https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 31.12.2020 - Última actualización - 13:10
10:15

Anuario 2020

La salud mental en un año diferente

 Crédito: Archivo
Crédito: Archivo

Crédito: Archivo



Anuario 2020 La salud mental en un año diferente

Por Carla E. Korol
Licenciada en Psicología. Mat. N°: 1880


 

El año 2020 ha marcado un antes y después en la vida de todos, lejos se estaba de pensar, cuando a finales del 2019 se empezó a hablar de un nuevo virus chino, que el mismo traería aparejado todo lo que hemos vivido durante este año. Una suerte de película de ciencia ficción se desarrolló por diferentes momentos. Miedos, incertidumbres, hartazgo, relajamiento. Hemos pasado por varias etapas y el abanico de emociones que se presentaron en los sujetes han sido de lo más variado.
 

Si algo se puede decir acerca de este año, es que reivindicó la importancia de la salud mental, posicionándola justo al lado de la salud física, algo que si bien es evidente, necesitó de una pandemia global para lograrlo.

 

El impacto emocional del Covid-19 se hizo sentir de diversas maneras en la psiquis de los sujetos. Aquellos que ya presentaban sintomatología depresiva o ansiógena han evidenciado un empeoramiento de los síntomas y, aún más alarmante, se observa que las tasas de quienes no los presentaban se han disparado significativamente. Se calcula que los casos de depresión aumenten por encima del 20% a nivel global en los próximos meses, número no menor, si se calcula que alrededor de 300 millones de personas padecen de este trastorno en la actualidad.

 

El confinamiento y el establecimiento de la virtualidad como método predilecto de trabajo, estudio y comunicación con los demás trajo aparejado serias dificultades, sobre todo para aquellos que no cuentan con acceso a Internet y para los adultos mayores que quedaron por fuera de del sistema, dejando en evidencia la necesidad de recursos y conocimientos para todos los estratos de la sociedad, tanto a nivel etario como social.

 

Los niños y adolescentes, por su parte, si bien más familiarizados con la tecnología, también sufrieron un impacto negativo siendo recortados sus espacios de socialización, sumamente necesarios para un buen desarrollo.

 

El Covid causó estragos y por todo lo grande: sentimientos de desesperanza e indefensión se hicieron presentes fuertemente y, si bien aún las consecuencias de este nuevo virus se hacen notar, podemos afirmar que no todo está perdido.

 

De las peores crisis pueden surgir las mejores oportunidades. El hecho de que las cosas no salgan según lo planeado (y sí que el 2020 lo dejó en claro), hace que barajar y dar de nuevo se convierta en una constante y tras el shock inicial de sentir que perdemos el control de muchas situaciones (económicas, laborales, académicas, sociales, entre otras), la capacidad de flexibilizar y reinventarse se hace presente, y los Argentinos tenemos cierta capacidad de adaptación (hemos sufrido cíclicamente crisis a lo largo de los años).

 

La resiliencia (aquella capacidad de salir fortalecidos de situaciones adversas) fue una de las marcas de este año, como por ejemplo personas que se han animado a empezar sus emprendimientos, largamente soñados. Hemos redescubierto la importancia de pasar más tiempo con aquellos que queremos, la necesidad del contacto físico, de un abrazo, de compartir el tan amado mate, si bien ahora cada uno cuenta con el suyo propio.
 

La pandemia produjo cambios en los modos de vida, pero eso no tiene porque ser necesariamente malo. Si bien el aumento de las consultas ha aumentado en relación a años anteriores, la mayor parte se debe a que el tiempo de reposo que ha existido, sobre todo en lo tiempos de confinamientos más restrictivos, hizo que se tomara contacto con nuestras emociones, miedos, incertidumbres y ansiedades que muchas veces buscamos tapar con el exceso de actividades diarias. Tomar contacto con uno mismo, no solo es necesario sino urgente, para aprender a conocernos, contactar con nuestras sombras, y poder aprender a resignificar aquellas situaciones displacenteras para acomodarlas a nuestra historia y lograr que dejen de pesarnos con el pasar del tiempo.

 

Estamos acá

 

En conclusión, ¿qué puede enseñarnos este 2020?, que la economía global puede desplomarse con facilidad, que la vida no resulta tan resuelta como muchas veces lo pensamos, que se da por sentado muchas cosas dejando de lado una cuestión primordial: solo tenemos HOY.

 

Si quisiéramos plantarnos desde un lugar más rebelde y, dejando de lado las consecuencias obvias y repetitivas que escuchamos en los medios, en el boca a boca y que incorporamos y repetimos a diario, podríamos decir: sobrevivimos, mejor o peor, pero estamos acá. Podemos reinventarnos de nuevo las veces que sea necesario, tenemos historial en eso, podemos usar a este virus como un maestro y entender que las cosas más simples de la vida son las que más nos llenan de satisfacción, compartir con familiares o amigos, dedicarnos tiempo de calidad para hacer algo que nos guste, aprovechar este tiempo de conmoción para redescubrir viejas pasiones o sueños olvidados, retomar ese libro que se dejó por la mitad, aprender a amar nuestros espacios y hogares, llenarlos de nosotros.

 

Desde el mindfulness, se habla de la importancia del aquí y ahora, intentando dejar a un lado las preocupaciones futuras (que aún no han pasado), y las pasadas (De lo que poco podemos hacer para cambiarlas). Solo tenemos hoy, nuevamente. Afuera el mundo parece que se cae a pedazos, adentro muchas veces también, ¿qué estamos dispuestos a hacer frente a esto?, en cuanto al Covid, mas que recaudos e indicaciones no se puede hacer mucho, pero sí frente a la actitud hacia él.
 

Respirar profundamente, hacer ejercicio, conectarse con cosas simples como el contacto con el pasto, el sol dándonos en la cara, los pequeños momentos de felicidad que damos por sentado. Hacer de este tiempo un paréntesis, para cuestionarse, reencontrarse y sobre todo encontrar un nuevo camino a seguir.

 


Temas:



Agónico triunfo de Unión ante Lanús  -  -
Actualidad Tatengue
El "Pajarito" cantó hasta morir   - Todo Unión parece tirarse encima del "Pajarito" Juárez, el joven delantero que Unión "espió" en Gimnasia de Jujuy y adquirió parte de su pase. Lo venía siguiendo Zuccarelli, el secretario deportivo que presentó el sábado su renuncia.    -
Actualidad Tatengue
Azconzábal: "Siempre en el fútbol la victoria enmascara defectos y resalta de manera exagerada las virtudes" - El "Vasco" le da instrucciones al "Chaco" Acebedo, Vera completa la escena. -
Actualidad Tatengue
"Es un error no usar el barbijo a pesar de estar vacunado" - El Presidente Alberto Fernández, con barbijo, saluda a las gradas antes del discurso. A su derecha, Sergio Massa, y a su izquierda, Cristina Fernández. Ambos sin su tapaboca. -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus