https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 25.03.2021 - Última actualización - 18:42
16:15

Sin sentido

Una ordenanza en Rafaela podría volver improductivas más de 4.300 hectáreas

La Estación Experimental de INTA y la cabaña Holando Argentino más antigua del país quedarían fuera de juego. Sería por la prohibición de aplicar fitosanitarios en 1.000 metros a la redonda, más otros 1.000 con fuertes limitaciones.


Foto: Campolitoral
+1



El Litoral en



Sin sentido Una ordenanza en Rafaela podría volver improductivas más de 4.300 hectáreas La Estación Experimental de INTA y la cabaña Holando Argentino más antigua del país quedarían fuera de juego. Sería por la prohibición de aplicar fitosanitarios en 1.000 metros a la redonda, más otros 1.000 con fuertes limitaciones. La Estación Experimental de INTA y la cabaña Holando Argentino más antigua del país quedarían fuera de juego. Sería por la prohibición de aplicar fitosanitarios en 1.000 metros a la redonda, más otros 1.000 con fuertes limitaciones.

Unos 25 productores aledaños a la ciudad de Rafaela están en vilo ante la posibilidad de que un proyecto de la concejal justicialista Brenda Vimo se transforme en ordenanza y prohíba el uso de fitosanitarios a menos de 1.000 metros del límite urbano. Unos 10 tambos con una producción aproximada de 30.000 litros diarios de leche y la cabaña Holando Argentino más antigua del país, además de casi todo el predio de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA, quedarán seriamente comprometidos.

 

Juan José Felicia, titular de La Magdalena, establecimiento con 85 años de historia en el desarrollo de una de las genéticas lecheras más destacadas del país, se transformó en estos días en una de las caras visibles de la angustia que padecen los productores de la zona. "Nuestro campo quedaría totalmente afectado", lamentó. Y precisó que un relevamiento entre los damnificados arrojó 4.350 hectáreas afectadas de suelos Clase I, "de la mejor tierra que hay en Argentina".

 

En su caso, son 65 las hectáreas que saldrían de producción si se aprobara el proyecto de Vimo, que a los 1.000 metros iniciales le agrega otros 1.000 sobre los cuales habría fuertes restricciones. También impactaría en los 12 empleados de la firma, además de quienes le prestan servicios, como los 8 equipos de veterinarios que el año pasado trabajaron en diversas actividades. Y en el INTA, los 79 profesionales que se desempeñan en investigación (de una plantilla de 133 empleados) "se quedarían sin superficie para trabajar ni para usar laboratorios", dijo Felissia, ya que de las 749 hectáreas de la Estación Experimental sólo 20 quedarían operativas.

 

El desvelo de los productores comenzó en julio del año pasado, cuando la concejal manifestó sus intenciones. Hacia fin de año ingresó el proyecto en el Concejo y ahora los ediles se encuentran escuchando a técnicos y profesionales. Aún no se sabe cuándo será el turno de los productores.

 

Las razones de Vimo, médica de profesión con 10 años en el sistema público de salud rafaelino, no tendrían un anclaje en la realidad. Desde 2004 rige en Rafaela una ordenanza, dictada cuando el actual gobernador Omar Perotti era el intendente, que establece un protocolo de acción para pulverizaciones periurbanas que funciona tan bien que "en todos estos años no hay ningún acta, hay cero problema alrededor de Rafaela", afirmó el cabañero. Y leyó un pasaje del texto donde la concejal plantea, entre las motivaciones de su iniciativa, "el embellecimiento del paisaje", así como "beneficios espirituales, emocionales y psicológicos a la población".

 

Una vez más, a los productores se les presenta el gran problema de la desconexión de la clase política de la realidad que los circunda. "Es imposible que una autoridad elegida democráticamente tenga real conciencia de lo que es producir, porque cada uno viene de ámbitos diferentes", reflexionó Felissia. Y agregó: "el político que llega a gobernarnos no tiene el debido conocimiento sobre qué es lo que puede tocar, perjudicar o beneficiar".

 

Foto: El Litoral

 

Por eso reclamó que los productores sean escuchados y los dirigentes convoquen a un diálogo genuino. Porque "todos queremos la salud, vivimos en el campo y nadie se quiere intoxicar".

 

 

Para Felissia se trata de "un sinsentido" de difícil resolución para su empresa. Mudarse a los 67 años "no es muy razonable", asumió. Explicó que para el común de la gente puede ser difícil de comprender que una alfalfa puede durar 3 o 4 años, o que "no se puede poner un freno de un día para otro" a una vaca que lleva 80 años de selección. Se trata de varias generaciones de inversión las que están en juego. "En el año 54 esta cabaña importó animales de Holanda, que llegaron por barco; en el 67 cambiaron a una genética americana; en el 87 se volvió a traer otra cantidad importante de animales; permanentemente embriones y semen sexado; el año pasado trabajaron 8 equipos de veterinarios, cada uno en su especialidad; hemos clonado vacas; estamos con fertilización in vitro; fuimos pioneros en semen congelado, en transferencia de embriones", enumeró. Antes de repetir, como una letanía, que el proyecto de Vimo "no tiene sentido".

Autor:

El Litoral en


Temas:



Argentina superó los 70.000 muertos por coronavirus -  -
La provincia de Santa Fe superó la barrera de los 300.000 infectados con Covid -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz