https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 31.12.2020 - Última actualización - 13:10
10:28

La evaluación de la Ministra de Salud provincial

Martorano: "Hoy los números son buenos, pero preocupa el verano y la segunda ola"

La cantidad de "positivos" de Covid-19 diarios está amesetada, subió el tiempo de duplicación de casos y bajó el porcentaje de ocupación de camas críticas. Si bien la foto epidemiológica es estable, la titular de la cartera sanitaria teme por la llegada de la segunda ola de contagios post verano: "Si eso ocurre, trabajaremos para morigerarla", afirma.

 Crédito: Pablo Aguirre
Crédito: Pablo Aguirre

Crédito: Pablo Aguirre



La evaluación de la Ministra de Salud provincial Martorano: "Hoy los números son buenos, pero preocupa el verano y la segunda ola" La cantidad de "positivos" de Covid-19 diarios está amesetada, subió el tiempo de duplicación de casos y bajó el porcentaje de ocupación de camas críticas. Si bien la foto epidemiológica es estable, la titular de la cartera sanitaria teme por la llegada de la segunda ola de contagios post verano: "Si eso ocurre, trabajaremos para morigerarla", afirma. La cantidad de "positivos" de Covid-19 diarios está amesetada, subió el tiempo de duplicación de casos y bajó el porcentaje de ocupación de camas críticas. Si bien la foto epidemiológica es estable, la titular de la cartera sanitaria teme por la llegada de la segunda ola de contagios post verano: "Si eso ocurre, trabajaremos para morigerarla", afirma.

Sonia Martorano confiesa que hubo noches en que no pudo dormir. La obsesionaban los datos sanitarios, principalmente el porcentaje de ocupación de camas críticas. Y cuenta que no la pasó tan bien cuando tuvo Covid-19: la enfermedad le afectó sus vías respiratorias. Tuvo neumonía: fueron el estrés y la adrenalina -y luego la caída de las defensas-, lo que agravó su cuadro. Se recuperó, tras hacer rehabilitación.
 

"No es macana esta enfermedad; hay chicos jóvenes que quedaron con secuelas respiratorias", advierte. Habla desde su "tablero de comandos" -dice en tono de broma-. En rigor, ese tablero es la pantalla de una PC donde están sistematizados todos los números de la pandemia en Santa Fe, y los análisis de las variables epidemiológicas. Y es algo así como un panóptico desde donde se puede mirar cada movimiento del coronavirus en la provincia, y que muchas veces lleva a tomar decisiones sanitarias.
 

La titular de la cartera sanitaria pasó a ser, con la pandemia, una de las principales protagonistas del gobierno provincial. En diálogo con El Litoral, hace su balance hacia atrás ("el aprendizaje que nos quedó es mucho"); mira el aquí-ahora, con los actuales indicadores sanitarios, y relojea lo que viene: no cree que haya un rebrote por las fiestas, "sí un pequeño aumento de casos", pero le preocupa el post verano y la posibilidad de que llegue una segunda ola de contagios. Si ocurriera el rebrote -afirma-, se hará "todo lo posible para "morigerarlo".
 

El aquí y ahora

 

-Viendo el mapa epidemiológico hoy, tras el corrimiento del coronavirus desde el Amba hacia el sur provincial, y hoy con el centro como epicentro del virus, ¿teme que la dispersión de casos se profundice en los próximos meses hacia el norte de la bota santafesina?
 

-Nosotros teníamos un delay (retraso temporal) con Amba. Pero fíjese: hay unos 8.500 vehículos (autos y camiones) que ingresan de forma diaria por Gral. Lagos (al sur, vía de conexión clave con Buenos Aires) a Santa Fe. Sabíamos que el sur de la provincia iba a ser el primer epicentro, justamente por la proximidad con Buenos Aires. Así fue: Rosario, Venado Tuerto, Casilda, estuvieron muy complicados.

 

Ahora en el sur empezaron a bajar los casos, y los números están más estables: hay un 60% de ocupación de camas UTI en Rosario (llegó a estar en el 98% en el peor momento de la pandemia); en Venado Tuerto la ocupación de camas críticas es del 24%. ¿Y cómo fuimos bajando esos porcentajes? Aumentamos las camas críticas. En la ciudad capital hay un 80% de ocupación de camas respiradas; en Rafaela, un 67%, al igual que en Reconquista.
 

Si vemos estos números, el virus se corrió hacia el centro y norte. ¿Va a aumentar la dispersión? Sí, pero creo que poco; no obstante considero que podremos mantenernos en estos números, controlando los 1.000-1.200 casos nuevos por día promedio. Pienso que vamos a poder sostener esos números en una especie de meseta con números no tan elevados, porque además hay buenos índices.

 

-A propósito de esto último, ¿cuál es el tiempo de duplicación de casos (cantidad de días en que se duplican los positivos; a más días, mejor es la situación) y la tasa de positividad (relación entre cantidad de hisopados y de diagnósticos positivos) en la provincia y en la ciudad de Santa Fe?

 

-Llegamos a estar en una positividad de un 58% -con un largo tiempo "clavada" en un 50%-, y hoy es 35% en la provincia. Es un muy buen número. Y el tiempo de duplicación de casos (en la bota santafesina) hoy es del 78 días (se llegó a estar en 7 días). Rosario tiene hoy 123 días de duplicación. Se súper estabilizó. En la capital, 48 días es el tiempo de duplicación (también llegó a estar en 7 días). Los números son altos y buenos, pero tenemos muy presente la situación de la ciudad de Santa Fe, donde se estaría cursando la primera ola de contagios. Eso me dicen los números estadísticos.

