https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 01.06.2020 - Última actualización - 17:33
17:31

El jugador holandés que estuvo con las Madres en el Mundial 78

Rijsbergen: "Visitarlas fue muy emocionante"

El ex jugador de Holanda no jugó la final que su equipo perdió contra Argentina por una lesión sufrida durante el torneo. Por esa razón, días antes pudo asistir a una de las manifestaciones de las Madres de Plaza de Mayo. 

Rijsbergen hoy. El ex defensor de la selección de Holanda habló sobre lo que vivió hace 42 años en Argentina. Crédito: TelamRijsbergen hoy. El ex defensor de la selección de Holanda habló sobre lo que vivió hace 42 años en Argentina.
Crédito: Telam

Rijsbergen hoy. El ex defensor de la selección de Holanda habló sobre lo que vivió hace 42 años en Argentina. Crédito: Telam



El jugador holandés que estuvo con las Madres en el Mundial 78 Rijsbergen: "Visitarlas fue muy emocionante" El ex jugador de Holanda no jugó la final que su equipo perdió contra Argentina por una lesión sufrida durante el torneo. Por esa razón, días antes pudo asistir a una de las manifestaciones de las Madres de Plaza de Mayo.  El ex jugador de Holanda no jugó la final que su equipo perdió contra Argentina por una lesión sufrida durante el torneo. Por esa razón, días antes pudo asistir a una de las manifestaciones de las Madres de Plaza de Mayo. 

Wim Rijsbergen, ex jugador del seleccionado de Holanda (hoy Países Bajos) que visitó a las Madres de Plaza de Mayo durante el Mundial 78, aseguró que aquella experiencia “fue muy conmocionante” y reveló que, al igual que sus compañeros de equipo, “sabía que en la Argentina había muchas personas desaparecidas”.


“Vimos a las Madres con fotos de todos sus hijos desaparecidos y sus familias. ¡Fue muy conmocionante!”, reconoció Rijsbergen en una entrevista exclusiva con Télam a 42 años del Mundial 78, en el que su selección cayó en la final ante Argentina. El ex defensor, titular en “La Naranja Mecánica” de Rinus Michel y Johan Cruyff en el Mundial 74 (subcampeón al perder la final con el local, Alemania Federal), jugó sólo dos partidos y medio en la Copa de Argentina: por una lesión fue reemplazado por Pieter Wildschut a los 44m de la derrota en primera fase con Escocia en Mendoza.


De 68 años, viudo, con tres hijos y cuatro nietos, Rijsbergen jugó en Zwolle, Feyenoord, Helmond Sport y Utrecht, de su país; Bastia (Francia) y New York Cosmos (Estados Unidos); y fue técnico, entre otros clubes, de Nac Brenda, Groningen y Universidad Católica de Chile, donde condujo al argentino Néstor “Pipo” Gorosito. Su último trabajo fue como DT del seleccionado de Islas Salomón, hasta enero de este año, y se comunicó con Télam desde Leiderdorp, donde reside temporalmente y trata “de disfrutar la vida un poco” antes de volver a su ciudad natal, Leiden.


El diálogo mantenido con el ex zaguero holandés fue el siguiente:


—¿Puede confirmar si vio a las Madres de Plaza de Mayo? ¿Cómo fue ese encuentro y por qué fue a verlas? ¿Es verdad que fue desde el hotel donde se alojaba en bicicleta o es una leyenda?


—Estuve allí y escribí una columna para un periódico y una revista en Holanda. Llegué en bicicleta porque tenía una lesión y necesitaba hacer mis ejercicios, fui con Wim Suurbier, quien también tenía una lesión. Vimos a las Madres con fotos de todos sus hijos desaparecidos y sus familias. ¡Fue muy conmocionante!.


—¿Sabía de la existencia de las Madres de Plaza de Mayo?


—¡Sabíamos acerca de las Madres y que había muchas personas desaparecidas!.


—Jongbloed, arquero de Holanda en el Mundial 78, reveló en 2011 que tanto él como sus compañeros sabían lo que ocurría con la dictadura en el país, confesó que durante el certamen fue “a la Plaza a ver a las Madres” y admitió que conocía la existencia de un campo de concentración en donde funcionaba la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). ¿Coincide?

