https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 29.10.2019 - Última actualización - 11:16
11:12

Después de las semifinales

Retazos del penúltimo fin de semana

La notable producción de Inglaterra ante Nueva Zelanda, acaparó la mayoría de los elogios y repercusiones de diverso índole. Muy diferentes fueron los ecos del deslucido éxito de Sudáfrica ante Gales.

 <strong>Foto:</strong> Gentileza RWC
Foto: Gentileza RWC

Foto: Gentileza RWC



Después de las semifinales Retazos del penúltimo fin de semana La notable producción de Inglaterra ante Nueva Zelanda, acaparó la mayoría de los elogios y repercusiones de diverso índole. Muy diferentes fueron los ecos del deslucido éxito de Sudáfrica ante Gales. La notable producción de Inglaterra ante Nueva Zelanda, acaparó la mayoría de los elogios y repercusiones de diverso índole. Muy diferentes fueron los ecos del deslucido éxito de Sudáfrica ante Gales.

Atrás quedaron las semifinales de la Rugby World Cup 2019, por lo que el exitosísimo certamen transita por estas horas por sus últimos días, esperando los dos partidos que aún resta: el correspondiente al tercer puesto, a disputarse el viernes en Tokyo y la gran final del sábado, en Yokohama.


Obviamente, refrendando todo lo expuesto de manera previa sobre el partido que sin dudas fue catalogado como “final anticipada”, el extraordinario triunfo de Inglaterra sobre Nueva Zelanda, por 19 a 7, fue el que más repercusiones generó.


Está claro que la caída de los All Blacks generó una especie de “duelo nacional” en la hermosa nación de Oceanía, en un contexto de relevancia que solo quienes conocen lo que el rugby representa para el territorio kiwi pueden dimensionar más o menos con precisión.


Sin embargo, tanto en Nueva Zelanda, como en Japón y en todo el “Planeta Rugby”, la principal coincidencia se focalizó en ensalzar la excelsa actuación del Rose Team y lo inobjetable de la victoria que lo catapultó a la posibilidad de conseguir el segundo título mundial.


De este modo, entre otras cosas, los All Blacks están actualmente relegados al tercer lugar del Ranking World Rugby; mientras que en un momento signado por la despedida de varios de sus principales referentes, deberán conformarse con intentar conquistar el tercer puesto final, cuando el viernes a las 6 se midan con Gales, en el Tokyo Stadium.


Por su parte, los Red Dragons, en la despedida del head coach neozelandés Warren Gatland, tras exitosos doce años de gestión, intentarán quebrantar un historial que luce impiadoso: hace 66 años que no vencen a los All Blacks, ya que el último triunfo data del 19 de noviembre de 1953, cuando se impusieron 13 a 8.

 

La portada del New Zeland Herald del domingo pasado. En su tapa totalmente negra, el principal medio gráfico del país rezaba: “Los All Blacks están fuera de la RWC. Si quieres leer más, ve a la Sección Deportes”.Foto: Gentileza NZH

 

 

Fin de ciclo


Nueva Zelanda no solo es el único seleccionado que posee tres títulos mundiales: 1987, 2011 y 2015, sino que llegó a Japón con el objetivo de conseguir el cuarto, lo que hubiese representado el tercer consecutivo.

 

Hacía 12 años que no perdía en una RWC, lo que obviante no hacer más que realzar la valía del que reiteradamente fue considerado el “Mejor equipo de todos los tiempos”, más allá de las renovaciones concretadas en tiempos recientes.


Al ingresar al rubro “despedidas”, vale comenzar con el head coach Steve Hansen, quien este viernes cerrará un ciclo excepcional. La decisión había sido anunciada hace mucho tiempo, generando una serie de interrogantes muy difíciles de resolver, en cuanto a su posible sucesor.
En materia de jugadores, como no comenzar con el capitán, Kearan Read, quien a los 34 años obtendrá su cap número 127 en busca de la presea de bronce, despidiéndose de la mítica camiseta negra, con el Helecho de Plata en su corazón.


