, hacía Mauro Pittón, uno de los jugadores que se extraña en este plantel.

Fue mejor esta imagen de Unión empatando con Talleres que la que dejó el equipo ganándole a Huracán. Matemáticamente, el hincha se quedará con la del lunes pasado en Santa Fe, porque el hincha siempre quiere ver ganar a su equipo; futbolísticamente, interesa más la de Córdoba, sobre todo la del primer tiempo, a la hora de sacar conclusiones y de rescatar cosas positivas.

La evaluación final, desde lo numérico, no es la esperada. Lo reconocen todos, empezando por el propio Madelón. Quizás en la autocrítica, se haya dado cuenta de algunas cuestiones que lo han llevado a un nivel de exigencia importante hacia los dirigentes para armar el plantel para el año que viene, más allá de que tendrá su segunda oportunidad en la Sudamericana. Hay jugadores de los que se esperaba más. El esperaba más. Fue irregular lo de Unión, en lo matemático y no fue convincente en lo futbolístico, sacando algunas excepciones. El conocimiento del sistema y la idea, por parte de algunos, impidió que fuese peor. Terminó así, con dos buenos resultados y un primer tiempo, el de Córdoba, que fue de lo mejorcito en los últimos tiempos. Fue un rocío de frescura y alivio para un panorama con nubarrones, hace un par de partidos.

D8-B-TALLERES - UNIÓN 7.jpg

Levantó la puntería. Damián Martínez pierde en esta jugada con Enzo Díaz, pero durante buena parte de la tarde-noche lo complicó con sus subidas por derecha. Buen partido del lateral de Unión, que no podrá jugar ante Argentinos cuando se reanude el torneo.

Foto: Gentileza La Voz del Interior

  • Estoy contento porque agarré ritmo, algo que no tenía desde hacía un año. Eso me dio confianza y creo que le rendí al equipo. El puesto de arquero es el que más sufre, porque ataja uno solo. Entonces, hay que estar preparado para el momento que a uno le toque”.

Sebastián Moyano

Arquero de Unión

BAJO LA LUPA

MOYANO (5).- El travesaño lo salvó en un remate de Dayro Moreno y fue muy preciso con su vista en un tiro libre de Bustos. No tuvo demasiado trabajo.

MARTÍNEZ (6).- Buen primer tiempo, jugando más como carrilero que como defensor. Se replegó más en el complemento, pero tuvo una mejoría en el final del partido. Anduvo bien y tuvo la situación más clara de Unión en todo el partido (la pelota iba adentro y la despejó Godoy cuando entraba).

BLASI (6).- Partido correcto, bien ubicado y seguro. Estuvo atento a las espaldas de Martínez en el primer tiempo, cuando su compañero se proyectaba mucho.

GÓMEZ ANDRADE (7).- La figura de Unión. Muy sobrio, seguro e implacable durante los 90 minutos. Sacó todo y no falló nunca. Termina el torneo con dos actuaciones relevantes y fue el “culpable” de que el equipo ganara en solidez defensiva.

BOTTINELLI (6).- Ni se notaron rasgos de la lesión que sufrió y que lo marginó por un par de partidos. Anduvo bien.

MILO (5).- Empezó el partido como para “comerse la cancha”. Quizás por eso se fue apagando desde lo físico y terminó pidiendo el cambio cuando promediaba el segundo tiempo porque no daba más. Gran primer cuarto de hora y luego fue declinando.

BONIFACIO (5).- Lo salva la entrega y el sacrificio que pone siempre. No para de correr, pero tampoco paró de cometer errores en el traslado de la pelota y en los pases. Muy impreciso.

ACEVEDO (6).- Fue uno de los mejores con la pelota en el primer tiempo, sobre todo en la primera media hora. Volvió a ser el jugador claro en la administración del juego. Es cierto que perdió gravitación en el segundo. Sorprendió su salida, aunque el equipo mejoró en el final.

ELÍAS (5).- Tuvo puntos bajos y altos en el partido. El primer tiempo no fue bueno, pero en el segundo, todos los avances de Unión y algunas llegadas que pudieron ser de peligro, las encabezó él.

CAVALLARO (6).- Junto con Acevedo se encargaron de manejar la pelota en una buena parte del primer tiempo. Corrió mucho y se lo vio mejorado en lo físico.

BOU (5).- Le tiraron varios centros en el primer tiempo que fueron muy buenos y que no pudo aprovechar. Algo enredado con la pelota, lo cual le hizo perder precisión. Corrió muchísimo.

GODOY (5).- Entró bien en la marca, sobre todo porque por su lado se volcaba Jonathan Menéndez, que ya le había ganado las espaldas a Milo en un par de ocasiones.

MÉNDEZ (5).- Le costó acomodarse al principio, pero luego levantó y tuvo un buen cierre del partido.

TROYANSKY.- Poco tiempo en la cancha, se paró como volante por derecha, pero la orden fue que gastara todas sus energías en esos pocos minutos.

Síntesis

Talleres 0

Unión 0

Cancha: Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba.

Árbitro: Nazareno Arasa.

Talleres: Herrera; Leandro Godoy, Komar, Medina y Enzo Díaz; Cubas, Mauri y Fragapane; Menéndez, Dayro Moreno y Bustos. A.S.: Fragueda. Estuvieron en el banco: Gandolfi, Juan Ignacio Méndez y Pochettino. D.T.: Alexander Medina.

Unión: Moyano; Martínez, Blasi, Gómez Andrade, Bottinelli y Milo; Bonifacio, Elías, Acevedo y Cavallaro; Bou. A.S.: Peano. Estuvieron en el banco: Ríos, Nardoni y Álvarez. D.T.: Leonardo Madelón.

Cambios: en el segundo tiempo, a los 24 m Franco Godoy (U) y Javier Méndez (U) por Milo y Acevedo, respectivamente; a los 32 m Valoyes (T) por Menéndez; a los 38 m Tenaglia (T) por Godoy; a los 39 m Payero (T) por Mauri y a los 41 m Troyansky (U) por Bonifacio.

Amonestados: en Unión, Martínez.



Imprimir:
Imprimir
Domingo 08 de diciembre de 2019
tapa
Necrológicas Anteriores