 

 

 


—Puedo decir que había rumores acerca del régimen de Jorge Videla y que por esa razón los periodistas no eran muy positivos acerca de nuestro viaje a la Argentina. Pero los jugadores manteníamos la política y el deporte por separado. ¡Y además ir al Mundial era una chance de hablar con la gente allí!.

 


—¿Sospecha que la dictadura ayudó a que el equipo argentino ganara la Copa del Mundo de 1978?


—Es posible, pero no lo sabemos. Los únicos que lo saben son la gente de la federación (AFA) y los jugadores (argentinos) de ese período.


—Aunque pasaron varias décadas, ¿qué piensa del partido Argentina 6-Perú 0?


—No sabemos. ¡Siempre hubo rumores acerca del resultado! Pero Argentina tenía un buen equipo y la calidad para anotar esos goles. Fue un buen campeón.


—¿El equipo neerlandés era más fuerte en ese Mundial del 78 que el que perdió la final con Alemania en 1974?


—La gente y los especialistas todavía creen que el mejor equipo era el de 1974. Un combinado de los mejores equipos de Holanda, Ajax y Feyenoord, con Jan Jongbloed y Rob Rensenbrink.


—¿Argentina fue superior a su seleccionado en la final? ¿Cómo analiza ese partido?


—¡Tenían la ventaja de ser locales y tuvieron un poco de suerte con Rensenbrink cuando terminaba el juego! (Ndr: el delantero estrelló un tiro en el palo derecho del arco de Fillol a pocos minutos del final). Después de eso, Kempes tuvo unos buenos momentos. Pero no sabemos qué hubiera pasado si Rensenbrink hubiera anotado.


Jongbloed también estuvo


Jan Jongbloed fue el arquero de Holanda en el Mundial 78. Hace 9 años, en una entrevista concedida a Télam, afirmó que sabía de la situación que se vivía en Argentina: “Sabíamos que había una dictadura. Éramos gente normal, que escuchábamos la radio y veíamos la televisión. Mi padre era comunista. Tenía y tengo una sensibilidad con todo lo que es pueblo. Sabía que pasaba algo, que no estaba bien, que no me gustaba”.

 

El ex guardavalla holandés aseveró que vio a las Madres de Plaza de Mayo: “Yo de hecho estuve en la Plaza de Mayo. No con un cartel ni nada, pero sí cuando estaba la ronda de la Madres. Sólo las estuve mirando. Fui solo. A mirar. Yo sabía desde Holanda qué pasaba, que existían, entonces quería verlas”.


Al mencionarle sobre la existencia de la ESMA a pocas cuadras del Monumental, el ex arquero expresó: “Eso estaba ahí, pero nosotros decidimos ir. Desde el momento en que decidiste ir, vas a jugar aunque esté a 600 metros. Todos sabíamos lo que pasaba pero no íbamos a dejar de ir. Porque si no a muchos países no se podría ir a jugar al fútbol. ¡No tendríamos que haber ido a Alemania!, porque Holanda fue invadida por los alemanes”.


El ex guardameta se refirió también a la posibilidad de que Argentina haya sido beneficiada para ganar el Mundial: “No, no lo creo. No voy a creer algo así. Si Rensenbrink mete la pelota que pegó en el palo cuando estábamos 1-1 y ya se acercaba el final, ¿qué creés?, ¿que el árbitro iba a parar el partido para decir que no había sido gol? Rensenbrink no pegó la pelota en el palo en vez de hacer gol porque tenía miedo”.


Por último, Jongbloed habló sobre la ausencia de Johan Cruyff al Mundial ‘78: “No sé por qué no jugó, creo que la mujer no lo dejó”.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:

Además tenés que leer:



Docentes: nuevo paro y fin del cuatrimestre -  -
Educación
Conflicto en Cliba deja sin servicio de recolección diurno -  -
Área Metropolitana
Comienza el juicio por el femicidio de Rosalía Jara - Los tribunales de Vera serán sede de un juicio histórico para el norte provincial -
Sucesos
Hay ocho personas aisladas por el caso de coronavirus detectado este domingo en la ciudad de Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  Dengue  Intervención Vicentin  La Educación Primero  

Recomendadas