https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 06.05.2019 - Última actualización - 6:50
6:48

En la Facultad de Filosofía y Letras

La UBA lanzó la primer diplomatura sobre Educación Sexual Integral

Dirigido a educadores en general, tuvo gran número de inscriptos y hay lista de espera. En medio del debate sobre su modificación, la casa de estudios apuesta por la formación del programa de estudios sobre sexualidad.

La sede de la Facultad de Filofosía y Letras de la UBA. <strong>Foto:</strong> ArchivoLa sede de la Facultad de Filofosía y Letras de la UBA.
Foto: Archivo

Foto: Archivo



En la Facultad de Filosofía y Letras La UBA lanzó la primer diplomatura sobre Educación Sexual Integral Dirigido a educadores en general, tuvo gran número de inscriptos y hay lista de espera. En medio del debate sobre su modificación, la casa de estudios apuesta por la formación del programa de estudios sobre sexualidad. Dirigido a educadores en general, tuvo gran número de inscriptos y hay lista de espera. En medio del debate sobre su modificación, la casa de estudios apuesta por la formación del programa de estudios sobre sexualidad.

El Litoral / educacion@ellitoral.com / Télam

 

El primer diplomado sobre Educación Sexual Integral (ESI) que lanzó la UBA para docentes de todos los niveles superó hasta los pronósticos propios. El postítulo se dictará en la Facultad de Filosofía y Letras y ya desde el primer día de inscripción se colmó el cupo de 480 docentes con hay 250 postulantes en lista de espera, aunque no ofrece puntaje docente.

 

La decana de esta facultad, Graciela Morgade, explicó que el “equipo viene investigando desde hace más de 15 años en ESI”. La doctora en Educación y coordinadora académica del diplomado aseguró que el interés despertado por esta iniciativa se inserta en “un movimiento pedagógico” en desarrollo desde el año pasado en las aulas argentinas en torno a la educación sexual integral, que es impulsado por los propios estudiantes a partir del “estado de interrogación” abonado al calor de “las discusiones por el lenguaje inclusivo, las violencias de género o la legalización del aborto”.

 

Detalles

 

El Diplomado de Extensión en Educación Sexual Integral que comenzará a dictarse en la próxima semana en la Facultad de Filosofía tiene por objetivo “la formación en los contenidos y la perspectiva” establecidos en la Ley 26.150 (Ley ESI) sancionada en 2006, el cual indica que en todos establecimientos educativos públicos de gestión estatal y privada de nuestro país los alumnos deberán formarse en el tema.

 

 El diplomado tiene una carga horaria total de 210 horas, está dirigido a educadores y estudiantes avanzados, es gratuito para la comunidad educativa de la facultad, y la cursada se estructurará en torno a dos encuentros mensuales, entre mayo y diciembre. 

 

En su fundamentación, el programa de estudios cita una serie de investigaciones que dan cuenta del estado de situación en materia de Educación Sexual Integral. Así, según un estudio realizado por la organización Mumalá y el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI) en 2016, uno de cada tres adolescentes no tuvo ESI durante su educación secundaria en la Ciudad, mientras que los que tuvieron sólo cursaron en promedio dos horas al año. Por otro lado, un informe de la Campaña Argentina por el Derecho a la Educación (CADE) realizado en 2017 arrojó que sólo el 4,5 por ciento de los docentes habían sido capacitados en ESI en la Capital Federal.

 

Universidad a la altura de los debates sociales 

 

Graciela Morgade / Decana de Filosofía en la UBA 

 

En los debates de la legalización del aborto durante 2018 se escuchó, una y otra vez y desde todos los sectores, el argumento de la necesidad de profundizar en la “educación sexual”. Sin embargo, la coincidencia entre quienes votaron a favor de la ley y quienes votaron en contra (y ganaron porque la ley no se aprobó), es solo aparente ya que son muy diferentes las visiones de qué “educación sexual” están proponiendo. Esta discusión ya está saldada desde la sanción de la ley 26.150 de 2006 y su implementación que fue dando, progresivamente, un sentido inequívoco a educación sexual integral. 

 

Se trata de un proyecto pedagógico que abarca todas las dimensiones de la la subjetividad sexuada, histórico cultural, afectiva, psicológica, biológica y ética, enmarcado en los derechos humanos y orientado por la perspectiva de género. Obligatorio para todos los niveles en escuelas públicas y privadas. Es pensable entonces que una parte importante de los sectores que votaron en contra de la legalización del aborto, van ahora por modificar la ley vigente, para reducir su alcance y volver a concepciones moralizantes de la educación sexual (e intentar imponer una moral sobre otras, negando el sentido ético universalizante de los derechos humanos) o, en el mejor de los casos, retornar a la mirada biomédica estereotipada, en que “la clase de educación sexual” es la clase sobre el sistema reproductor, sobre métodos anticonceptivos o sobre infecciones de transmisión genital. 

 

Desde hace 15 años en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA nuestro equipo de investigación viene estudiando experiencias educativas y proponiendo nuevos desarrollos que fueron complementando también el despliegue de la ley. En los quince años en que nuestra línea de investigación se fue desplegando, pasamos de los debates a la sanción de la Ley de Educación Sexual Integral nacional y en la Ciudad de Buenos Aires, al impulso y desarrollo de políticas y proyectos con enfoque de género y derechos en la mayoría de las provincias de nuestro país, la sanción de numerosas leyes conexas que ampliaron derechos en este campo, al reconocimiento de las luchas feministas y de la disidencia sexual contra las violencias y por una vida más libre y más placentera. Y también, con posterioridad a los debates del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, a la reaparición impune y violenta de miradas sobre las sexualidades, los cuerpos y los derechos que pensábamos limitadas a muy pequeños grupos ultraconservadores. En este contexto surge la primera Diplomatura en Educación Sexual Integral. 

 

Nuestras anticipaciones se vieron confirmadas y superadas, ya que en el primer día hubo 480 personas inscriptas y hubo que habilitar lista de espera. Es evidente que hay un fuerte interés y una necesidad imperiosa de capacitación docente en temas de ESI; y también es evidente que hay una ausencia del estado nacional y de los estados provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la más rica del país, en la formación de los profesoros en los contenidos y enfoques de la Ley. Las universidades no suplantan a las políticas de las áreas específicas. Sin embargo, como protagonistas de los debates y en uso pleno de su autonomía, pueden denunciar el ajuste y pueden crear nuevas formas institucionales para contribuir a una sociedad más igualitaria y con más justicia social. En FILO:UBA hemos tomado ese camino. 




Lo más visto
"El Estado debe planificar para todos  y no para la mera vocación individual" - Perspectivas. “La verdadera inclusión educativa no es que un estudiante esté adentro de la universidad, sino que salga con título en mano”, estimó el ministro Finocchiaro.  -
Educación
Tiros, heridos y una casa incendiada en el norte de la ciudad de Santa Fe - Los heridos fueron trasladados al Cullen -
Sucesos
Nuevo homicidio en la ciudad: murió un adolescente baleado a principios de agosto -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Superliga Argentina  Copa Sudamericana  Cacho Castaña  

Recomendadas