 

A su vez, el Rt (tasa de transmisión promedio o "de contagiosidad", es decir, cuántas personas contagia una positiva de Covid-19) es otra variable que miramos muy de cerca. Llegamos a tener 1,4 y 1,5 (de Rt), y hoy estamos en 0,8. Es otro buen número.
 

Nosotros tuvimos un pico el 20 de octubre (se reportaron 2.928 casos ese día, el máximo provincial en 24 horas). ¿Cuándo logramos estabilizarlo? Cuando pudimos aumentar la capacidad de testeos rápidos (sobre todo con los de antígenos), además de los laboratorios y del Detectar Federal. Cuando empezamos a testear en los barrios y alguien daba positivo, el equipo sanitario aislaba rápido a la familia y a los contactos estrechos. Eso fue una estrategia central, a mi criterio.

 

Las fiestas, el verano, la ola

 

-¿Y con la segunda ola? ¿Qué cree que va a pasar, viendo lo que está ocurre hoy en Europa y Asia?

 

-Creo que va a llegar la segunda ola, pero si hacemos las cosas bien, la podremos morigerar. En Europa, recordemos, había llegado el verano: la gente se descuidó, salió sin barbijos… Y llegó el rebrote. Tampoco se sabía a ciencia cierta que iba a llegar. Nosotros sabemos que si no nos seguimos cuidando, es muy probable que llegue aquí. Entonces, habrá que trabajar para morigerarla si llega, sobre la base de lo que aprendimos este año.
 

-Según su visión, ¿qué ocurrirá con las fiestas de fin de año y, particularmente, con el verano?
 

-Después de las fiestas, es posible que tengamos un aumento de casos. Aunque no creo que sea significativo. Además, vamos a insistir en la necesidad de los cuidados, eso se está comunicando y se va a seguir insistiendo en el mensaje. La ciudadanía está cansada, y eso es más que entendible. Pero no queda otra que cuidarse.

 

Ahora, el post verano es lo que más nos preocupa: fines de febrero y marzo. Nos preocupa que ahí llegue la segunda ola de contagios, que además se nos junte con la campaña de vacunación contra el coronavirus. A esto lo estamos planificando los equipos que trabajarán en un tema y en el otro (la posible llegada del rebrote y la campaña de vacunación).

 

 

Periodismo, solidaridad, ciudadanía

"El periodismo santafesino acompañó todo este proceso con respeto. Se informó bien, en comparación con los medios de, por ejemplo, Buenos Aires. El periodismo estuvo a la altura de los hechos que vivimos este año. Y Santa Fe fue muy solidaria: desde los distintos espacios políticos que no pusieron palos en la rueda. También vi mucha solidaridad en la ciudadanía santafesina" agradece la ministra.

 

Volver al paradigma madre
 

-¿Cuáles cree que fueron los puntos altos en materia sanitaria frente a la pandemia, y qué cree que faltó reforzar?

 

-A tres meses del inicio de gestión teníamos un plan, que de a poco lo estamos empezando a resurgir. Pero llegó la pandemia y todos los ojos y los esfuerzos sanitarios se pusieron ahí. Ningún país del mundo, ninguno estaba preparado para esta pandemia. Entonces, digo: tenemos un buen sistema de salud en la provincia, pero una pandemia así nos modificó todo. Debimos mirar qué ocurría en Europa, en Estados Unidos, y cambiar la mirada. Porque siempre tuvimos la idea de descentralizar el sistema sanitario público, que no sea hospitalocéntrico. Que un paciente no tenga que ir a un tercer nivel sanitario (como es el Hospital Iturraspe, por ejemplo), sino al efector más cercano a su domicilio.

 

Y la pandemia nos dio vuelta ese paradigma. Porque nos obligó a salir urgente a fortalecer las terapias intensivas (tercer nivel). Veíamos que el mundo tenía problemas con los respiradores. Entonces, ahí fortalecimos: se duplicaron y en algunos casos se llegó a triplicar el número de camas críticas respiradas; se capacitó el recurso humano, con una planificación estratégica para la pandemia. Hoy tenemos muchas lecciones aprendidas, pero debimos ir aprendiendo durante el transcurso de los acontecimientos, sobre la marcha. Insisto: no había país en el mundo que estuviera preparado para esta pandemia.
 

¿Y qué nos queda pendiente? Creo que lo que nos falta es lo que estamos haciendo ahora, que es fortalecer los dos primeros niveles de atención primaria de la salud. Porque el tercer nivel (por la pandemia) ya está fortalecido. Es decir, hoy estamos en lo prehospitalario, en la cercanía del paciente con un efector de salud primario. Trabajar en el primer nivel de atención es lo que estamos haciendo ahora. Y tener una agenda no Covid, sin descuidar la pandemia, claro. Reflotamos el proyecto para trabajar en la seguridad del paciente. Queremos ser una de las primeras provincias que impulse fuerte la seguridad de cada paciente en sus hospitales públicos. Y también en las infancias, las adolescencias y la malnutrición.

Autor:

Luciano Andreychuk


Temas:



La situación del coronavirus a un año del primer caso en Argentina - En la actualidad, Argentina reporta un promedio de 6.000 casos diarios. -
Nacionales
Para evitar la judicialización de los conflictos laborales  - En la sede del ministerio de Trabajo, el titular de la cartera recibió a los integrantes de la Comisión de Asuntos Laborales, Gremiales y de Previsión que preside el radical Fabián Palo Oliver.    -
Política
Distribuidoras de gas en garrafas advierten que peligra el abastecimiento durante el invierno    -  -
Miércoles inestable y con probabilidad de lluvias en la ciudad Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus