https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 14.08.2019
20:12

El ex futbolista que se escapó a Chile

Banda roba-camionetas: dictan la preventiva para el "Tanque" Kenig

Para la Justicia está acusado como miembro de una asociación ilícita, dedicada al robo de vehículos que eran sacados del país, vía Bolivia. Las escuchas lo delatan como uno de los que sustrajo en mayo una Toyota Hillux en Esperanza.

La fiscal María Laura Martí sostuvo que por el momento “son tres camionetas sustraídas entre el 22 y el 27 de mayo” en la provincia. <strong>Foto:</strong> Flavio RainaLa fiscal María Laura Martí sostuvo que por el momento “son tres camionetas sustraídas entre el 22 y el 27 de mayo” en la provincia.
Foto: Flavio Raina

Foto: Flavio Raina



El ex futbolista que se escapó a Chile Banda roba-camionetas: dictan la preventiva para el "Tanque" Kenig Para la Justicia está acusado como miembro de una asociación ilícita, dedicada al robo de vehículos que eran sacados del país, vía Bolivia. Las escuchas lo delatan como uno de los que sustrajo en mayo una Toyota Hillux en Esperanza. Para la Justicia está acusado como miembro de una asociación ilícita, dedicada al robo de vehículos que eran sacados del país, vía Bolivia. Las escuchas lo delatan como uno de los que sustrajo en mayo una Toyota Hillux en Esperanza.

El juez penal Pablo Busaniche ordenó la prisión preventiva sin plazos para Alejandro Martín el “Tanque” Kenig, acusado de formar parte de una banda dedicada al robo de vehículos que luego eran sacados del país con documentación apócrifa. La medida cautelar dispuesta este miércoles, había sido solicitada por la fiscal María Laura Martí, quien imputó el lunes al ex futbolista de 50 años por los delitos de “asociación ilícita” -en carácter de miembro- y “robo agravado por tratarse de un vehículo dejado en la vía pública” -como partícipe necesario-.


En total, hasta el momento fueron atribuidas a la banda, tres sustracciones de vehículos cometidas en jurisdicción de la Fiscalía Regional N° 1, entre el 22 y el 27 de mayo. En los tres casos se trató de camionetas de la marca Toyota y del modelo Hillux, que se encontraban estacionadas en la vía pública, en las ciudades de Santa Fe, Santo Tomé y Esperanza.


Cuatro hombres -tres de los cuales son cordobeses y miembros de una misma familia- permanecen privados de la libertad, en tanto otros seis -entre ellos el jefe de la banda- se encuentran identificados y con pedidos de captura nacional e internacional vigentes.


Los cordobeses


Lo que ocurrió para desbaratar a la banda se debió a un hecho fortuito o en flagrancia, ocurrido en San Salvador de Jujuy en 29 de mayo, cuando la policía local detectó, en el marco de un chequeo vehicular, que dos camionetas que estaban siendo registradas tenían pedidos de captura reciente de la provincia de Santa Fe.

 

 

El primer detenido fue Jorge Adrián Moyano, de 51 años, quien a su vez fue el primero en quedar el prisión preventiva por 30 días luego de su extradición a Santa Fe. Un mes después, precisamente el 5 de julio, otros dos parientes de Moyano -su hermano Sergio (45) y su hijo Gustavo (26)-, quedaron presos en tribunales, al asistir como público a una audiencia de revisión de la cautelar impuesta para el mayor. Al advertir que estaban en la sala, la fiscal Martí solicitó sus respectivos encarcelamientos y luego los llevó ante un juez que volvió a fallar por la privación de la libertad.

 

Según los elementos de prueba recolectados hasta ahora por la fiscalía, la banda tiene un jefe de apellido Haro y conocido por su apodo de “Chancha”, que era quien seleccionaba los vehículos que iban a ser robados y proporcionaba toda la logística para el cambio de chapas patente, el suministro de documentación apócrifa para viajar rumbo al norte del país, e incluso proveía a quienes llevaban el vehículo robado de una suma de dinero para usar en caso de tener que pagar una coima en un control caminero.


Contactos


Una vez en la provincia de Jujuy el jefe le pedía que se contactaran con un tal “Mamani” de la ciudad de Abra Pampa y luego éste los ponía en contacto con un tal “koreano” que les franqueaba el paso a Bolivia vía La Quiaca-Villazón.


El día que la policía jujeña recuperó dos de las tres camionetas sustraídas en mayo en Santa Fe, Kenig no fue detenido por circunstancias ajenas a su voluntad. Según se ventiló en la audiencia en la que tuvo tratamiento la cautelar, el ex futbolista recordado por su paso por Talleres de Córdoba en la década del 90, decidió abrirse del grupo para ir a almorzar a un local céntrico. De hecho la camioneta robada en Esperanza y que se presume que estaba a su cargo, tampoco fue recuperada hasta el momento.


Entre los elementos de convicción que utilizó la fiscalía para mantener la prisión, jugó en contra del acusado el haber optado por irse del país en vez de presentarse ante la Justicia, a sabiendas de que su nombre estaba entre los buscados.


Cuestión “humanitaria”


Según fuentes de Interpol y Migraciones, Alejandro Kenig se fue a Chile el 16 de junio, es decir, dos semanas después de la detención de uno de sus socios en la empresa delictiva. Diez días después de su huida, la Justicia lanzó órdenes de captura entre las que figuraba el nombre del “Tanque”; asimismo, éste se entregó recién el 31 de julio ante Gendarmería Nacional, en el cruce fronterizo Los Horcones, en la provincia de Mendoza.

 

 

El buscado volvía al país en un colectivo de pasajeros y según refirió en la audiencia, le manifestó al alférez de gendarmería que lo entrevistó, que “venía a hacerse presente a Santa Fe”. La fuerza nacional se comunicó con la fiscal del caso y desde entonces se encuentra privado de la libertad. Mediante trámite de extradición interna con la Justicia mendocina, Kenig fue trasladado a Santa Fe el 9 de agosto y el sábado fue llevado a tribunales para una audiencia de control de detención, en la que se entrevistó con sus abogados defensores, Néstor y Sebastián Oroño.

 

Fue imputado el lunes de esta semana y el miércoles, previo al dictado de la cautelar, le pidió al juez Busaniche que lo deje volver a Córdoba, donde tiene un hijito de 5 meses con un serio problema de salud. “Entiendo las cuestiones humanitarias del señor Kenig o de cualquier persona que pueda tener un hijo con un problema de salud, pero la realidad me indica que eso no le obstaculizó estar un mes y medio en Chile” alejado de su familia, argumentó la fiscal Martí, quien a su vez se comprometió en permitirle estar cerca “en caso de que el niño necesite intervención quirúrgica y (Kenig) cumpla los requisitos legales”.

 

El Litoral




Lo más visto
¿Quién es Hernán Lacunza? -  -
Política
Unión, perdido en el Parque -  -
Actualidad Tatengue
#Temas de HOY: Elecciones 2019  Alberto Fernández  Mauricio Macri  Dólar Hoy  Senado de Santa Fe  Colón  Unión  

Recomendadas