https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 21.05.2019 - Última actualización - 10:31
10:13

Infraestructura

Inundaciones en 9 de Julio: cómo será la obra del canal sobre la Ruta N° 35

Apunta a garantizar la transitabilidad aún en períodos de máxima inundación y necesita conectarse mediante la consolidación de los terraplenes y las obras de arte en los cursos naturales, donde permanentemente se cortan los caminos.

 -




Infraestructura Inundaciones en 9 de Julio: cómo será la obra del canal sobre la Ruta N° 35 Apunta a garantizar la transitabilidad aún en períodos de máxima inundación y necesita conectarse mediante la consolidación de los terraplenes y las obras de arte en los cursos naturales, donde permanentemente se cortan los caminos. Apunta a garantizar la transitabilidad aún en períodos de máxima inundación y necesita conectarse mediante la consolidación de los terraplenes y las obras de arte en los cursos naturales, donde permanentemente se cortan los caminos.

Eloy Rodríguez | campo@ellitoral.com

 

La inundación de gran parte de la superficie del noroeste santafesino originó varias reuniones entre productores, vecinos y funcionarios para delinear la construcción de un canal paralelo a la Ruta Interprovincial 35, límite de Santa Fe con Santiago del Estero.

 

Es destacable que en esta situación de coyuntura esta obra asegura la transitabilidad de la ruta en cuestión, aún en períodos de máxima inundación y necesita conectarse mediante la consolidación de los terraplenes y las obras de arte en los cursos naturales, donde permanentemente se cortan los caminos.

 

Asimismo, y con carácter prioritario, es necesaria la construcción de las circunvalaciones a los pueblos que los defiendan de las inundaciones y permita reservar agua para los períodos secos, dejando de lado los precarios bordes de defensa.

 

Estas obras unirían la ruta 35 con la 95, aún en las más grandes inundaciones. Las circunvalaciones permitirían también la posibilidad de transportar la producción sin necesidad de pasar por dentro de los pueblos.

 

 

A la luz de los acontecimientos, a Santa Fe no le quedaba otra alternativa que construir esta obra de infraestructura para tratar de solucionar el ingreso descontrolado de agua proveniente desde Santiago del Estero y aliviar la crítica situación que padecen los productores, mediante la evacuación de los excedentes hídricos, una parte hacia el Río Salado y otra hacia la Cañada de las Víboras.

 

 

La primera etapa comprende el tramo que se extiende desde la ruta 292-S (acceso a Villa Minetti) hasta la Cañada de las Víbora, aproximadamente 54 km, con un canal del lado de Santiago del Estero, con un ancho de camino de 50 mts. Para eso Santa Fe va a ser un corrimiento de alambre, porque se necesita levantar esa zona un metro y medio, que va con base estabilizada y ripio, con todas las alcantarillas longitudinales y transversales.

 

En cuanto a las siguientes etapas, el proyecto contempla, una segunda que va desde el Rio salado hasta el Mojón de Fierro, que está en el límite dado por la ruta Nº 98, entre Tostado y Bandera, donde corre el canal interprovincial y sería un etapa de amplitud del mismo. La tercera seria desde el Mojón de Fierro hasta Cuatro Bocas, en un tramo de 35 km, con ensanchamiento seguro, teniendo en cuenta, principalmente, que las obras de artes y las alcantarillas han quedado obsoletas y en un nivel elevado, porque el canal se fue excavando y las alcantarillas quedaron abajo, y la cuarta etapa que comprende el tramo desde Cuatro Bocas hasta Las Arenas, que sería el vértice de quiebre del agua. De ahí volcaría al Rio Salado y de Las Arenas al norte volcaría a la Cañada de las Víboras.

 

Si bien en la elaboración de dicha planificación se previó no concentrar todos los excesos hídricos, en las cuencas saturadas de la Cañada de las Víboras y del río Salado, indudablemente se transforma en un traslado del agua, priorizando la evacuación de los lugares críticos. Esto hace necesario la construcción de obras complementarias en la Cañada de las Víboras, para evitar dicha traslación aguas abajo y en una próxima etapa se debería hacer lo mismo en el Río Salado, ya que este canal de la Ruta 35 no constituye la solución definitiva, solución que si da el escurrimiento hacia el río Paraná. Estamos en presencia de inundaciones que pueden ocurrir en menores espacios de tiempo y con más volúmenes de agua.

 

Ahora bien, todas estas acciones deben ir acompañadas por un cambio en el uso del suelo, para comenzar a solucionar el problema de fondo, no interpretando esto como una caída en la rentabilidad de la producción si la región vuelve a cubrirse de monte, sino por el contrario ese cambio en el uso del suelo es imprescindible para dar sustentabilidad al sistema, disminuir los riesgos de producción, tanto en épocas de sequías como de inundaciones y estabilizar la producción, conjuntamente con la economía de la zona. Se debe comenzar a calcular la rentabilidad en un ciclo y no año por año, como así también planificar un futuro escurrimiento hacia el río Paraná.

 

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al(+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral




Más Noticias de Campolitoral

Lo más visto
"Un poco de oxígeno" para el comercio santafesino -  -
Regionales
Realizaron el mayor decomiso de armas de la historia del país -  -
Sucesos
Los 11 que les metimos en Rosario y el día que Messi igualó a Batistuta -  -
Deportes
Fuego y tensión en la cárcel de mujeres de Santa Fe -  -
En lo que va de junio hubo 7 casos de roba ruedas en la ciudad - Este miércoles a la madrugada aparecieron dos autos sin alguna de sus ruedas.  -
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Copa América 2019  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  

Recomendadas