Posteriormente, el octavo pasará a la filas de los Toyota Verblitz, a través de un millonario contrato que lo ligará por dos años a la entidad de la Japanese Top League, que cada vez luce más relevante en materia de nombres internacionales.


Otro que se despedirá es el fullback Ben Smith, que con 33 años, tuvo escasa participación en el actual certamen, producto de la notable superpoblación de figuras del plantel kiwi. Tras jugar‘el match 84 con su seleccionado nacional, comenzará una nueva etapa en el Top 14 de Francia, vistiendo los colores del Pau.


Algo similar en materia de posibilidades de jugar le pasó al centro Ryan Crotty, el cerebral back que con 37 años, posee 47 presencias en Nueva Zelanda. Su destino también será nipón, ya que militará en el Kubota Spears.


En cuanto al tercera línea Matthew Todd, quien con 31 años suma 24 test en el representativo nacional de su país natal, al concluir el Mundial pasará a las filas del Panasonic Wild Knights, con sede en la ciudad de Oita.


Finalmente, sobre el notable inside Sonny Bill Williams, no hay precisiones sobre lo que hará luego de la RWC 2019. Sin embargo, estiman que a los 34 años, tras conseguir su cap 58, podría despedirse del seleccionado neozelandés.


 
Escalafón


Transcurrido otro fin de semana, el podio del Ranking World Rugby es encabezado por Inglaterra, con 92.29 puntos; seguido por Sudáfrica, con 90.71 y Nueva Zelanda, con 89.92. Luego, en el Top 10 se ubican: Gales, con 87.21; Irlanda, con 84.45; Australia, con 81.90; Francia, con 80.88; Japón, con 79.28; Escocia, con 79.23 y Argentina, con 78.31.


Finalmente, completan los veinte principales lugares: Fiji, con 76.21; Italia, con 72.04; Tonga, con 71.44; Georgia, con 71.26; Samoa, con 70.72; España, con 68.15; Estados Unidos, con 68.10; Uruguay, con 67.41; Rumania, con 66.69 y Rusia, con 63.09.

 

Fuego de Dragones

 

Uno de los coaches de forwards de Gales, Robin McBryde, encabezó la reciente conferencia de prensa oficial, en la previa del partido por el tercer puesto de este viernes.


* “Presencié el partido y para ser justo, debo decir que Inglaterra jugó de manera excelente ese día; claramente mereció la victoria. Pero también estoy seguro, que esa derrota hará que Nueva Zelanda sea aun más peligroso ante nosotros”, indicó sobre la primera semifinal.


Luego, se refirió a la propia: “Obviamente, fue una decepción bastante grande haber estado tan cerca de llegar a la final y no haberlo logrado. El partido con Sudáfrica tuvo una trama muy tensa, con un resultado más que ajustado”.


* “El de este viernes será un partido completo, con dos equipos que querrán mostrar sus dotes y habilidades. Vencer a los All Blacks es la única materia pendiente para nosotros, ¿verdad? y creo que esta es nuestra última oportunidad”, concluyó el entrenador que también abandonará el staff galés tras el certamen.


Lo propio ocurrirá con Shaun Edwards, el otro coach de Forwards, quienes acompañaron a Warren Gatland en el comando de uno de los mejores seleccionados del Hemisferio Norte. Luego de la RWC, asumirá otro neozelandés como head coach: Wayne Pivac.

Autor:


Temas:


Lo más visto
¿Qué dirá Vignatti además de agradecer lo de la gente? -  -
Actualidad Sabalera
Madelón analiza las duplas - Yeimar Gómez Andrade, un hombre clave en el funcionamiento defensivo que llegó a las cinco amarillas y por eso no estará el 24 en la Bombonera ante Boca. -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  100 años de la UNL  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?